Inicio > Actualidad > Noticias > Eduardo Mendoza y John Carlin, un diálogo sobre libros

Eduardo Mendoza y John Carlin, un diálogo sobre libros

Eduardo Mendoza y John Carlin, un diálogo sobre libros

El escritor Eduardo Mendoza y el periodista John Carlin han conversado acerca de sus lecturas y han reflexionado sobre el confinamiento en «El té de las siete», un ciclo de diálogos a través de Instagram organizado por la editorial Seix Barral.

Mendoza ha reconocido tener poca concentración —como «la de un perro pequeño»—, por lo que mantiene cinco o seis lecturas a la vez para poder ir cambiando: «Leo de historia, una novela policíaca, poemas de William Butler Yeats, algunos que ahora no recuerdo, y también he recuperado Guerra y paz«.

Carlin ha asegurado ser todo lo contrario: «Yo no soy tan ecléctico, soy como los hombres clásicos que no pueden salir de la vía del tren, ahora estoy leyendo obsesivamente a Georges Simenon y sus historias del inspector Maigret. Me he leído ya más de 30 novelas». Con el hilo de la novela policíaca, Carlin ha comparado las historias del inspector Maigret con el fútbol y al inspector con Leo Messi, porque «Maigret resuelve los crímenes como Messi marca los goles, con todo el equipo jugando para él» y tanto en el fútbol como en la novela «hay un suspense permanente y unas reglas muy estrechas en la que se dan infinitos escenarios».

Para Mendoza es esencial siempre leer alguna novela policíaca, porque «cuando está bien seleccionada, porque hay muchas malas, me da tranquilidad», y entre él y Carlin han recomendado los nombres de escritores de novela negra como Raymond Chandler y Ross Macdonald.

El coronavirus también se ha colado en la conversación, lo que ha permitido que ambos compartan ideas sobre cómo está afectando a la gente la vida en confinamiento. Mendoza ha sido claro: «Toda la reflexión que ha habido se olvidará en 24 horas. No será así para quien haya tenido la pérdida real de un ser querido, pero para los demás, cuando vuelvan a abrir el bar, todo será lo mismo. No cambiaremos, John», a lo que Carlin responde que también comparte esa opinión. El periodista británico, que está pasando el confinamiento en su piso de Barcelona, ha explicado que está escribiendo una novela que no piensa publicar, solo como terapia para mantenerse activo y entretenido durante el confinamiento: «Así no me aburro y tengo estructuras en la cabeza».

Mendoza ha recordado que entre él y sus dos hijos viven en tres continentes diferentes, y con ninguno de ellos «ha tenido sensación de lejanía porque tengo mucho contacto con el teléfono móvil». «Eso es verdadero progreso», ha recalcado. En el mismo sentido, Carlin ha citado a La peste, de Albert Camus, un libro donde echar de menos a los seres queridos es una constante, para compararlo con la situación actual, en la que «con WhatsApp estás todo el santo día con quien quieras». Aun así, ambos han coincidido en ser unos afortunados, y no se han olvidado de aquellos a quien esta crisis les está afectando, tanto en la salud como en lo económico. Para cerrar el diálogo y celebrando los avances tecnológicos que hacen más llevadero este confinamiento, John Carlin ha concluido: «Dentro de lo que cabe, este es un bueno momento para estar viviendo una plaga».

4.2/5 (12 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios