Inicio > Blogs > Diario de un mal nadador

Diario de un mal nadador

Paisaje sin latido

(Para Rafael Sánchez Ferlosio) No aprecio el caparazón que sin duda protege la larga y oblicua ladera acariciada por mis ojos; antes semejaba una...

Nadar en la nada

(Para Santos Sanz Villanueva) Apenas llega hasta esta pequeña habitación alguna de las notas que Maria Joao Pires interpreta de Mozart para mí. El...

La primera nieve

He cambiado la mirada para celebrar la llegada del frío. Estoy entregado al silencio del otoño, a la calma con que los helechos transforman...

La niña cojita

(Para Camila) La niña que es cojita no quiere ser cojita, la niña que es cojita se mira en la amplia luna del armario...

Palabras al sol

Escribo mientras ando, o nado, y luego dejo que las palabras se sequen en la memoria como una sábana tendida sobre al hierba al...

En suspensión

No soy yo desde ayer si es que ayer fue ayer. Cuándo caeré cascada abajo, cuándo me lastimaré contra una roca, un árbol ambulante...

Caballo de agua

Ayamonte, 4 de enero. Ya 2017 Querido Javier: A medida que la luz iba configurando formas, colores y las primeras sombras se podía apreciar...

Insomnio

No sé si no duermo por el dolor que nace en el hombro, a veces baja por el brazo y no se detiene hasta...

El abrigo de Mario

Tenemos diferente hechura así que no ha de quedarme como un guante. Eres más ancho que estrecho y más bajo que alto, pero ahora...

1.789

Emily Dickinson a la sombra de la película de Terence Davies “Historia de una pasión”

Silencio

Se escribe y se lee en silencio. Se nada en silencio. Lo mismo que se anda por la montaña, aunque estemos acompañados. Incluso si...