Inicio > Blogs > Ruritania > 50 tuiteos sobre literatura (55)
50 tuiteos sobre literatura (55)

Tuiteos de @perezreverte sobre sus propios libros y personajes:

—sabioblanco: Sobre las historias de amor en sus libros, ninguna suele acabar “bien”, que ahora recuerde. ¿Se debe a algo en especial?
—Pues no sé. No es deliberado. Quizás se deba a que ya hay otras historias de otros donde los amores sí acaban bien. Aunque, ahora que lo pienso, la historia de amor de ‘El Club Dumas’ sí acaba bien. Con ese diablo enamorado. También las reales acaban mal. En las más largas y perfectas siempre muere uno, y luego otro. Es la vida la que acaba mal.

—sabioblanco: En sus libros los personajes tienen diferentes puntos de vista sobre el honor. ¿Qué piensa del honor?
—Que el honor es difícil y largo de adquirir e incómodo de llevar, como dice uno de mis personajes. Es la ética y la religión de quienes no tienen otra cosa a la que aferrarse. Muchos de mis personajes salen de eso.

—Sianeta: Además de Alatriste, ¿le gustaría recuperar alguna de las historias que ha creado, para darle más vida? ¿Cuál escogería?
—Lo escrito, escrito está. Hay cosas diferentes por hacer, todavía. Sólo Alatriste sigue ahí, empujándome. Viejo amigo.

—altordu: ¿Y con qué libro te identificas más?
—’El pintor de batallas’ y ‘Territorio comanche’ son los únicos libros donde no inventé nada. O casi. En los otros hay dosis relativas.

—LucretiaBorja: ¿No cree usted que sus heroínas son un tipo de mujer “ideal inalcanzable”, normalmente producto de la imaginación masculina?
—Se equivoca, señora mía. Todas mis heroínas son reales. Si no, habrían sido imposibles. Hay mujeres que no se pueden inventar.

—oguerreromarin: Siempre quise preguntarte quién se ríe siempre como un muchacho. Sale en (casi) todas tus novelas. Hubo una risa que te marcó.
—Déjeme algo para mí solo. Ocupémonos de la literatura.

—MonacadiMonza: Habla de un novelista activo. ¿Se desactiva un novelista o siempre está al acecho?
—Se desactiva, por desgracia. Un día se le para el mecanismo. Clac. Lo triste es cuando no lo sabe, y sigue intentándolo. Por eso, a falta de lucidez propia, es bueno tener amigos que te lo digan. Pero mientras sigue con facultades, siempre está al acecho. Es el rasgo que mejor lo define. Un cazador absorto.

—MonacadiMonza: Espero que tarde mucho en pararse su mecanismo. Me gustan sus novelas, solo algunos finales… Entonces le maldigo un poco.
—Le aseguro que eran los únicos finales posibles. Para mí.

—ideasdeayer: Cuando alguien escribe algo como ‘El asedio’, ¿no pasa meses hablando como un lobo de mar? Y ¿qué ocurre creando ‘Alatriste’?
—Reconozco que, sin llegar a ese extremo, uno vive obsesionado. La historia no se despega de ti ni con agua caliente. Un novelista activo es un depredador en vigilia permanente. Cuanto hace, sueña, come, observa, escucha, odia o ama, va al zurrón.

—agarpola: ¿Para cuándo una evolución de su estilo (que, vaya por delante, me parece muy bueno, equilibrio)?
—Disculpe, pero lleva evolucionando desde 1986. Estaría muerto, si no. Lea ‘El húsar’, despacito, y lea la última, despacito. Un saludo.

—viudaroja: ¿Va entregando el libro por partes a la editorial o todo junto? ¿Desde que lo entrega hasta que se publica cuánto tiempo pasa?
—Lo entrego todo junto, acabado y corregido. Por partes, los Alatristes se los mando a Joan Mundet, el ilustrador.

—Rosalormann: Mosqueteros y templarios. Acabo de saber de sus 120 folios sobre los últimos. ¿Saldrán a la luz los Caballeros de Don Arturo?
—No creo. Hay novelas que mueren con uno. Ésa morirá. Pasó su momento.

