Inicio > Firmas > El bar de Zenda > Los sables de Stephen Crane
El general Jackson en la 1º batalla de Bull Run, con sable HC 1840 de caballería. Cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau

El rojo emblema del valor, también titulado en español La roja insignia del valor (The Red Badge of Courage), es seguramente la mejor novela de guerra sobre la contienda civil norteamericana, y también una de las mejores novelas de guerra de todos los tiempos. Escrita por el joven novelista estadounidense Stephen Crane, fue publicada por entregas en The Philadelfia Press en 1894 y vio la luz como obra completa, editada como libro, un año después.

Soldado de caballería de la Unión con sable 1860. Boceto de Augusto Ferrer-Dalmau.

Soldado de caballería de la Unión con sable 1860. Boceto de Augusto Ferrer-Dalmau.

Se trata de una novela corta, posiblemente inspirada en la batalla de Chancellorsville, para la que Crane, que aún no había vivido ningún combate (nació en 1871 y murió en 1900, a los 29 años) utilizó los recuerdos de varios veteranos de la guerra de Secesión, especialmente miembros del 124º regimiento de caballería de Nueva York, aunque lo hizo menos para describir las acciones de los soldados que para indagar qué habían sentido durante éstas. El resultado fue extraordinario, pues pese a sus pocos años Crane era un gran escritor (llegó a ser amigo de Joseph Conrad, que elogió su libro, como más tarde lo haría Hemingway), y con El rojo emblema del valor logró una obra maestra, novela de guerra diferente a las que se habían escrito hasta entonces; un relato donde, con lenguaje realista, visual y a veces irónico, siempre fascinante para el lector, describe los altibajos de cobardía y heroísmo por los que atraviesa el joven soldado de 18 años Henry Fleming en plena batalla.

“Llovía. La lenta fila de soldados cansados se trocó en cortejo sucio, quejoso y murmurante, que avanzaba con esfuerzo a través de aquella balsa de fango líquido de tono castaño oscuro, bajo un cielo pesado y desapacible…”

Al éxito de la novela seguiría inevitablemente, llegado el momento, su éxito en el cine. En 1951, John Huston dirigió la película The Red Badge of Courage, dando a ésta el toque añadido de que el personaje del joven Henry Fleming estaba encarnado por Audie Murphy, un joven de rostro aniñado y atractivo, auténtico héroe de la Segunda Guerra Mundial, medalla de honor del Congreso, que por aquel tiempo se había convertido en una estrella de Hollywood y protagonizó algunas películas memorables, entre ellas El americano tranquilo, basado en la novela homónima de Graham Greene.

Fue en el cine donde por primera vez conocí El rojo emblema del valor, y no fue hasta mucho más tarde, a mediados de los años 70, cuando leí por primera vez la novela en una edición francesa, pues hasta 1981 no se tradujo en España. Y éste, con las primeras páginas de La Cartuja de Parma de Stendhal y El duelo de Joseph Conrad, combinado todo ello con mis propios recuerdos personales, fue uno de los textos que tuve en la cabeza cuando en 1983 escribí en mi primera novela, El húsar, que es también la historia de un joven soldado (de Napoleón y en la guerra de España, en este caso) en su primer día de batalla. Por eso tuve siempre una especial inclinación por esta magnífica novela de Stephen Crane; una novela corta, escueta, que situada junto a la prolija y monumental Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell (publicada en 1936), constituye el contraste perfecto, el ejemplo de dos formas extremas y por completo distintas, pero en ambos casos espléndidas, de abordar la Guerra Civil norteamericana.

John Wayne, Harry Carey Jr, Ben Johnson y otros intérpretes de "La legión invencible" (John Ford) con el sable de caballería US LC 1860.

John Wayne, Harry Carey Jr, Ben Johnson y otros intérpretes de “La legión invencible” (John Ford) con el sable de caballería US LC 1860.

En ambas novelas, El rojo emblema del valor y Lo que el viento se llevó, se narran acciones bélicas en las que intervinieron la caballería de la Unión y la confederada. En todos esos combates, las unidades montadas de ambos ejércitos utilizaron, con escasas variaciones, el mismo tipo de sables. Dos de ellos fueron los modelos básicos, usados tanto en las batallas de Norte contra Sur como en las posteriores guerras indias. Se trata de sables hechos famosos en las películas de John Ford, como los que aparecen en la tetralogía de la caballería (Fort Apache, La legión invencible, Río Grande y Misión de audaces). Uno de estos modelos clásicos, el 1840 “Old Wistbreaker”, es el que el personaje Ethan Edwards, protagonizado por John Wayne, trae consigo, con su capote gris de caballería confederada, cuando regresa de la guerra a casa de su hermano, al principio de la mítica película Centauros del desierto.

