Inicio > Blogs > A favor del nordeste > El punto de vista
El punto de vista

Vuelvo a leer El camino más corto, de Manu Leguineche, reeditado este mismo año por Ediciones B. La primera vez fue hace 20 años y todo me parecía cercano. Entre 1965, año en el que el periodista comienza su vuelta al mundo en coche, y 1996 había diferencias, muchas, pero no tantas como las que hemos acumulado en las últimas dos décadas.

Yo entonces conducía un 127 destartalado, las fronteras aún parecían algo difícil de cruzar desde una capital de provincia, la información sobre los países más lejanos no era accesible a golpe de clic y mi punto de vista entonces disfrutaba de la misma juventud con la que los ojos de Leguineche describían la aventura.

Enfrentarse al mismo texto en 2016, en un mundo encogido por la hiperconexión y, en mi caso, con el doble de edad que aquella primera vez, implica leer otro libro, una guía de viajes alrededor de un mundo que no existe, tan lejano como las novelas de aventuras del siglo XIX. En los tramos en los que Leguineche y sus compañeros pasaban sed ahora podrían parar a comprar un refresco bajo en calorías y un trozo de pizza recalentado en un microondas. Los textos podrían enviarlos desde cualquier parte con un teléfono móvil, aunque los beneficios de los reportajes no les darían ni para el refresco.

Cambia el entorno y cambia el punto de vista, mucho más cínico a los 40 que a los 20 años. Por eso a veces hay que releer para leer otro libro.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios