Inicio > Actualidad > Entrevistas > Claudio Cerdán: “No os creáis ni una sola novela nórdica”

Claudio Cerdán: “No os creáis ni una sola novela nórdica”

Claudio Cerdán

Claudio Cerdán es un escritor valiente. Al que no le importa arriesgar en cada nuevo proyecto. Pero, sobre todo, es un novelista honesto con sus lectores. Claudio no engaña, ni aprovecha las dobleces, ni siquiera cuando se pone el disfraz de otro: Arthur Gunn.

Su nuevo libro, El club de los mejores, ha nacido de su pasión por las historias norteamericanas. Y eso es algo que vives desde la primera página. Uno de sus mayores aciertos —y hay muchos en esta novela— es hacerte olvidar que Arthur es Claudio desde ese magnífico principio. Varias veces tuve que parar para certificar que no era de Lehane el estupendo thriller que tenía entre mis manos.

En El club de los mejores hay historia, personajes y ritmo. Claudio/Arthur consigue engancharnos a las vidas de Walter, Cormac y el resto de sus compañeros, desde el minuto uno. Llevándonos en volandas por una narración de tintes cinematográficos. Un libro que terminas satisfecho, con ganas de más historias de este brillante alter ego que Claudio ha creado.

La novela arranca con el reencuentro de dos hombres que compartieron infancia y hermandad en el “Club de los mejores”. Cormac llega en medio de noche a la casa de su amigo Walter para contarle que han secuestrado a su mujer y piden un millón de dólares como rescate. Walter intentará ayudar a su amigo, pero un secreto de hace muchos años volverá a sus vidas para hacerlas saltar por los aires.

Todo lo que le pido a una novela de género está aquí: me entretiene, me la creo y no tengo ganas de que se acabe. Conseguir esto es difícil, pero Claudio lo logra con la naturalidad de quien maneja una pluma sabia y certera que modela personajes cercanos y creíbles para el lector, aunque esta vez se encuentren en Minnesota.

Cerdán ha intentado un “más difícil todavía” con su nueva novela y lo ha superado con creces. Arthur Gunn promete darnos muchas alegrías en los próximos años.

Entrevista a Claudio Cerdán, autor de El club de los mejores bajo el seudónimo de Arthur Gunn

Lo primero que te viene a la cabeza cuando terminas El club de los mejores es que has leído una novela que tiene que ser llevada a la gran pantalla. Por ritmo, personajes, trama. ¿Cuáles han sido tus influencias cinematográficas a la hora de escribir este libro?

He visto cine desde que tengo uso de razón. No tenía ninguna referencia clara en mente, salvo por la ambientación, que tenía que ser lo más americana posible. Si algún día alguien se interesa para adaptarla a guión, bienvenido sea.

Es una novela que también rezuma inspiración de la mejor novela negra contemporánea: Connelly, Flynn, Vargas… pero, sobre todo, Lehane. En la solapa de tu libro se hace una mención a Mystic River. ¿En qué libros y autores te has inspirado para crear estar historia?

He leído tanto que me cuesta saber de dónde vienen las influencias. Mystic River y El cuerpo de King eran dos de las obras que tenía en mente, además de 20th Century Boys de Naoki Urasawa.

"En España se hace muy buen género negro, aunque a veces no está tan expuesto como lo que nos llega de fuera."

Al final del libro, explicas el porqué de escribir con el pseudónimo de Arthur Gunn. Dices que es una historia que tiene muy poco de ti, pero que te encantaría leer. Sin embargo, da la impresión que puede ser tu libro más autobiográfico y que el llevar la acción a Norteamérica te sirve para alejarte de tu mundo personal.

No digo exactamente eso, sino que mis novelas anteriores tenían poco de mí, pero esta era muy personal. La idea de alejarme con el seudónimo y con la ambientación americana era para alejarme, un vano intento de esconderme y no mostrarme desnudo ante el lector.

Vives en Suecia. Allí se ha vivido todo un boom de la novela negra. Curiosamente, de libros ambientados en una sociedad que desde fuera parece particularmente anodina, ¿por qué cuesta tanto que la novela negra escrita en España tenga el prestigio que tiene la escandinava?

