Inicio > Poesía > 20 aforismos de Merlina Acevedo
20 aforismos de Merlina Acevedo

Hilda Acevedo (Merlina) es una ajedrecista, pintora, música, poeta, aforista y fotógrafa nacida en Ciudad de México en 1970. Como ajedrecista representó a México en 3 olimpiadas y en el primer campeonato mundial de deportes mentales en Beijing en 2008. Ha participado en numerosas exposiciones individuales y colectivas en México y en Nueva York, Miami, Boston, Munich (Alemania), Bucarest (Rumanía) y Sofia (Bulgaria). Estudió en la SMFA (School of the Museum of Fine Arts en Boston), con Luis Nishizawa en la ENAP y en varios talleres en la ciudad de México. Fue invitada por el ministerio de cultura de Bulgaria para hacer una residencia en 2 ocasiones en el palacio de Balchik (Bulgaria) y en 2009 para una residencia en Bucarest, Rumanía. Estudió composición en la ENM de la UNAM y sacó varios discos con LLT, como compositora y cantante. Empezó a escribir en Twitter en el 2010, dónde descubrió los palíndromos y aforismos. Ha publicado dos libros de aforismos y palíndromos: Relojes de arena (Presentado en la FIL de Guadalajara en 2013) y Apholíndromos (2016). En 2015 lanzó el sencillo Corazón y el disco completo homónimo con su grupo LLT. En 2017 trabajó en la película Soren haciendo la foto fija en Bolivia con el director Juan Carlos Valdivia.

***

El reloj es un molino de tiempo.

***

Creemos estar rotos, hechos de pedazos, pero somos el pegamento. Somos lo que hacemos para unir partes que nunca fueron nuestras.

***

La soledad tiene su propio sol.

***

Las cartas de amor deberían estar dirigidas a quien corresponda.

***

Los solitarios somos casas encantadas y desencantadas.

***

Los políticos no son de izquierda o de derecha, son del lado de la mano que les da de comer.

***

Hay dos tipos de políticos: los que tienen conflicto de intereses y los que tienen intereses en el conflicto.

***

La eternidad existe porque no sabe cómo matar el tiempo.

***

Extrañar es convertirse en lo que nos falta.

***

El olvido es un espejo al que dejamos de asomarnos.

***

Nunca falta el inconsciente que nos recuerda lo que habíamos olvidado.

***

Los solitarios nos automedicamos tomando distancia.

***

Sintió que tenía madera de poeta: era una espina.

***

El hubiera es el recuerdo de lo que no fuimos.

***

Cuando pedimos explicaciones, lo que queremos son mentiras.

***

La lluvia es la onomatopeya del silencio.

***

El arte es la forma de nuestros huecos.

***

Cubro todas mis necesidades para no verlas.

***

La felicidad es una herida que nunca cierra.

***

No hablo sola, me dirijo la palabra.

4.4/5 (81 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Bixen
19 ddís hace

Si es una broma decir chiste inteligente, estos poemas son poesía sentimental, como mandan los cánones, para quien no entienda.