Inicio > Poesía > 5 poemas de Neorromaticismo, de Juan Andrés García Román

5 poemas de Neorromaticismo, de Juan Andrés García Román

5 poemas de Neorromaticismo, de Juan Andrés García Román

Juan Andrés García Román escribe una poesía tildada por unos de fantástica y considerada por otros de “lo asombroso”. Pero, sea cual sea el calificativo apropiado, lo cierto es que su último libro, Neorromanticismo, merece realmente las alabanzas que aparecen en la contraportada: “La obra de Juan Andrés García Román recuerda a la del poeta piadoso, el poeta que arrepentido de su mundo da en un mundo nuevo, un mundo puro y candoroso y bello”. El poemario, además, cuenta con un epílogo de Rosa Berbel.

En Zenda reproducimos cinco poemas de Neorromanticismo, de Juan Andrés García Román (Ultramarinos).

***

TIERRA

para Rosa Berbel

I

Gira en un torno de alfarero
y las mañanas se persiguen hasta
la noche de la Noche
en el oriente de Oriente
Amasada sobre una superficie
en rotación la esfera
es aleación del tiempo y el espacio
En los textos antiguos
se la llama jardín El movimiento
asegura que lo que es
se regala ¡Libre
quien lo reciba! Libre en la tierra
Libres para siempre en la Tierra
Así repetido no por rimarlo
sino porque es cierto
cada vez
de la misma manera
Van de la mano
–mirad– todas las tribus
se ve desde el espacio

II

Las especias se aparecen
por los caminos
dan sustos al peregrino
y desaparecen viajan
a su valor pasan junto a un río
Por el río va una careta
sonriente mira al cielo
hasta que se atasca
en un remolino
da dos vueltas y sigue
Las especias
atraviesan un túnel
cambian de dimensiones
manchan de curry
la nevada cumbre
El mesías empuja a sus apóstoles
hasta que el duodécimo
echa al caer sus manos
sobre una copa
Un fular una sola pieza
de seda se contonea
desde China a Londres
saca brillo al planeta
como a una lámpara de plata

III

Cada pirámide es
la punta de una estrella
Todas las culturas
del globo erigieron
sus pirámides La tierra
es una estrella

hecha de barro y
apagada en el mar
Es fea pero hermosa
el color amarillo
sumergido en azul
se pone verde

más pálido en los polos
y en el centro oceánico
con monos luego gente
en las orillas Bailan
y cantan para que
gire la tierra o
porque sí

***

AMORFÚ

Vous me faittes morir d’envie
de baiser vostre belle bouche

Loyset Compère

¿Miel de avispas
me das?
¡Si yo te quiero!
Si tengo las entrañas
como coral del fin

del mundo
por ti ¿No me lo crees?
Pues que me parta
en noche de tormento
un rayo y a través
la veas fotografiada
la soldada interior
rehén que tu guardia
hace dentro de mí

Mira no come ni bebe
las cuencas de los ojos
las tiene dilatadas
de que te vio venir
y su boca de hueso
no consigue ocultar
una sonrisa franca

Beata triste
se le abre entre los dientes
la lengua o flor de aquel
bulbo enjaulado
en un costillar carne
lila que late y late
las palabras siguientes:

Ah de nuestros castillos
que encajados
almena con almena
serían cremallera
abriéndose
a mucho azul
y vida buena mas

si a otro ya elegiste
por más fuerte y seguro y si
por eso en el espejo
te ves de estos mis sesos
vuelta toda robo
con dïamantes

¡miel de avispas
y leche de gallina!

