Inicio > Poesía > 5 poemas de Un pájaro tan ligero, de Xosé Bolado

5 poemas de Un pájaro tan ligero, de Xosé Bolado

5 poemas de Un pájaro tan ligero, de Xosé Bolado

Bartleby Editores publica una amplia antología bilingüe de la obra poética de Xosé Bolado, escritor y académico de la Llingua asturiana fallecido el pasado 21 de mayo. El autor participó activamente en la selección y traducción de los poemas realizada por Esther Muntañola.

VUELO

Pasó a mi vera, apenas un deslumbramiento.

Y me lo dices porque piensas

que no reparé en la sombra vertebrada

sobre las hojas cegadas del laurel.

 

Pero el silencio del aire

–nada que yo sintiera

ni el burbujeo del agua

sobre las hortensias–

me dio a entender que era hora

de caminar hacia acá.

Aunque ¿cómo explicarte

ahora que un aleteo oscuro

puede razonarse y remediar

este miedo que me vuelve hacia ti?

VUELU

Pasó a la mio vera, apenes un rellugu./ Ya dícesmelo porque pienses/ que nun reparé na sombra vertebrada/ sobre les fueyes clisaes del lloréu.// Pero’l silenciu del aire:/ –nada que yo sintiere/ nin el burbux del agua/ sobre les hortensies– / diome a entender que yera hora/ d’entainar p’acó./ Anque ¿cómo desplicate/ agora qu’un esnalíu escuru/ pue razonase ya remediar/ esti mieu que me vuelve a ti?

LAJA

Siempre fue la laja

puente borroso al resplandor

de ríos bravos.

Nunca otra imagen

revela su resbaladiza luz

espartana.

 

Desde ella albergo la superficie

escasa del equilibrio; la costumbre

antigua de cerrar los ojos

ante el dilema: paso torpe adelante

o miedo de quedar al fin

en la quietud triste de esta vida

pero más acá del agua.

LLÁBANA

Siempre foi la llábana/ ponte borrosa al rellumu/ de ríos bravos./ Nunca otra imaxe/ revela la so esnidiosa lluz/ espartana.// Dende ella albergo la superficie/ escasa del equilibriu; la zuna/ antigua de zarrar los güeyos/ ante’l dilema: pasu torpe alantre/ o llercia de quedar al fin/ na quietú triste d’esta vida/per más acá del agua.

QUERÍAMOS VIVIR

A la luz escasa de los vencidos

sembrabas grana de cosmos en marzo.

Yo conocía

de marzo la infinitud del agua

la fidelidad del aire a los barcos

de travesía, la blancura violeta

del Aramo… Tú sabías de la muerte

su roce de pluma.

Los dos

queríamos vivir. 

QUERÍAMOS VIVIR

A la lluz escasa de los vencíos/ semabes grana de cosmos en marzu./ Yo conocía/ de marzu la infinitú del agua/ la fidelida del aire a los barcos/ de travesía, la blancura violeta/ del Aramo… Tu, sabíes de la muerte/ el so roce de pluma./ Los dos / queríamos vivir. 

GESTO DOMÉSTICO

–No hay solución.

Decías mientras arreglabas unas cañas de acacia.

Apenas hubo otras palabras,

nada más aquel gesto tan tuyo: esa forma de transmitir

esperanza inocente sobre una jarra de cocina.

 

Estuve contigo. Tampoco sería razonable

que se abriera entre el silencio el murmullo

de las frases hechas, que nos invadiera

el aire preso de la retórica, que perdiéramos

el combate del corazón, o que entre verdades

a medias, dejásemos irse el amor que sentimos.

 

Quedan contra toda razón unas flores de acacia

pues su pureza nunca fue un adorno vano.

XESTU DOMÉSTICU

–Nun hai solución./ Dicíes, mientres iguabes unes cañes d’acacia./ Apenes hubo otres palabres/ namás aquel xestu tan tuyu: esa forma de tresmitir/ esperanza inocente sobre una xarra de la cocina.// Tuvi contigo. Tampoco sería razonable/ que s’abriere ente’l silenciu’l murmuriu/ de les frases feches, que nos invadiere/ l’aire preso de la retórica, que perdiéremos/ el combate del corazón, o qu’ente verdaes/ a medies, dexáremos dise l’amor que sentimos.// Queden contra toa razón unes flores d’acacia/ pues la so pureza nunca fuere adornu vanu.

UNA GARZA

7 de marzo, 2014

 

En la tarde de cielos claros

pasa ante la ventana del hospital

una bandada de aves migratorias:

apenas un arco apuntado hacia el horizonte.

La mirada siente el compás del vuelo

el ritmo diseñado con memoria, con vocación

de cumplirse pronto en la tierra caliente.

Hay armonía en la marcha

pero en un destello reparo

en una garza sola; retrasada

va perdiendo el vuelo.

UNA GARZA

7 de marzu, 2014

 

Na tarde de cielos claros/ pasa ante la ventana del hospital/ una bandada d’aves migratories:/ apenes un arcu apuntáu hacia l’horizonte./ La mirada siente’l compás del vuelu/ el ritmu diseñáu con memoria, con vocación/ de cumplise ceo na tierra caldo./ Hai harmonía na marcha/ masque nun rellumu reparo/ nuna garza sola; retrasada/ va perdiendo vuelu.//

******

Xosé Bolado (Oviedo, 1945-Madrid, 2021) era licenciado en Filología Románica y miembro de número de la Academia de la Llingua Asturiana, de cuya revista Lliteratura fue director. Fue también presidente del Ateneo Obreru de Xixón y fundador de la colección poética Deva. Su obra creativa se desarrolló tanto en castellano como en asturiano. Entre sus poemarios destacan Línea imperceptible al temor (1989), Nomade (1991), Conxura contra la decadencia (1992), Na estación de los relevos (2006) y La bona intención / La buena intención (2012). Recibió el premio de la Crítica de la RTPA en 2012 y el premio Timón para escritores en lengua asturiana en 2014. Gran estudioso y divulgador de la literatura en asturiano, sobre todo en los ámbitos del teatro y la poesía, colaboró en la colección “Grandes autores asturianos”, en la “Historia de Asturias” de La Nueva España. Fue autor de la Antoloxía poética del Surdimientu (1989) y dedicó parte importante de su vida al estudio y publicación de la obra de la escritora Rosario de Acuña. Falleció en Madrid el 20 de mayo de 2021. Los cinco poemas publicados en Zenda están incluidos en el libro Un pájaro tan ligero (Antología) (Bartleby Editores, 2021).

—————————————

Autor: Xosé Bolado. Título: Un pájaro tan ligero. Editorial: Bartleby Editores. Venta: Todostuslibros y Amazon

3.9/5 (7 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios