Inicio > Firmas > El cazador de libros > Pastiches de Sherlock Holmes (I)
Detalle de la portada de Las aventuras de Sherlock Holmes, publicada por Prometeo.

Toca hoy homenajear a uno de los héroes literarios de todos nosotros, quizá el que ha alcanzado las mayores cotas de lectores y, a la vez, de imitadores, lo que no deja de ser un homenaje indirecto de los colegas. Hablamos de Sherlock Holmes. Y como esta sección tiene como objetivo recomendar libros que se puedan encontrar en las librerías de lance, de esas que están por la calle o flotan en internet, no intentaremos ser exhaustivos… claro es que tampoco lo conseguiríamos: los expertos han datado en más de diez mil los títulos que, de una u otra manera, recrean el personaje y su universo, y de ellos no menos de 250 pertenecen a autores que escriben en español.

Cumple ahora aclarar una pequeña cuestión semántica. Puesto que el canon holmesiano lo despacharemos rápidamente –hay poco que contar, aunque sustancioso– lo más interesante de esta entrega será el recorrido por los libros que, tratando de Sherlock Holmes, no fueron escritos por Conan Doyle. Y aquí el camino se bifurca entre apócrifos (textos falsamente atribuidos) y pastiches (recreaciones de los personajes de otro autor). Claro está que hay infinitamente más de lo segundo que de lo primero y por eso hemos colocado la palabreja en el título, aunque nos repele un tanto y hubiéramos preferido, con mucho, usar el término “apócrifos”, que suena a griego del bueno.

Edición de Prometeo de El perro de los Baskerville. Fuente: El Acuario de HolmesY un último aviso antes de encomendarnos al desocupado lector: Sherlock Holmes bate todos los records de adictividad, sus seguidores son tantos y –algunos– tan dedicados y minuciosos que las páginas de internet dedicadas al personaje se cuentan por miles, y no pocas con información valiosísima de todo tipo, también bibliográfica. Vayan a ellas los que quieran conocer o investigar. Aquí sólo pretendemos facilitar una lista de apócrifos-pastiches que ayude a los interesados no tan expertos a introducirse en el tema y crear una pequeña biblioteca a buen precio… aunque no renunciaremos a epatar con algún título que sorprenda, incluso –este es territorio friki– a los difíciles de sorprender.

Lo primero, claro, es el canon, los sesenta textos de Conan Doyle donde aparece el detective, todos ellos relatos cortos excepto cuatro novelas. Las ediciones recomendables en castellano son:

  • Prometeo. La editorial de Blasco Ibáñez publicó en los años veinte, a base de tomos sueltos, gran parte de la obra holmesiana, algunos con preciosísimas portadas de Penagos y traducción de José Francés. Apenas se ven en internet y, si están en buenas condiciones (otra cosa merece poco la pena) no bajan de los 40 euros.
  • Los Joyas de AguilarLos Joyas de Aguilar: los cinco tomos de las obras completas de Conan Doyle (dos de los cuales corresponden a Sherlock Holmes) con su papel biblia y cantos iluminados, encuadernados en esa piel roja o corinto que pide caricias, es un pack que al que ningún amante de los libros renunciará jamás. Aquí el reto es encontrarlos todos y en buenas condiciones, y para eso internet no nos ofrece tantas garantías como una librería de lance convencional. Y también hay que contar con que vamos a gastar un poco más de lo normal, para tener preparada por delante la (auto) excusa. Pepe, que se pone con su hijo en el Rastro, plaza Vara del Rey, los tiene a 200 eurazos, y no es mal precio.
  • Edición de Akal de las novelas de Sherlock HolmesEl Sherlock Holmes anotado de Akal: la editorial Akal publicó hace no muchos años la que para la mayoría es la mejor edición de Sherlock Holmes en castellano. Profusamente anotada, sigue la versión inglesa de una de las máximas autoridades sherlockianas, Leslie Klinger. Se presenta en tres tomos, y no se pueden encontrar por menos de 50 euros cada uno.
  • El Canon de Valdemar: la editorial Valdemar, de claras convicciones holmesianas, ha publicado el canon completo en 9 volúmenes, el último de los cuales ha aparecido hace escasamente un mes. Bien anotados, gratos de manejar, están todavía fuera del circuito de segunda mano y hay que adquirirlos como nuevos, a un precio cercano a 30 euros por tomo.

El buen cazador de libros tendrá los Joya, uno de los dos cánones (Akal o Valdemar); además de todos los prometeo que pueda. Y con eso ocupará media balda de la estantería: apenas una gota de agua en el océano holmesiano, porque faltan los pastiches. Quedan para la siguiente entrega.