—Algún día iré a Zenda —dije.
—Está usted loco.
Anthony Hope

Trías y el vértigo

Por lo común, las obras maestras demuestran su verdadero peso al cabo de los años. Cuando en 1958, dentro del Festival Internacional de Cine...