Inicio > Poesía > 5 poemas de Luis Chaves
5 poemas de Luis Chaves

Luis Chaves es un poeta de Costa Rica, considerado una de las figuras clave de la poesía contemporánea de su país. Escribe también narrativa y artículos. Su obra ha sido traducida al alemán, francés, inglés y esloveno. Recibió el Premio Nacional de Poesía de Costa Rica en 2012. Ha publicado Historias Polaroid (2001), Chan Marshall (III Premio de Poesía Fray Luis de León, Visor, 2005), Asfalto: Un Road Poem (2006), donde el autor experimenta con los poemas en prosa y Monumentos Ecuestres (2011). Sus dos libros más recientes son la novela Salvapantallas y Falso Documental: Poesía Completa 1997-2016, ambos publicados en Seix Barral.

LOS OTROS

San José no fue más
que luces a la distancia:
una constelación administrativa
que de noche disimula el subdesarrollo.

El resto, latas vacías de una cerveza
que despreciaron por tibia;
la bombilla insuficiente
de un carro con puertas abiertas;
el sentimiento que, devaluado,
llamamos afecto.

EL WOK

Tibios en el wok
los restos de la cena.
Comimos sin cruzar palabra
acompañados por el disco
que sigue sonando.

La mente en blanco
desde hace siete meses
concluye lo que puede:
una canción dice cosas
que en un poema sonarían mal.

LA BASE DE LA SOCIEDAD

Daría lo mismo
que no hubiera nada en el refrigerador,
las cuatro o cinco cosas que lo ocupan
son incompatibles.
Mostaza, leche pasada,
tupper-ware vacío, película 135 mm.
Si su madre supiera
lo mal que se alimenta
sería lo de menos,
peor si supiera lo demás.

El sabor a gripe
que baja por la garganta
anuncia otra semana
de té, drogas legales y televisión.
Días en que, si no fuera
una frase tan cursi,
diría «no se dónde
ni cuándo empezó la tristeza».

Su madre sabe lo mal que come
y lo demás también,
pero lo ve sin mirarlo,
mirando detrás de él,
hacia el pasado,
cuando abría su refrigerador
y de cada tupper sacaba
un bocado de familia funcional.

G.W. EN LA ESQUINA DEL PALACE

Visto desde la ventana de un autobús en movimiento,
es el adulto en que los universitarios temen convertirse.

LOS OTROS

La película terminó mal.
En el cuarto a oscuras
hasta los créditos
irradian un sentimiento
de equivocación.

No es fácil
reunir a cuatro extraños
y, en pocos días,
hacerlos actuar
como una familia.

Nosotros, en el intento,
llevamos toda la vida.

4/5 (17 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)