Sable de caballería pesada modelo HC 1840 «Old Wristbreaker»

Ficha técnica

Sable de caballería pesada modelo HC 1840 «Old Wristbreaker». Foto: Colección particular

Sable de caballería pesada modelo HC 1840 «Old Wristbreaker». Foto: Colección particular

Guarnición de acero con monterilla corta de sombrerete, guardamano y dos gavilanes, puño gallonado y forrado de piel con torzal, virola, galluelo de lengua ligeramente curvo hacia el lomo. Hoja de Solingen ligeramente curva (92×3,2 cm.) de lomo cuadrado y filo corrido al exterior con canal en la parte media del lomo y ancho vaceo hasta la pala, que es a dos filos, marca “Tiffany & co. New York” en un plano de la bigotera y al otro la marca “P.D.L.” (Peter Daniel Lüneslochss, Solingen) dentro de un óvalo. Vaina de acero con dos abrazaderas y anillas, boquilla estrecha falta del tornillo de fijación, batiente de cresta asimétrico. Peso 2 kg. Se trata de un sable encargado por Tiffany a la manufactura alemana de Solingen para equipar a un regimiento nordista durante la Guerra de Secesión americana.

El anterior modelo de sable americano, el 1833 para dragones, no era un arma fiable: era impopular entre la tropa y los oficiales, pues se consideraba demasiado ligero y necesitaba un reemplazo sólido. La solución temporal en 1838 fue adquirir sables extranjeros que se probaron en campaña. La opinión general se decantó en favor del modelo francés 1822 de caballería, así que se usó éste como base para fabricar el modelo 1840. Los primeros contratistas fueron Ames de Cabotville, Horstmann y Tifffany, y la primera remesa encargada fue de 2.000 unidades, de las que la mitad se importaron de Solingen. Sin embargo, debido a la necesidad inicial, algunos regimientos de caballería también usaron sables prusianos, o británicos del modelo 1821, como alternativa temporal hasta recibir el nuevo modelo 1840.

Jinete confederado con sable 1840 "Wristbreaker". Cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau

Jinete confederado con sable 1840 “Wristbreaker”. Cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau

Para suministrar los 12.454 sables que contrató con el gobierno, Tiffany los importó con guarnición de hierro, encardados a PDL de Solingen, sin fecha, y a esa remesa corresponde este ejemplar. Al cesar la producción de este sable en 1858 se habían fabricado 23.700 unidades. Este sable se ganó el sobrenombre de “Old Wristbreaker” (Viejo Rompemuñecas), pues su peso y la forma de su hoja hacían sufrir la muñeca del jinete cuando golpeaba de arriba abajo. Este sable se utilizó durante la guerra entre Estados Unidos y México, y también durante las guerras indias de 1870 y 1880.

Al estallar la Guerra Civil americana, en 1861, los almacenes del Norte y del Sur estaban llenos de este modelo; por eso fue muy utilizado por la caballería, tanto confederada como de la Unión, pues el modelo 1860, que más tarde lo sustituyó, no estaba aún disponible para todos los regimientos, y muchos no llegaron a recibirlo hasta después de la guerra. Pese al término “para caballería pesada”, en la caballería estadounidense no había caballería pesada propiamente dicha, y este término se aplicaba al soldado de tipo dragón, fuertemente armado con sable, pistola y carabina, que lo mismo combatía a pie que a caballo. Por lo general, el sable se dejaba en la silla y se combatía a pie con revólveres, carabinas Spencer y rifles Henry. Ya por esas fechas, las armas de fuego de infantería y artillería habían convertido las cargas masivas de caballería en ataques suicidas, aunque durante la Guerra Civil americana hubo muchas excepciones, como la carga de la caballería de Virginia en Bull Run. En Gettysburg, sin embargo, la caballería federal de Buford combatió pie a tierra contra la infantería confederada.