—Sir_Rhagna: Nunca he leído una obra suya. ¿Por cuál empiezo?
—Juéguesela, como todo el mundo. Si acierta, puede ser para toda la vida. Si no, perderé un posible lector. Ahí está el morbo. Empiece con uno cortito. Por si acaso decide bajarse en marcha. Barato y en edición de bolsillo. Luego, si intimamos, estírese un poco más. Pero sepa que no me hago responsable. No siempre un libro encuentra a su lector. Y viceversa. En realidad, creo que un libro, de quien sea, no se equivoca nunca. Se equivoca el lector que elige el libro inadecuado para él. Si es usted joven, quizá ‘Un asunto de honor’ le haga tilín. Me gusta esa pequeña historia de caballeros, princesas y dragones. O ‘La sombra del águila’.

—Condottiere_86: Don Arturo, alguna vez creo que dijo que ‘El pintor de batallas’ y ‘Territorio comanche’ son como su biografía. ¿Qué razones tendría para no escribir una biografía más extensiva sobre su vida del tipo ‘Vida y obra de un corsario de Levante’? Por otra parte, ¿qué razones lo podrían llevar a escribirla?
—Yo cuento historias. Novelas. Ficción. La parte personal la agoté con el Pintor y el Comanche, más algunos artículos semanales. Mi vida ya la viví. No necesito recordarla. Sería masturbación biográfica. Con las novelas vivo otras vidas no vividas. Sólo utilizo lo biográfico para insertar porciones de realidad en las novelas que, allí, se vuelve tranquilizadora ficción. Sería impúdico un libro sobre yo, mi, me, conmigo. En mi caso, al menos. No lo necesito.

—Rosalormann: Buenas noches. Suponga que le ofrecen hacer una adaptación juvenil de ‘Los tres mosqueteros’, ¿Aceptaría el encargo?
—No acepto encargos. Ni siquiera ‘Cabo Trafalgar’ lo fue. Demasiado liado ando ya con mis propias historias. No hay tiempo de todo. La única angustia es pensar que el tiempo acabará y varias de ellas morirán conmigo. Nunca habrán sido.

—Danitruzman: ¿Cuál es su criterio para titular libros? ‘Cuando éramos honrados mercenarios’ es una frase atrapante.
—Con los títulos de mis libros pasa como con los amigos. No es cierto que los elijas. Son ellos los que te eligen a ti.

—Gato_Mocho: #versionando @perezreverte: “La chica vio que los asesinatos correspondían a la partida de parchís pintada en el cuadro que estaba restaurando”.
—”Y para celebrarlo, se acostó en Sevilla con un cura guapo dedicado al narcotráfico en el Cádiz de las Cortes”. Buen argumento.

—egarcdia: Usted cuando escribe ¿no juega a confundir al lector, a introducir detalles caprichosos en los que él busque explicaciones?
—En algunos libros, sí. Hay una clase de lector que disfruta con la estrategia que lo convierte en víctima.

—Avisnigra67: ¿Está satisfecho de todos sus libros?
—De algunos de mis libros estoy más satisfecho que de otros. Pero me consuelo considerando que en realidad todo es un solo libro.

—Pedro_Antunez: Una pregunta que llevo tiempo queriendo hacerle: ¿cuál es para usted su mejor libro? No valen tópicos, mójese por favor.
—Carezco de perspectiva para eso. Pero ‘El pintor de batallas’ tiene un sentido especial. Lo escribí para mí, no para otros.

—Condottiere_86: ¿Hasta cuántos libros puedo pedirle que por favor me firme sin incomodarlo? Es que si por mí fuera los llevaría todos.
—Con tres o cuatro libros en cada ocasión quedaría usted como un caballero. Y yo también.

—elelefantedelci: ‘El asedio’ es muy bueno, pero me gustó más ‘La piel del tambor’.
—A mí me gusta más ‘El pintor de batallas’. Como ve, cada cual tiene sus gustos. Y sus gustas, que diría Bibiana.

—inirtr: ¿Hay algún personaje que “arrastre” desde sus primeras novelas? Un beso.
—Llevo veinticinco años arrastrando al mismo personaje: Frederic Glüntz envejeciendo. El húsar cansado.