II

Nadi puede ser dichoso

Garcilaso

Un ciego prende una vela
Soy yo y en la ceguera
veo más ciegos
que a mi llama se acercan

Son el que te ha perdido
de vista el que no miras
el que jamás te ha visto
y el que ya te ha mirado

Un ciego ve a otros ciegos
como a puertas
de una torre
ensimismada ¿Estamos?
Despegue ya la torre
afuera del amo
rumbo a muchachas
libres colectoras
de las flores sin género
en un valle
que nunca se termina
con sus mandilones
verdes en el viento
de nuestros caballos

***

para Ana Gallego Cuiñas

al desenrollar y desenrollar un tapiz en las obras de reacondicionamiento de un palacio se descubre impresionada en mitad de él una gran veladura de luz como carrete quemado que se remonta a la claridad del día más hermoso de la Tierra en concreto el 25 de abril de 1661 fecha en la que la Historia goteó en el ámbar el planeta flotó en el centro del cielo para medro de aves carne de reptil en flor y sobre un mar sin más contaminación que el sonido de las campanas en los puertos cruzaba el galeón del rey sí cuando el rey era el rey pero todo era libre

***

¿Qué es más grande
que mi vida di más grande
que mi vida? ¿mi amor?
Tiene más pena ¿Que tiene
más pena? ¡Que le sale
completa la corona
de rayos a mi vida de mi amor
porque tiene más pena!

***

AVENTURA MELANCÓLICA

habitación de hostal

Me despierto
en la noche
y no tengo libido
sueño
ni apetito
Soy puro
viaje astral
proyecto
una sombra de caco
sobre mis
adminículos
diurnos gafas ropa
que ardería
al contacto
con el «hombre
original»
su aparición
en el armarillo
del baño
drusa avistada
por minero galáctico
Tengo un corazón
¿lo uso
como objeto
mágico?
¿parto con él
el vidrio
del extintor?
Dentro
no hay extintor
arde una vela
desde el 15 000
a. C. ¡Puaj!
¿Y esto?
Es un ciempiés
con patas
como fichas
de dominó incendiadas
¡Puajjj!
Muerdo la vela
y a su luz de pirámide
me arrastro
entre las mantas
pero un golpe de aire
me la apaga
y el siguiente
me ciega o me
recuerda
que lo estaba
porque ya es todo feo
lo que veo
huelo sepo caigo
en mí como una
fuente incolora
inodora
El agua fósil
de los cinco sentidos
cortados con
hachete
riega la flor
más exótica
el deseo
de nunca haber nacido
Trago el sorbo
y la pastilla
color humano
Escucho gotear
un grifo
¡Por ti voy
con mi cama
vagón de mina
en la corriente
que a fe se acelera!
¿Oís la catarata?
Hace mil noches
que he dejado
de remar

—————————————

Autor: Juan Andrés García Román. TítuloNeorromanticismoEditorial: Ultramarinos. Venta: Todostuslibros.

BIO

Juan Andrés García Román (Granada, 1979) es autor, entre otros, de los poemarios El fósforo astillado (DVD Ediciones, 2008), La adoración (DVD Ediciones, 2011), Fruta para el pajarillo de la superstición (Pre-Textos, 2016) y Poesía fantástica. Resumen primero (20072019), que reúne buena parte de su obra en edición de Erika Martínez y Juan Carlos Reche (Pre-Textos, 2020).

Su poesía ha sido traducida al inglés, italiano y alemán y antologada en muestras de la poesía española reciente como Centros de gravedad. Poesía española en el siglo XXI (Pre-Textos, 2018, ed. de José Andújar Almansa) o La cuarta persona del plural (Vaso Roto Ediciones, 2016, ed. de Vicente Luis Mora).

En su desempeño como traductor del alemán, es autor de Floreced mientras. Poesía del Romanticismo alemán (Galaxia Gutenberg, 2017); Un tenue éter indeterminado. Hongos de Yuggoth, de H. P. Lovecraft (Pre-Textos, 2019) y de Sonetos a Orfeo de R. M. Rilke (Pre-Textos, 2022).

4.1/5 (41 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

2 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Jose jimenez muñoz
Jose jimenez muñoz
2 meses hace

Estos poemas no son neorromanticos. Son mas bien eclecticos. Y aun necesitan correccion.

dendrobionte
2 meses hace

Hay una iluminación que de estos versos va retirándose con cadencia, sin aspavientos, para alojarnos en el ritmo de otros sentidos. Gracias por compartir estos neorrománticos poemas.