Por lo general, en la Guerra Civil la caballería intervenía en cinco misiones principales: reconocimiento, acciones defensivas, persecución de enemigo derrotado, ofensivas directas e incursiones de larga distancia en territorio enemigo. El 1840 es el sable clásico de la tropa de caballería en las películas de John Ford.

Sable de caballería pesada modelo HC 1840 "Old Wristbreaker". Foto: Colección particular

Sable de caballería pesada modelo HC 1840 “Old Wristbreaker”. Foto: Colección particular

Sable de caballería ligera modelo LC 1860

Ficha técnica

Sable de caballería ligera modelo LC 1860. Foto: Colección particular

Sable de caballería ligera modelo LC 1860. Foto: Colección particular

Guarnición de latón con dos gavilanes y guardamano, monterilla corta de sombrerete, puño gallonado de madera forrado de piel de búfalo con torzal, sin virola, galluelo redondo ligeramente vuelto hacia el lomo. Hoja ligeramente curva (88×2,8 cm.) con marca de fabricante “C Roby Chelsmford Mass” (Christopher Roby de Chelmsford, Massachusets), en un plano de la bigotera y marca “US 1864 AGM” (fabricado en 1864, iniciales del inspector de calidad del arsenal Alfred G. Manning) en la otra, filo corrido al exterior, lomo redondo con ligero canal en su parte central, vaceo hasta la pala, que es a dos filos. Vaina de acero con remaches para sujetar boquilla a cada plano, dos abrazaderas y anillas, batiente de cresta asimétrico. Peso 1,8 kg.

Los sables de la Guerra Civil fabricados por Roby se consideran por los expertos como piezas de alta calidad: “Christopher Roby hizo un buen sable de caballería, comparable en calidad y manufactura con el modelo 1860 fabricado por Ames, sable que era indiscutiblemente el mejor sable de caballería que se hizo en los EEUU en ese momento” (John Tillmann, Civil War Cavalry & Artillery Sabers). Entre 1861 y 1867, Roby fabricó 32.000 sables de caballería LC 1860 (fechados en 1861, 1863, 1864 y 1865, estos últimos entregados después de la Guerra Civil) y un número indeterminado de sables de artillería.

Jeb Stuart. Fuente: U.S. National Archives and Records Administration

Jeb Stuart. Fuente: U.S. National Archives and Records Administration

El sable para caballería ligera LC 1860 Sustituyó al modelo 1840 de caballería pesada, el viejo “wristbreaker“, que era algo más largo, más pesado, con hoja más curva y más difícil de manejar. Aunque empezó a fabricarse en 1860, en esa fecha no estuvo aún disponible para todos los regimientos, y muchos no llegaron a recibirlo hasta después de la guerra, así que ambos bandos siguieron usando el modelo 1840, alternándolo con otros modelos de sable de importación. Este modelo 1860 fue el sable utilizado por la caballería de los Estados Unidos desde el final de la Guerra Civil hasta las guerras indias de 1870 y 1880. Se conserva una famosa foto del general sudista Jeb Stuart con el sable modelo 1860, pues lo usó tanto el Norte como el Sur, cada uno fabricándolo por su cuenta.

A finales de la Guerra Civil se habían producido unos 300.000 sables modelo 1860: 200.000 por Ames, 32.000 por Roby, y otras grandes cantidades fabricados o importados por Tiffany, Glace, Justice, y Emerson & Silver. Este sable LC 1860 fue el habitual de las campañas de caballería en el Oeste, en las que fue un clásico, y el general George Armstrong Custer y el 7º de caballería lo llevaban en Little Big Horn. Desde su graduación en West Point, Custer usó sables del modelo LC 1860, con los que se fotografió varias veces, y consta históricamente que uno de ellos era un sable 1860 Roby de la remesa 1864, que tenía en la bigotera exactamente las mismas marcas y año de fabricación que este ejemplar (“C. Roby, W. Chelmsford Mas” y “US 1864 AGM”). Algunos ejemplares del modelo LC 1860 aún estaban en servicio en 1898 durante la guerra con España, y fue adquirido en grandes cantidades por la industria del cine a partir de los años 20.

Sable de caballería ligera modelo LC 1860. Foto: Colección particular

Sable de caballería ligera modelo LC 1860. Foto: Colección particular

________

· Historicaloutline.com, página de Augusto Ferrer-Dalmau

Venta de armas antiguas originales en armasantiguas.com

Accede al foro de Zenda