Inicio > Actualidad > Viajes literarios > Tres viajes inquietantes
Tres viajes inquietantes

Se acerca el tiempo de las largas tardes silenciosas; las lecturas a la sombra, los proyectos por cumplir; los viajes postergados. Queremos proponer tres destinos literarios e inquietantes imaginados por tres mujeres poderosas para aquellos impacientes que aún no puedan viajar o para los metaviajeros, adictos a viajar durante los viajes.

El primero de ellos nos lleva a la Inglaterra de los años 20, a la campiña del sur, siempre fresca, misteriosa, fructífera en imaginación y oscuridades. Se trata de una historia corta de Edith Olivier titulada Querida niña y ahora recuperada por la estupenda editorial Periférica. Un cuento de hadas ambiguo, cargado de sexualidad y extrañezas, nos introduce de puntillas en el interior de todas y cada una de las estancias victorianas de un frío caserío inglés con la misma facilidad con la que nos ofrece una singular disección de la mente femenina inevitablemente imaginativa; angulosa; necesitada de amor; efervescente. Y es que la orfandad (literal o metafórica) casi siempre acaba siendo fantasmal y la literatura inglesa es rica en este tipo de criaturas, tendente a estas voces silenciosas de mujeres escritoras expertas en narrar la soledad como viaje alternativo a la impuesta inmovilidad doméstica. La autora, Edith Olivier, descendiente de una familia de origen hugonote y conservadora, fue la única chica entre diez hermanos. Pariente del actor Laurence Olivier, con los años se convirtió en anfitriona de un círculo de reconocidos escritores, artistas y compositores en Wiltshire, al mismo tiempo que se dedicaba a diversas tareas sociales y políticas en su comunidad, incluida la de alcaldesa entre 1938 y 1941. Querida niña, su primera novela, publicada en 1927, le proporcionó un prestigio inmediato, que duró toda su vida.

 

"Este impresionante viaje en el tiempo ofrece una inédita visión del Berlín de finales de los años cincuenta, tan poderosa y seductora que transforma nuestra propia perspectiva de esa parte de la historia."

El segundo viaje nos lleva de regreso a Berlín. Magnífica, tremenda novela de una autora de principios del siglo XX recuperada por Periférica y Errata Naturae para regocijo de todos los lectores. Se trata de Verna B. Carleton y su vida ya merece una novela: de madre inglesa y padre de ascendencia alemana (ella nunca quiso usar su apellido paterno, Von Kessler), nació en 1914 en New Hampshire, Estados Unidos, y se casó en México —con Frida Kahlo y Diego Rivera como testigos—, donde vivió durante la Segunda Guerra Mundial y donde frecuentaba los círculos artísticos de los exiliados alemanes. Allí se hizo amiga de los grandes escritores Anna Seghers y Egon Erwin Kisch. Escribió artículos para diversos medios, como el Saturday Evening Post o The New Yorker. En París, su hogar adoptivo, había conocido a Sylvia Beach y a Walter Benjamin y se había encontrado con muchas personalidades de la vida literaria. Hasta su muerte, en 1967, fue amiga íntima de la fotógrafa Gisèle Freund, a quien acompañó a Alemania en 1957.

Ese viaje de vuelta a sus raíces ocultas, a su pasado inevitable, sería el arranque de la novela Regreso a Berlín en un momento de la historia de Europa en el que las palabras regreso y Berlín estaban cargadas de  remordimientos, horror, heridas, dolor.

Ambientada a caballo entre el “año cero” y el llamado “milagro económico”, este impresionante viaje en el tiempo ofrece una inédita visión del Berlín de finales de los años cincuenta, tan poderosa y seductora que transforma nuestra propia perspectiva de esa parte de la historia, entre los escombros y la reconstrucción, con sus alegrías y su oportunismo, con sus miserias y sus remordimientos. Y lo hace de un modo muy refrescante y más allá de cualquier cliché, con la sutileza y la inteligencia femeninas de la Carleton, uno de los grandes nombres secretos de la literatura de su época.

"Tiene que ser aquí es la séptima novela de Maggie O’Farrell que, con su fulgurante pelo rojo y su apellido irlandés, bien podría pasar por vecina de Maureen O'Hara en Innisfree."

La tercera propuesta nos llega de la magnífica editorial Libros del Asteroide, que nos brinda la oportunidad de conocer y disfrutar a una brillante escritora contemporánea: Maggie O’Farrell. Con ella emprendemos un viaje que Tiene que ser aquí. En todos los sentidos, pues se trata de una historia muy de nuestro siglo XXI narrado como ecosistema generador de una sociedad egoísta, acomodada, olvidadiza, individualista, cobarde, virtual. En este siglo y esta sociedad se desarrolla la historia de la O’Farrell quien nos lleva a cruzar continentes y atravesar husos horarios siguiendo a un heterogéneo grupo de personajes en el tiempo para trazar el extraordinario retrato de una pareja, de las fuerzas que la unen y de las presiones que amenazan con separarla. Una epopeya íntima y cautivadora sobre aquello que abandonamos y aquello en lo que nos convertimos mientras buscamos nuestro lugar en el mundo.

Tiene que ser aquí es la séptima novela de Maggie O’Farrell que, con su fulgurante pelo rojo y su apellido irlandés,  bien podría pasar por vecina de Maureen O’Hara en Innisfree. Periodista de profesión, gracias a esta novela se ha convertido en una de las escritoras de referencia de la narrativa británica actual.

————————————

Autora: Edith Olivier. Título: Querida niña. Editorial: Periférica. Venta: Amazon y Fnac

Autora: Verna B. Carleton. Título: Regreso a Berlín. Editorial: Periférica y Errata Naturae. Venta: Amazon y Fnac

Autora: Maggie O’Farrell. Título: Tiene que ser aquí. Editorial: Libros del Asteroide. Venta: Amazon y Fnac

Accede al foro de Zenda