Hay más asesinos en serie en la ficción sueca que en la realidad. No os creáis ni una sola novela nórdica. En España se hace muy buen género negro, aunque a veces no está tan expuesto como lo que nos llega de fuera. Por suerte nos estamos quitando muchos prejuicios.

Ya hemos tenido autores españoles que han conseguido triunfar con novelas de ambientación norteamericana, ¿es posible lograrlo con tramas y personajes de la sociedad española? ¿Puede haber bestsellers con protagonistas de Murcia?

Mis novelas negras anteriores están ambientadas en Alicante y ganaron varios premios, así que sí, se puede escribir muy buena novela negra española. Pienso en Gellida o en Dolores Redondo, que han roto moldes con sus obras.

¿Cómo ves el presente de la novela negra escrita en nuestro país? Y a nivel mundial, ¿existe realmente una época dorada  de este género o hay mucho humo y pocas ventas en comparación con el resto?

Lo bueno de la novela negra es que en ella cabe de todo, desde novela enigma con intriga psicológica al thriller de acción más sangriento. El problema es que a veces tratan de darnos gato por liebre vendiendo libros como género negro solo porque en la página 320 muere alguien. Es una pena, porque esas novelas no terminarán de encontrar su público.

Por otro lado, que gente del calibre de Ellroy o Connelly no encuentre estabilidad editorial en España dice muy poco de nuestra sociedad como lectores.

Volviendo a tu novela, la infancia y sus consecuencias en nuestra vida futura es quizás el gran tema del libro. También, su gran lección es que ese determinismo puede ser solventando con decisión y coraje. Tu gran acierto es conseguir una historia redonda, con una temática como esa, sin caer en moralismos.  ¿Cómo has conseguido lograrlo?

Es el público el que tiene que sacar sus propias conclusiones cuando termina el libro. Como autor odio las moralinas, así que no juzgo a los personajes. Todos deben ser humanos, con sus miserias y bondades, aciertos y errores. Incluso el malo cree estar haciendo lo correcto. De otra forma se pierde la verosimilitud.

"Tengo más ideas para Arthur Gunn y espero que regrese pronto a las estanterías."

Después de leer la última página de El club de los mejores me quedé un buen rato mirando la portada. No tenía claro si era Walter o Tony. Puede que incluso fuese Cormac. La inocencia de esa mirada puede identificarse con cualquiera de los tres personajes, que a partir de un hecho trágico toman caminos diferentes en la vida. ¿Realmente es tan frágil la línea que separa a un héroe de un villano, a una víctima de un agresor?

A la edad de ocho años todos podemos convertirnos en lo que queramos, desde escritores a villanos de la función. Una decisión errónea o simplemente la mala suerte pueden convertir al más cándido niño en el adulto más terrible. Cuando he ido a presentar mis libros a la cárcel me he encontrado con gente que no había tenido otra posibilidad en su vida que delinquir por el simple hecho del lugar donde nació y la familia que le tocó.

el-club-de-los-mejores-_tb3

La venganza acaba siendo el gran leitmotiv de El club de los mejores. Ahí le das un toque muy norteamericano a tu novela. Ese es uno de los signos distintivos del cine negro, también de la novela negra y de los cómics —muy presentes en la novela— hechos en ese país. Es complicado no acabar cayendo en el sensacionalismo y la moralina, pero tu novela navega con elegancia entre esas aguas turbulentas. ¿Cómo has trabajado el texto para lograrlo?

El malo de esta historia cree tener la razón de su parte y por eso actúa como lo hace. Como decía antes, debe ser el lector el que saque sus conclusiones. Puede que alguien se sienta más reconocido en el villano que en el héroe cuando llegue a las páginas finales. Es una de las posibilidades que dejo abiertas.

Esta ha sido tu primera incursión como Arthur Gunn. A tenor del estupendo resultado, solo queda que nos confirmes cuándo y cómo volveremos a disfrutar con la próxima entrega de este alter negro que has creado.

Tengo más ideas para Arthur Gunn y espero que regrese pronto a las estanterías. Me gustaría escribir una especie de trilogía. En este libro hablo de la infancia, así que aún me queda la adolescencia y la edad madura. Mientras tanto, toca disfrutar de El club de los mejores.

______

Autor: Arthur Gunn. Título: El club de los mejores. Editorial: Ediciones B. Edición: Papel y kindle

Accede al foro de Zenda