Inicio > Libros > No ficción > Nos vemos en los libros

Nos vemos en los libros

Nos vemos en los libros

Esta es la tercera oportunidad que Zenda me brinda de hablar de mis libros desde este paraíso virtual de letras; esta vez tengo el honor de hablaros de Romanos de aquí, un libro que cuando me preguntan si es un libro de biografías suelo contestar que es más bien un libro de viajes. Me explico.

Hace más o menos un año, cuando nos confinaron, el libro, con curiosidades sobre nuestros predecesores romanos más importantes, estaba más o menos pergeñado, pero le faltaba coger forma. Entonces me pasó lo que a todos cuando nos encerraron, que me entraron ganas de viajar, las que todavía tenemos. Así que decidí darme una vuelta por Hispania, desde Cádiz, donde empieza todo, hasta el fin de la Tierra, el Finisterre, en Galicia; una vuelta en círculo por nuestra vieja y rezurcida piel de toro visitando lugares con pasado, y ya de paso encontrarme con amigos romanos de toda la vida, de esos que salen en los libros y que deberían guiarnos como faros por nuestra Historia, pero ay, son muchas veces muy poco reconocidos.

"Sólo quiero atraer a cuanta más gente mejor al viaje que supone recorrer la Hispania romana de la mano de Balbo, Columela, Trajano, Adriano"

Repasando la lista de Romanos de aquí, estudié por ejemplo algo más sobre Egeria, la que fuera nuestra primera escritora y según parece, de éxito. Escribió un libro de viajes, un viaje a Tierra Santa, allá por el siglo IV. ¿Cómo termina la parte que conservamos de su libro? Con esta frase:

—Dignaos acordaros de mí.

Y esa frase se convirtió en mi guía y mi misión. Egeria, la primera hispana que conozcamos que escribió un libro, fue una mujer legendaria cuya obra fue redescubierta en 1903 gracias a un francés y que estuvo a punto de desaparecer en la Historia después de un montón de vicisitudes. Hoy hemos podido por fin conocer algo (todavía muy poco) sobre ella. ¿Qué homenajes y reconocimientos ha recibido? ¿Hay colegios, plazas, cátedras y monumentos con su nombre? Pues que yo sepa, no. Salió en 1984 en un sello de correos y también se habló de ella en un episodio de Los Lunnis. Sería divertido si no fuera el perfecto ejemplo de lo que pasa con nuestra Historia. Demasiado preocupados en desmontarla o en reescribirla, en tirárnosla a la cabeza unos a otros, la estamos olvidando. Desde luego, en los colegios no se enseña. Me da igual que haya una asignatura llamada así. Es más, creo que se enseñan 17 versiones de la historia, y dudo que ninguna sea verdad.

"Muchos son los Romanos de aquí que merecen ser mejor recordados por los que habitamos hoy los lugares que ellos recorrieron"

No es que yo pretenda venir y solucionar este embrollo, sólo pretendo “hacer afición”. Sólo quiero atraer a cuanta más gente mejor al viaje que supone recorrer la Hispania romana de la mano de Balbo, Columela, Trajano, Adriano, Osio y tantos más… Un paseo conociendo curiosidades y anécdotas de nuestros antiguos héroes.

Nuestro primer siglo de oro fue en latín. La influencia de Quintiliano en toda la retórica (hoy diríamos marketing) mundial, desde Petrarca hasta Lutero, y en la filosofía, como en el deconstructivismo de Jacques Derrida, sólo es comparable a la de Séneca, o al vanguardismo de Lucano, el primero en escribir que a lo mejor los que ganan la guerra no tenían necesariamente la razón. O Marcial, el ácido espejo humorístico en el que se reflejó la sociedad romana, antecesor de Quevedo. Muchos son los Romanos de aquí que merecen ser mejor recordados por los que habitamos hoy los lugares que ellos recorrieron. Como dijo Marcial, “que a nosotros, que nacimos de celtas y de iberos, no nos cause vergüenza, sino satisfacción agradecida, hacer sonar en nuestros versos los broncos nombres de la tierra nuestra”. Nos vemos en los libros. Un saludo, amigos.

——————————

Autor: Paco Álvarez. Título: Romanos de aquí. Editorial: La Esfera de los Libros. Venta: Todostuslibros y Amazon

4.8/5 (11 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)