Inicio > Blogs > Se ha desmitificado un crimen > El verdadero procedimiento policial (8)
El verdadero procedimiento policial (8)

Hay muchos placeres en esta vida, dicen, pero para mí, el mejor, más inmenso y especial es volver a verte, querido lector.

Sé de nuevo bienvenido a estos dominios y déjame decirte algo: lo que vas a leer hoy es algo especial. Seguro que te preguntas por qué, ¿qué puede tener de especial un simple artículo? Hay dos razones de peso que lo argumentan:

1) No es un artículo como los anteriores, me he tomado la licencia de salirme del guion para hacer hoy algo distinto.

2) Quédate leyendo hasta el final y lo sabrás.

Bien. Como ya te he dicho, me he salido de lo habitual. Lo he hecho porque creo que he hablado mucho de procedimientos policiales reales poniendo ejemplos de lo que se hace en la ficción y no se debería hacer. Pero, ¿qué ocurre cuando es al contrario? ¿Qué pasa cuando te encuentras, por ejemplo, un libro que sí muestra ese procedimiento real y además su trama consigue que te produzca un orgasmo cerebral? Pues que tendré también que contarlo, no todo va a ser malo. Es por eso que este artículo va dedicado a unas cuantas obras que sí siguen ese procedimiento y, además, son muy entretenidas y amenas de leer. Para no hacerlo demasiado extenso, os hablaré de tres. Además, de autores castellanohablantes. Ten en cuenta que este artículo, al contrario que los demás, es totalmente subjetivo, por lo que entiendo que puedas estar o no de acuerdo —o que consideres que falten títulos fundamentales—. Pero bueno, ésta es mi sección, ¿no? —Risas macabras—

Pasemos a la acción.

Trilogía del Baztán — Dolores Redondo (@doloresredondom)

Dolores RedondoPoco o nada puedo decir que no se haya dicho ya sobre estos tres títulos. Amén de ser una obra imprescindible por el desarrollo de sus personajes y tramas —os enamoraréis sí o sí de la inspectora Amaia Salazar—, muestra con toda crudeza y realidad el procedimiento policial, llevado a cabo en este caso por la Policía Foral de Navarra. Dolores no ha escatimado a la hora de documentarse y nos muestra una realidad tan palpable que asusta a veces. No sé si recordarás el artículo que escribí sobre el trabajo forense, Dolores lo muestra tan real y fiel a la realidad que parece que tú mismo estás viviendo los procedimientos. Fíjate si habrá impactado en la comunidad lectora esta trilogía, que el primero de sus volúmenes —El guardián invisible— ya ha sido adaptado a la gran pantalla. Y siendo más subjetivo que nunca, si Amaia Salazar es interpretada por mi actriz favorita española, Marta Etura, para qué más. Imprescindible para quien no lo haya leído.

Trilogía: Versos, trocitos de carne y canciones — César Pérez Gellida (@cpgellida)

cesarOtro que tal. Creo que si eres fiel seguidor de las novelas policíacas conocerás a César. Pero por si acaso, yo te cuento algo. César también logra mostrar la crudeza de una verdadera investigación policial, con procedimientos —a veces— lentos y con la propia desesperación, vivida en las carnes del inspector vallisoletano Ramiro Sancho. César muestra la verdadera realidad, en la que cada indicio necesita su tiempo y su momento, documentada de primera mano con un propio inspector de la Policía Nacional oculto —por razones obvias— por un seudónimo. Me leí la trilogía en tres días. Sí, tres. Y te juro que durante esos días llegué a soñar con sus personajes por la empatía que llegué a generar con ellos. Mención aparte merece su último título publicado —que da inicio a otra trilogía—, de título: Sarna con gusto. La exquisitez y veracidad con la que trata un tema tan escabroso como es un secuestro asusta. Se ha llegado a decir en muchas ocasiones que el libro podría ser considerado un manual para ambas partes del secuestro, por lo que os podéis hacer una idea. En octubre publica: Cuchillo de palo, segunda parte de esta nueva trilogía. Y seguro volverá a sorprender.

Normal — Roberto López-Herrero (@Elexpecial)

Roberto LópezNormal es otra referencia imprescindible para los amantes del género y, dicho sea de paso, a los que les guste leer algo real. Y es que el libro no sólo se basa en una documentación exquisita a la hora de mostrar el trabajo de la Policía Nacional, parte de una premisa tan poco vista en la literatura, que ya por eso merece la pena leer. ¿Qué pasa cuando se deja de utilizar el recurso que utilizamos muchos de hacer a nuestro asesino especial por alguna característica? ¿Qué pasa cuando es un tipo normal, con un trabajo normal, nombre normal y aspecto normal? Bajo esta inquietante pregunta arranca un libro frenético que me gusta, especialmente, porque se muestra de forma veraz el trabajo de unos grandes desconocidos: los informáticos de la policía. Y digo desconocido porque se tergiversa tanto su verdadero trabajo, que en realidad no tenemos ni idea de lo que de verdad hacen. Roberto lo muestra con fidelidad, aparte, claro está, de los procedimientos veraces que se encarga de describir magistralmente. Todo ello acompañado de grandes dosis de humor fino y crítica mordaz a la sociedad en la que vivimos. La verdad, tengo ganas de leer algo nuevo protagonizado por el inspector Félix Fortea y la psicóloga Lara Martell.

La ciencia en la sombra —JM Mulet (@jmmulet)

JM MULETVuelvo a salirme del guión para recomendaros algo. Y es que no es una novela. No. Es un libro en el cual, el autor, se dedica a explicarnos con divertidos ejemplos —que sirven para clarificar todavía más y, de paso, quitarle hierro al tratar asuntos tan escabrosos— toda la ciencia que hay detrás de los procedimientos policiales y forenses. Este libro llegó a mis manos gracias a la Editorial Destino, que me lo mandó. Me lo bebí. Es una maravilla tanto el qué, como el cómo está escrito. Muestra de manera muy clara y amena todo lo que acontece después de que se haya cometido un crimen y lo ejemplifica con casos reales. Si eres amante, pero de los de verdad, del género negro, debes leer este libro porque es una guía para entender bien todo este enrevesado mundo, lleno de mitos y falacias. Gracias a la editorial por el libro, pero sobre todo gracias al autor por molestarse tanto en crear algo tan sumamente perfecto y bien escrito.

Y ya, creo que con estas recomendaciones vas más que servido. Vuelvo a repetirlo, sé que faltarán obras imprescindibles —se me ocurre el ejemplo de todos los libros protagonizados por Bevilacqua, personaje creado por el maestro Lorenzo Silva (@vilasilva)—, pero quiero, recomendaros lo que a mí me ha dejado marcado en estos últimos tiempos. Espero que me hagas caso y leas a alguno de los citados. Me lo agradecerás.

Nos vemos en el siguientAH, espera. Sí, tienes razón. Se me olvidaba algo. O me he hecho el tonto, no lo sé. Sí. La semana pasada propuse algo en mi twitter, y era que si el tuit que escribí para el efecto, lograba 100 retuits, te revelaría el título de mi nueva novela.

Como sois tan inmensamente cabrGENIALES, llegamos a 200 en unas horas. Es por eso que esta vez, sin trucos, te lo cuento. La novela en la que estoy aunando todo el procedimiento descrito en anteriores artículos —por lo que deducirás que es una novela tan negra como el sobaco de un grillo—, tendrá por nombre MORS. Tal cual lo lees. Ya está escrito y listo. Ahora sólo falta presentarlo a editoriales, a ver quién se lo queda. También te prometí que si superábamos con creces los cien, te contaría algo de ella en primicia. Pero no todo va a ser tan fácil —muhajajajajaja—, si quieres saberlo tendrás que estar atento a mi Twitter porque a las 48 horas de que se publique este artículo, te contaré dos cosas en exclusiva. Ahora tienes dos opciones: u odiarme sin remedio, o seguirme en twitter y odiarme sin remedio.

Ahora sí me despido, querido lector. No sin antes decirte que estés atento a mi próximo artículo, te contaré cositas sobre una sección de la Policía Nacional que puede que no conozcas y que te deje boquiabierto. Hala, nos vemos.

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)