—LMmARISCAL: ¿Por qué sus personajes principales (Lucas Corso, Julia) beben y fuman tanto? Los leí recientemente, grandes libros.
—No exagere. Otros de mis personajes ni fuman ni beben. Alguno, ni, ni, ni. Alatriste sí bebe. Como un desesperado. Diablos por ahogar.

—monxas: ¿Cual es, en su opinión, el peor libro que ha escrito?
—El peor libro que he escrito puede ser cualquiera de ellos. El que encontró peores lectores.

—reescritor: ¿A qué se refiere con peores lectores? ¿Los lectores no saben leer o usted no sabe reconocer que ha escrito un mal libro?
—Yo no sé reconocer que haya escrito nunca un mal libro, en efecto. ¿Le sorprende? Una cosa es ser ecuánime y otra ser gilipollas.

—Albertorrr: ¿Con cuál de sus personajes le hubiera gustado sentarse a tomar café? ¿Y con cuál se hubiera batido en duelo? ¿Y a quién salvaría?
—Café con el maestro de esgrima. Batirme, con Gualterio Malatesta. Horizontal, con Irene Adler. Pero eso último lo tuve. Salvaría a don Jaime Astarloa: es mi único héroe honrado. El capitán Alatriste comprendería que salvara a ése antes que a él.

—Encarni_RoCa: Es curioso el protagonismo que usted da a las mujeres. Sin embargo, en la realidad, la copla suena bien distinta y resignada.
—Se equivoca, amiga mía. Las mujeres de mis novelas son tan reales como mi propia vida. La literatura sólo las camufla.

—Encarni_RoCa: Sus mujeres son tan de carne y hueso como yo misma. Lo que quería decir es que la vida nos da, después de mucho pelearnos, papeles muy secundarios, y llama la atención el rol principal que otorga en sus novelas a mis amigas, y que ya quisiera yo.
—Eso de secundarias lo dirá usted, amiga mía. La mayor parte de lo que aprendí en la vida fue a través de la mirada de mujeres.

—Sianeta: ¿El que algunos de sus personajes estén contextualizados en momentos de cambio influye en su condición de héroes cansados?
—La condición de héroe cansado no depende del momento histórico, sino de la vida. A veces un héroe mira hacia atrás y se cansa.

—Dusty_Machine: Siempre pensé que si Teresa Mendoza conociera a Alatriste saltarían chispas. Usted no contempla los viajes en el tiempo, ¿no?
—No soy muy propenso. Pero es cierto que Teresa Mendoza y Alatriste sería un encuentro curioso.

—Viictorrrrr: De su obra, ¿qué libro recomendaría? ¡Mójese, no diga todos!
—En cuanto a recomendar, depende a quién… ¿Corta o larga? ¿Seria o jocosa? ¿Actual o histórica?… Tenga en cuenta que a menudo los novelistas trabajamos a ciegas. Casi nunca sabes en qué manos vas a caer. Es como arrojar al mar mensajes en botellas. Sólo puedes confiar en que lleguen a manos amigas. O que las conviertan en amigas.

—juliapaga: Vaya elenco de nombretes te marcaste en ‘El asedio’, show aparte. Fumagal el taxidermista, brillante.
—Los nombres son importantes en las novelas. Simbolizan cosas y mucho depende de ellos. Importa lograr que el lector los adopte. Paso años recolectando cuidadosamente nombres de cara al futuro: Quart, Corso, Lolita Palma, Lobo, Astarloa… Casi ninguno es casual. A veces algunos nombres viajan conmigo de una novela posible a otra posible. Hasta que arraigan en una de ellas.

—juliapaga: Por alguna razón (a veces confirmada) me temo que haces la de Jorge Amado, usar nombres de seres reales que andan por ahí, amigos, enemigos, encuentros casuales y esas cosas. ¿Me equivoco?
—Todo escritor hace eso. Salvo que sea un marciano. Un saludo.

—Condottiere_86: Terminé de leer ‘Territorio comanche’ (lo había pospuesto) y al ponerlo en la biblioteca junto a sus otros libros, entre O’Brian y Forester, tomé consciencia de cuánto ha escrito y me pregunté cómo se siente ser el padre de tantos libros.
—Acompañado. Me siento acompañado por esos libros, por usted y por los innumerables amigos que ellos hicieron posibles.

