Inicio > Actualidad > Noticias > Eduardo Mendoza, Premio Internacional de Novela Histórica Barcino

Eduardo Mendoza, Premio Internacional de Novela Histórica Barcino

Eduardo Mendoza, Premio Internacional de Novela Histórica Barcino

El escritor Eduardo Mendoza ha ganado el Premio Internacional de Novela Histórica Barcino, que concede el Ayuntamiento de la capital catalana y se entregará el próximo 9 de noviembre en el marco del festival Barcelona Novela Histórica.

Tras evaluar diversas posibilidades, el jurado, integrado por el periodista Óscar López, la novelista Care Santos, el periodista cultural Sergi Doria, el escritor Enric Calpena y el comisario de Barcelona Novela Histórica, Fèlix Riera, en funciones de presidente, ha decidido, por unanimidad, conceder el galardón a Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943).

El jurado ha destacado: «Decimos Barcelona y decimos Mendoza. Lo descubrimos con el caso Savolta y nos adentramos en la cripta embrujada guiados —por así decirlo— por el detective de las pepsicolas. El detective, el extraterrestre Gurb, el romano Pomponio, Horacio Dos, Carlos Prullàs de Una comedia ligera, Mauricio en las elecciones primarias, el trepa Bouvila que cruza el arco del triunfo y el plumilla Rufo Batalla, servidor del príncipe Tukuulo: todos son Mendoza o Mendoza es en todos».

«Todo lo que digo y explico soy yo. Todo es fondo de armario», reconoce el propio autor. Este «gamberro que viste traje y corbata», como él mismo se ve, golpea, a decir del jurado, la idiocia con «el guante de seda del humor y las artes de la picardía».

La ciudad de los prodigios es un título con sorna, porque la ironía es la división de honor de la inteligencia, y para Mendoza, «un barojiano de bien», el humor es cosa seria: disecciona las grandezas y miserias de su ciudad, donde las clases dirigentes «ponen en cada época el disco que hemos de escuchar». Mendoza, agrega el jurado, «escucha ese disco y después lo tararea con la tesitura del cachondeo, un método que atraviesa unas veinte novelas a lo largo de su trayectoria. Finalmente, el jurado concluye: «Eduardo, tienes todos los premios, el Cervantes, el Liber, el Planeta, el Nacional, el Kafka… pero recibir el que lleva el nombre de tu ciudad tiene su gracia».

Licenciado en Derecho, Mendoza trabajó como intérprete en varios organismos internacionales, entre ellos la sede de las Naciones Unidas de Nueva York, donde residió entre 1973 y 1982. Actualmente vive entre Barcelona y Londres. Su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta, se publicó en 1975 y obtuvo inmediatamente una gran acogida, y cuatro años más tarde publicó El misterio de la cripta embrujada, una peculiar parodia de la novela de misterio donde reveló su faceta humorística. Una de sus obras de más renombre, La ciudad de los prodigios (1986), narra las aventuras de Onofre Bouvila, un antihéroe picaresco, con el trasfondo histórico de la Barcelona entre las dos Exposiciones Universales.

Barcelona constituye el marco de referencia de la mayor parte de su obra narrativa. El autor combina los recursos cómicos y un lenguaje narrativo rico y expresivo. Entre sus obras figuran, además, novelas humorísticas como Sin noticias de Gurb (1991), La aventura del tocador de señoras (2001) o El asombroso viaje de Pomponio Flato (2008). Sus últimas obras publicadas, El rey recibe (2018) y El negociado del Yin y el Yang (2019), novelan de manera parcialmente autobiográfica las peripecias de un nuevo personaje, Rufo Batalla, desde los últimos años de franquismo, una especie de alter ego del autor. Esta semana Seix Barral ha reeditado su obra Riña de gatos: Madrid, 1936, con un texto inédito del autor, para celebrar el décimo aniversario de la obtención del Premio Planeta con este libro.

4.8/5 (11 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios