Inicio > Actualidad > Noticias > Ben Clark: «Instagram es la gran plataforma para los textos poéticos»

Ben Clark: «Instagram es la gran plataforma para los textos poéticos»

Ben Clark: «Instagram es la gran plataforma para los textos poéticos»

Nueve años llevan de «recorrido ininterrumpido» por las redes sociales unos versos del poeta Ben Clark que tuvo que bautizar como «Poema viral» y que, con más de un millón de lecturas, forman ahora parte de su último libro en el que ha reunido poemas de amor, reivindicando un género que, dice, tiene la capacidad de adaptarse a todos los momentos y situaciones.

«Y por qué no lo hacemos en el suelo», editado por Espasa, es el último poemario de Ben Clark (Ibiza, 1984), poeta y traductor que ha sido galardonado con premios como el Loewe, Hiperión o el Ojo Crítico, y que sale a la venta mañana martes, 19 de mayo, tras haber tenido que retrasar su publicación por el cierre de las librerías durante la crisis sanitaria.

Ben Clark opina que en los momentos de incertidumbre, como los que vivimos en la actualidad, la poesía siempre ofrece una respuesta porque no tiene explicaciones dogmáticas. Y sostiene que aunque este género siempre está en crisis, forma parte de nuestra experiencia porque «vivimos situaciones poéticas casi a diario sin darnos cuenta. Por eso, no se extinguirá jamás».

«Porque a uno le puede gustar o no leer poesía pero lo que es verdad es que en algún lugar hay un poema que habla de ti y, si lo encuentras, te acompañará para siempre», garantiza.

«Tú lees porque piensas que te escribo. Eso es algo entendible. Yo escribo porque pienso que me lees. Y eso es algo terrible». Este es el poema de Clark que, según Espasa, es el más retuiteado y que nació como una reflexión irónica sobre cuál es la función de escribir.

Pero «encajó» en Twitter e internet le dio un sentido nuevo para el que no había sido creado. Y así ha ido viviendo en redes este poema «persistente» y «tozudo», dice Clark, que considera que la poesía tiene la capacidad de moldearse a los diferentes momentos y de adaptarse a todas las situaciones.

Su libro reúne poemas recientes, inéditos y otros que ha seleccionado de 15 años de escritura y que van desde pequeños aforismos a poemas en prosa que hacen un recorrido por la experiencia amorosa desde diferentes puntos de vista: el amor como obsesión, el deseo, como sentimiento puro e inocente, los celos…

Porque, dice este poeta, en el amor no hay verdades, cada uno tiene la suya propia y regresa al sentimiento de formas diferentes a lo largo de su vida y, por eso, es importante que los versos «dejen un espacio para que el lector pueda volver a ellos en cualquier momento, los complete, los enriquezca y los convierta en irrepetibles».

Así, insiste, los poemas suponen una «experiencia irrepetible porque nunca los vas a volver a leer como lo has hecho en cada ocasión».

Lejos de considerar a la poesía un género para «iniciados», Clark cree que está «mucho más presente en la vida de todos que lo que creemos», y cada vez más, y explica que en los últimos tiempos ha habido una confluencia entre el encierro que estamos viviendo, las posibilidades tecnológicas y fechas como la del Día de la Poesía, que han dado lugar a exitosas iniciativas en redes que han seguido centenares de personas.

Él mismo ha puesto en marcha durante esta pandemia los «coronaversos», una iniciativa en Twitter donde la gente comparte sus poemas preferidos.

Aunque, en su opinión, Instagram es «la gran plataforma para los textos poéticos», a pesar de lo restrictivo en cuanto al espacio que pueden ocupar. Y por eso cree que tienen que convivir los diferentes formatos para que los lectores puedan tener la oportunidad de seguir «adentrándose en un poema de tres páginas».

Y aunque se descubre de vez en cuando pensando en el formato para el que va a escribir el poema, destaca la necesidad de «abstraerse» de este condicionante para que la creación sea independiente, y advierte sobre un riesgo que ve en relación a la poesía y, en general, con la escritura en las redes sociales: la posibilidad de interactuar más con el autor que con el texto, lo que supondría perder de vista la esencia de la literatura.

5/5 (3 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)