Inicio > Poesía > 20 aforismos de Merlina Acevedo
20 aforismos de Merlina Acevedo

Hilda Acevedo (Merlina) es una ajedrecista, pintora, música, poeta, aforista y fotógrafa nacida en Ciudad de México en 1970. Como ajedrecista representó a México en 3 olimpiadas y en el primer campeonato mundial de deportes mentales en Beijing en 2008. Ha participado en numerosas exposiciones individuales y colectivas en México y en Nueva York, Miami, Boston, Munich (Alemania), Bucarest (Rumanía) y Sofia (Bulgaria). Estudió en la SMFA (School of the Museum of Fine Arts en Boston), con Luis Nishizawa en la ENAP y en varios talleres en la ciudad de México. Fue invitada por el ministerio de cultura de Bulgaria para hacer una residencia en 2 ocasiones en el palacio de Balchik (Bulgaria) y en 2009 para una residencia en Bucarest, Rumanía. Estudió composición en la ENM de la UNAM y sacó varios discos con LLT, como compositora y cantante. Empezó a escribir en Twitter en el 2010, dónde descubrió los palíndromos y aforismos. Ha publicado dos libros de aforismos y palíndromos: Relojes de arena (Presentado en la FIL de Guadalajara en 2013) y Apholíndromos (2016). En 2015 lanzó el sencillo Corazón y el disco completo homónimo con su grupo LLT. En 2017 trabajó en la película Soren haciendo la foto fija en Bolivia con el director Juan Carlos Valdivia.

***

El reloj es un molino de tiempo.

***

Creemos estar rotos, hechos de pedazos, pero somos el pegamento. Somos lo que hacemos para unir partes que nunca fueron nuestras.

***

La soledad tiene su propio sol.

***

Las cartas de amor deberían estar dirigidas a quien corresponda.

***

Los solitarios somos casas encantadas y desencantadas.

***

Los políticos no son de izquierda o de derecha, son del lado de la mano que les da de comer.

***

Hay dos tipos de políticos: los que tienen conflicto de intereses y los que tienen intereses en el conflicto.

***

La eternidad existe porque no sabe cómo matar el tiempo.

***

Extrañar es convertirse en lo que nos falta.

***

El olvido es un espejo al que dejamos de asomarnos.

***

Nunca falta el inconsciente que nos recuerda lo que habíamos olvidado.

***

Los solitarios nos automedicamos tomando distancia.

***

Sintió que tenía madera de poeta: era una espina.

***

El hubiera es el recuerdo de lo que no fuimos.

***

Cuando pedimos explicaciones, lo que queremos son mentiras.

***

La lluvia es la onomatopeya del silencio.

***

El arte es la forma de nuestros huecos.

***

Cubro todas mis necesidades para no verlas.

***

La felicidad es una herida que nunca cierra.

***

No hablo sola, me dirijo la palabra.

4.5/5 (86 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Bixen
8 meses hace

Si es una broma decir chiste inteligente, estos poemas son poesía sentimental, como mandan los cánones, para quien no entienda.