Inicio > Poesía > 15 aforismos de Manuel Neila
15 aforismos de Manuel Neila

Manuel Neila es un poeta, ensayista, aforista y traductor nacido en Hervás, Cáceres, en 1950. Colabora habitualmente en revistas literarias como Clarín, Turia, Cuadernos Hispanoamericanos, Claves y Quimera. Entre sus publicaciones más recientes destacan el volumen de ensayos Las palabras y los días (2000) y la edición bilingüe de Cantos de frontera (2003), cuya versión francesa corrió a cargo de Michelle Serre. Reunió sus colecciones de poesía en el volumen Huésped de la vida (2005) y ha publicado El camino original [Antología poética, 1980-2012] (2014). Su predilección por las formas breves se ha materializado en los volúmenes El silencio roto, Pensamientos de intemperie y Pensamientos desmandados, que se acogen al título genérico de El pensamiento errante. En la actualidad, dirige la colección de aforismos «A la mínima» para la editorial Renacimiento. Ha traducido a Gérard de Nerval, Charles Baudelaire, Philippe Jaccottet, Haroldo de Campos y Àlex Susanna entre otros.

En materia de sentimientos, todos somos autodidactas.

***

La muerte es, más que cruel, insidiosa y devastadora; pues mata, en cada uno de nosotros, al resto del mundo.

***

Tres cuartas partes de la humanidad son totalmente libres: demasiado pobres para endeudarlas y demasiado numerosas para encerrarlas.

***

Ateísmo: religión de los descreídos.

***

Todos tus conflictos proceden de tu naturaleza desdoblada: eres mundo y, al mismo tiempo, conciencia del mundo.

***

La intimidad es el escenario personal donde los instintos y las pasiones luchan a vida o muerte.

***

Lo contrario de los lugares comunes no son las ideas ingeniosas, sino las verdades que nadie quiere oír.

***

Hay algunos libros de hoja perenne… y muchos, muchos libros de hoja caduca.

***

La única eternidad que nos está permitido alcanzar es la del instante.

***

La verdadera poesía es un don; corresponde al poeta el oficio de expresarla y la dignidad de merecerla.

***

Aforismo de carácter natural: el copo de nieve que provoca finalmente una avalancha.

***

Lo inesperado sucede a cada instante. Pero nosotros rara vez estamos allí para comprobarlo.

***

Las estrellas no precisan de los hombres para existir, pero sin los hombres no serían estrellas.

***

Mediante la escritura literaria, interiorizamos el rumor del mundo y, al mismo tiempo, exteriorizamos el humor del alma.

***

Frente a lo sagrado que esclaviza, la poesía restituye lo sagrado que libera: el murmullo incesante de la materia, la melodía sucesiva de la vida, la alegría infundada de existir.

4.7/5 (23 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)