—truckyforme: ¿Modificarías alguna de tus novelas si pudieras viajar en el tiempo?
—No. Cada una tuvo su momento, y así deben quedar.

—alvaromenlon: ¿Cómo pretende alguien que los universitarios leamos cuando por ejemplo, su libro cuesta 22,50€? Cultura para quien pueda pagar.
—Hay libros de bolsillo, amigo mío. Y de kiosco. Y libros de segunda mano en librerías de viejo. Quien no lee es porque no quiere.

—SoniaBanos: Se podría organizar un festival dedicado únicamente a tus personajes, tus libros, tu temática. ¿Lo hay? Debería.
—Gracias por ese “debería”, pero exagera, creo. Un abrazo.

—AngaGG: Acabo de recordar a Tánger Soto y Olvido Ferrara. A veces quise ser como ellas
—Es que usted es como ellas, querida amiga. Sólo me limito a hacer literatura con casos extremos. Pero usted está ahí. Todas están.

—dmsalga: ¿Cómo se relaciona usted con sus traductores? ¿Los sigue de cerca o les deja hacer?
—Por lo general, los traductores buenos me consultan las dudas más notables. Otros pasan de mí por completo. Imagínese cómo traducirá ‘La Reina’ o Alatriste un traductor chino que ni siquiera sé quién es. Prefiero no saberlo. Los más serios mantienen contacto: inglés, francés, italiano, alemán… De muchos de los otros 30, nunca supe.

—mar_illescas: No es muy buena praxis: si el autor está vivo, es la mejor fuente posible del traductor para resolver dudas, ambigüedades, etc.
—Hay traductores que no tienen dudas. Eso me aterra. En realidad, me aterra cualquiera que no las tenga.

—pacorosso: Cuando trabajaba de traductor, alguna vez consulté al autor… y todavía espero que me conteste.
—Yo soy de los que contestan siempre al traductor. Lo mío es un trabajo, y eso también es trabajar.

—_Nezal_: Don Arturo, ¿alguna vez ha leído un fanfic?
—No. Ni siquiera sé qué diablos es. Y con ese nombre, no sé si debo lamentarlo o no. ¿Se cura?… Un abrazo.

—lunanubosa: ¿Qué queda de aquel Pérez-Reverte de veintipocos años?
—Usted es el lector, amiga mía. Tiene todas mis novelas y artículos a su disposición para adivinarlo.

—osocorredor: ¿Cuál considera su mejor novela, Don Arturo?
—’El pintor de batallas’. Pero es un libro difícil de leer. Casi tanto como lo fue escribirlo. Pero mi favorita es ‘El Club Dumas’.

—gitanavalverde: Don Arturo, ¿por qué ‘El Club Dumas’? Son buenos TODOS. Un abrazo.
—Siempre hay un hijo que te recuerda más a ti mismo cuando tenías su edad. Pues eso.

—raucarlos: Y yo que pensaba que Diego Alatriste era su favorito… El mío sí que lo es.
—Alatriste es mi personaje favorito (a medias con el maestro de esgrima). Lo otro son novelas favoritas.

—davidolicap: ¿Supo desde el principio que sería un escritor de éxito o fue solo una prueba?
—Fue una sorpresa. Todavía me sorprende. Ni siquiera empecé a escribir con intención de ser escritor. Hasta ‘La tabla de Flandes’ (mi tercera novela) no supe que podría vivir de la literatura. Y tardé cuatro años más en asumirlo.

—CarmencitaW: Gracias a que me encantan todos tus libros en clase de literatura supe decir 5 de tus obras y me han puesto una notaza.
—Pues no sabe cómo me alegro. Un saludo, amiga mía.

 

(Esta serie está ilustrada con fotos de las bibliotecas de los lectores junto al logo de Zenda. Si alguien quiere colaborar con la suya, y van a hacer falta muchas, puede enviarlas por Twitter a la cuenta @Rogorn o a este hilo del foro Zendalibros, donde también se puede comentar)

Todas las entregas de ’50 tuiteos sobre literatura’