Inicio > Poesía > 3 poemas de Corazonada, de Berta García Faet

3 poemas de Corazonada, de Berta García Faet

3 poemas de Corazonada, de Berta García Faet

Una de las poetas más luminosas de la literatura española contemporánea, Berta García Faet, se pregunta en este nuevo poemario por el amor y el lenguaje. Pero su ambición va mucho más allá. Porque, en este libro, una muchacha tiene una corazonada: la de llegar hasta el enamoramiento a lomos de un cómic, de un cuadro o incluso de una lengua prehistórica. Si no todo esto no se entiende, ninguna respuesta mejor que abrir Corazonada y leer alguna de sus piezas.

En Zenda ofrecemos tres poemas de Corazonada, de Berta García Faet (La Bella Varsovia).

***

RETRATO DE NIÑO MALO SOBRE FONDO SILVESTRE

I.

Regabas tomateras
y te picaban las piernas
y cavabas orificios para quemar insectos.

Rumias, en cuclillas: me van a castigar
cuando me pillen.

Pero yo te quiero más así: insensible y cruel,
lento,
callado;

ahora eres espiga y crees en las lesiones
de los peces impúdicos, eres
ecológico,

y el recuerdo de quien fuiste cruza por la nada,
hasta explotar orejas y patitas: un mechero
es el arma de este niño bondadoso
que eres tú.

Ignoras
o ignorabas
qué es un acto virtuoso.

Eres bello. Eres lo más bello.

II .

Cuando eras un niño bondadoso y casi
ciego,
matabas bichos.

No quiero hacer apología de la muerte
de inocentes coleópteros
casi ciegos y rotos;
un crimen es un crimen, aunque el más terrible crimen
sea el músculo,
ese llanto.

Si yo te justifico
es porque me conviene:

sería doloroso para mí
no reflejarme; sería doloroso para mí
que tú estuvieras
al margen del mundo y su inconsciencia.

Por eso te prefiero insensible y cruel,
lento,
callado;
arbitrario pirómano de 4º de Primaria:

no saber nada, no sentir nada, la vida es eso cuando no hay
poemas, y el cerebro es aún un corazón
rudimentario:

así eres por fin creíble y verosímil
y te amo claramente ex-asesino,

porque te pareces a mí
a los nueve años,
insultando a una niña

gorda idiota tonta mala

riéndome.

***

CHARLA CON ADAM ZAGAJEWSKI QUE CHARLA CON FRIEDRICH NIETZSCHE EN LA TERRAZA DEL SANATORIO

Mi más querido Adam Zagajewski:
estás en la terraza que ya comienza a helarse,
amigablemente charlas con un bigote húngaro
sobre la Ley de las Consecuencias Imprevistas
de la Siempre Embarazosa Acción Humana y Europea
que enunció Robert Merton;
mencionas a Anna Frank
y toses.

Mientras, estás en la Residencia de Estudiantes;
yo, embobada y fértil en la primera fila,
tomo nota de cómo escribir néctar y polen
sin renunciar al sentido de lo trágico:
lo alegre y lo insoluble y el amor sin ortodoxia
y algo más bello aún: lo bello inútil.

Tú no lo sabes —porque transitas,
porque trasladas
poemas
en rutas, sedas—,
pero mi cólico nefrítico se está fraguando in situ;
mi emoción
en castellano viejo
cuando dices Infancia, sangre, días festivos
en polaco,
hay que verla…

¿Qué son las palabras? Di, ¿por qué preguntas?
¿Qué quieres que responda?
¿Esperas un Pantone
de colores pastel, o un eufemismo?

Y ahora estás firmando autógrafos en la tarima;
yo, intestinal, te digo I love your poetry.
He leído mil páginas tuyas y digo
I love your poetry.
Los rasgos fenotípicos de ser un ser feliz y fácil
sin simplificar demasiado
me recuerdan a los monjes y a mi novio.
Tengo envidia.

En la terraza habéis dispuesto dos sillas frente a frente;
Friedrich y tú, helenizando el mundo.
Os veo desde fuera, desde el borde del conjunto:
le planteas ahí la hipótesis
serena, dignificante
de que muera
Dios
por mano propia,
y él se ríe;
yo pienso en la frase aterradora de un sociólogo:
los vínculos son flujos: hoy, los vínculos son flujos.
¿Alguien nos quiere? Di, ¿alguien nos quiere?
Pero tu mano no es un flujo, firmas y me dices
This is very moving for me,
Berta.

Pero, di, Adam, ¿qué son las palabras?
¿Por qué lo quieres saber?
A pesar de la comunidad literaria y a pesar
de la comunidad de los amantes,
mi más querido y respetado Adam Zagajewski, has de admitir
la soledad.

Tú la contemplas.

Por eso, aspiro a no fingir y sí a describir calles rurales
con colores primarios sin negar el horror,
y a rascarme
el permafrost de la caja torácica,
y a guardar
en una vitrina infalible
los breves instantes de enlace:

amor,
párrafos
y medicamenta verborum.

Estamos los tres aquí reunidos y me siento muy bien.

I love your poetry.
This is very moving for me.
Good luck.

***

gatito vámonos pa’el siglo trece
pa’que mi bokella rece

pa’que se despierte
el brazo del santito y me peine

los cabellos pa’bajarme
de los cerros de mis penas
y me vengue

gatito vámonos pa’el siglo trece
pa’que mi bokella rece

pa’que su diente le pida a la virgencita
de las ratoncelas
un salto de gata
una torre pa’tirarme
los cabellos pa’bajarme
y por ellos deslizarme
como niebla
y relente

gatito vámonos pa’el siglo trece
trece maravedíes
trece gatitos
trece preguntas pa’que mi bokella rece
y por la girola veo que se mece
el deambuleo
de mi ronroneo
y veó que mi bokella crece

pa’que se despierte
una fe y su crisis y me peine

pa’que se despierte
una fe y su crisis y me lleve

de la mano
aún sangrando del santito y me peine

los cabellos pa’bajarme
los cabellos pa’bajarme
no sé adónde
y me vengue

gatito vámonos pa’el siglo trece
pa’que mi bokella rece un blús

pa’que se despierte el tú
de la sangre de mi hambre y me peine

un salto de gata
una ratoncela pa’mi alma
una torre pa’tirar por áhi mis cabelluelos
y bajarme y deslizarme en los colores déllos
blús
como niebla y relente y que me vengue
ya sin aire
no sé adónde
quién o qué no lo sé p’ro que me vengue

el blús sabrá

dios proveerá

niebla o quizás

el blús sabrá

dios volverá

pa’que mi bokella rece
su rocío de una noche
y que undíaunsiglohoy me encuentre

dios volverá
pa’que mi bokella rece

—————————————

Autora: Berta García Faet. Título: Corazonada. Editorial: La Bella Varsovia. Venta: Todostuslibros, Amazon, Fnac y Casa del Libro.

BIO

Berta García Faet nació en Valencia en 1988. Es autora del ensayo El arte de encender las palabras (Barlin, 2023) y de los libros de poesía, todos ellos publicados en La Bella Varsovia, Corazonada (2023), Una pequeña personalidad linda (2021), Los salmos fosforitos (2017; Premio Nacional de Poesía Joven “Miguel Hernández” 2018), La edad de merecer (2015), y otros cuatro poemarios, reunidos en Corazón tradicionalista. Poesía 2008-2011 (2017). Es doctora en Estudios Hispánicos por la Universidad de Brown.

3.5/5 (71 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

2 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Jose jimenez muñoz
Jose jimenez muñoz
3 meses hace

Casi todos los poetas contemporaneos son, segun los criticos, excelentes. Y todos tienen varios titulos universitarios y acumulan muchisimos premios literarios. Sin embargo lo que escriben son ripios. Todavia no he leido a ninguno que se iguale a lorca, machado o larrea. Podria mencionar veinte poetas mas del siglo xx, pero, para que? Tienen que leer a los poetas, estudiar la poesia, y ser poetas. Eso es lo mas dificil. Me decepcionan. Me llamo jose jimenez muñoz. No tengo miedo de dar mi opinion. Es mas, yo soy un desafio. Mis libros de poesia estan publicados en amazon.

Alvaro Fierro Clavero

Espantoso: los suplementos y los críticos estáis creando una burbuja poética en la que no hay nada legible. Lo de esta chica es sencillamente espantoso.