Inicio > Firmas > La embajada de Redonda

La embajada de Redonda

La penumbra de Dean Martin

Dean Martin en ‘Río Bravo’ Javier Marías recuerda en este artículo, publicado en 1997, la voz extraordinaria y las interpretaciones memorables de Dean Martin....

El pequeño Mr. Welles

Siempre simpático, siempre embustero y casi siempre encantador, el pequeño Orson Welles en nuestro tiempo —según explica Javier Marías en este artículo de 1999,...

Un puñado de héroes

«Atraco a las tres», de José María Forqué. Al fondo Lola Gaos; de izquierda a derecha: Agustín González, Manuel Alexandre, José Luis López Vázquez,...

El siglo de Ford

John Ford es un Shakespeare del cine, aunque al mejor director de la historia le vilipendiaron durante muchos años, sostiene Javier Marías en este...

Mispíquel o leberquisa

Ensayo de Javier Marías sobre Juan Benet publicado en el libro Literatura y fantasma (Alfaguara, 2001; DeBolsillo, 2009). _______ Antes de nada quisiera darle las gracias...

Divertidos como viejos

La cantante Pauline Viardot, también conocida como «La Gar­cía», que fue amante poco complaciente de Ivan Turgueniev durante mucho tiempo (al novelista ruso le...

Las patas del perro

Una de las más empecinadas manías de los críticos españoles actuales invita a pensar que se han educado en la lectura de novelas policiacas,...

Época prosaica

De nada sirven los argumentos poéticos para defender la cultura. Es triste, pero hay que adoptar una postura mercantilista.

Atribulados

Hay una peste que comparten todas las tiranías. Es la que emiten la intolerancia, el odio a la crítica y el deseo de aniquilar...

De quién fiarse

Algo extraño ha ocurrido en los últimos tiempos: la sociedad literaria se ha convertido en un ‘kindergarten’. Ya casi nadie juzgamos a nadie.

Obras y alardes

Si se me anuncia un clásico, Shakespeare de nuevo, confío en que el montaje no lo tome como mero pretexto para lucimientos diversos.

¡Oigan!

¿Oír o escuchar? ¿Qué ha sucedido para que en el español de hoy todo se “escuche”, hasta las cosas más grotescas y menos escuchables?