Inicio > Blogs > La orquesta del Titanic > Juan Torca, a hostias con la vida
Juan Torca, a hostias con la vida

Hay personajes que son parte de una novela y novelas que son parte de un personaje. Con Juan Torca nos pasa lo segundo. Las Cuatro Torres lo puso en el mapa de la novela negra escrita en España, en La sirena de Gibraltar (segundo libro publicado por Leandro Pérez en Planeta, que llega a las librerías esta semana) Torca se ha adueñado del territorio.

Las dos frases de la faja del libro definen perfectamente la historia que Leandro nos va a contar —un certero puñetazo en la tripa seco y preciso como dice Juan Gómez-Jurado— y a quién nos vamos a encontrar en ella —un personaje solo, Juan Torca, a quien no podremos dejar de acompañar durante todo su camino, como escribe Lorenzo Silva—.

El maestro Silva le deja claro al lector con esas dos líneas quién es Torca: un outsider con el que empatizamos desde la primera página, a veces con admiración, otras con miedo, pero siempre con respeto. Un personaje que sin ser un detective encarna a la perfección ese rol. Un protagonista que viste con elegancia y sin rubor el traje del investigador  que no se casa con nadie y se guía solo por su propio código de honor.

la-sirena-faja

Juan Torca es un lobo solitario con mucha mierda dentro. La rabia —su gasolina— es el sentimiento que le hace avanzar, a fuerza de golpes —los que da y también los que recibe, que en esta segunda entrega son bastantes—, por las páginas esculpidas con precisión y sabiduría por Leandro Pérez. Torca encaja la adversidad con honor y entereza. Sabe que una bala a media noche es parte de “el juego”. Ya le tocará luego a él empuñar el arma.

Juan Torca va a hostias con la vida, con la suya y la de los que le rodean —su familia, las amantes que intentan serlo y no pueden porque no les deja, los compadres—; con la de cualquiera que se cruce en su camino, en su búsqueda de la verdad.

Como Torca soy de Burgos. Yo no luché en guerras ajenas ni me perdí en el Mar de Aral, pero como a él me gusta ir a correr por Fuentes Blancas. Los domingos, siempre hago el mismo recorrido: salgo por La Quinta y llego hasta el Club de Tenis pasando antes por la Cartuja. Cuando subo esa empinada cuesta, a medio camino, me gusta mirar hacia atrás para ver todo lo que ya he corrido y animarme a continuar. Más de una vez y de dos, he visto a un hombre atlético con sudadera de capucha al principio de la subida. Asustado, he acelerado el paso. Soy demasiado cobarde como para querer conocer a Juan Torca en persona.

 

————

Si tú eres más valiente que el que suscribe estas líneas, puedes acercarte mañana, jueves, 12 de enero, a partir de las 20 horas al Hotel Palacio de los Blasones de Burgos, donde Leandro Pérez presentará la novela conversando con Óscar Esquivias. Se comenta que es posible que Juan Torca se dé un garbeo por allí.

 

Accede al foro de Zenda