Inicio > Blogs > Ruritania > 175 tuiteos sobre Alatriste
175 tuiteos sobre Alatriste

(A finales de 1996 se publicó ‘El capitán Alatriste’. Con motivo de los 20 años de ese momento, traemos aquí estos tuiteos de @perezreverte sobre la saga a la que dicha novela ha dado lugar. Varios de ellos fueron escritos durante la redacción de ‘El puente de los Asesinos’, la última de las entregas publicadas hasta ahora)

(Aviso de destripes)

—Alatriste produce un placer especial. Reencuentro con viejos amigos y viejos lances. Sumergirse otra vez en un mundo y un habla singulares. Mesas y suelo llenos de libros y mapas extendidos. Italia en el XVII, Venecia, Milán. Viejos botines útiles ahora. Lo bueno de agosto es que no suena el teléfono. Diego Alatriste lo agradece mucho y engorda, lustroso como lechoncillo cebado. Creo. Ahora comprendo que tenía nostalgia de la última vez. El placer aun durará cuatro o cinco meses, imagino. Espero saborearlo sin prisas.

—Rogorn: Cuando empezó a escribir Alatristes eran ustedes casi quintos. Ahora le saca usted al capi casi década y media. ¿Esta diferencia creciente se va notando en algo al escribir cada nueva entrega?
—Quizá le contagie al capitán Alatriste un cierto cansancio. Si se fija, verá que también él envejece. Por dentro.

—SilAzagra: ¿Podría darle la enhorabuena a su hija? Dígale que le admiro por crear a Íñigo tan fabulosamente a una edad tan temprana.
—Ella me ayudó a comprender, o recordar, cómo se ve a un héroe con doce o trece años.

—Asecoa: ¿Sigue ayudándote Carlota con el capitán?
—No. Solo en el primer título. Ella tiene su propia vida, hace mucho.

—Veo7: ¿Cómo suena el famoso silbido de Malatesta?
—Algo parecido a ‘La primavera’ de Vivaldi silbada por Jack el Destripador en plena faena. En tono bajito, casi íntimo. O como lo de ‘El puente sobre el río Kwai’, pero sin japoneses.

—RoserMM: Aún es pronto, pero me enamoré de D’Artagnan a los 4 años. ¿Se encontrará con Alatriste en ‘Misión en París’? Por favor.
—Es más que probable. Pero guárdeme el secreto.

—KsavjerIvanovic: ¿Leeremos alguna aventura de Diego e Íñigo por tierras americanas? ¿Potosí y sus minas? ¿Nueva España y Malatesta?
—No creo. Me temo que Alatriste no viajará a la Nueva España. No hay tiempo para todo. En el XVII no había vuelos de Aeroméxico. Angélica de Alquézar sí anda por allí. Volverá en un par de libros.

—GerardoUCV: Esperemos que al gandul de Íñigo se le pasen los estragos de amor por la rubia.
—Esos estragos sólo pasan con la edad. Dele tiempo. Aún es joven y tiene derecho a encoñarse y equivocarse.

—Sinmiescudo: ¿Pasará Alatriste por tierras jienenses? Dele una vuelta, y de paso, viene usted por tan singular tierra.
—No. Me niego. Por Jaén no pasa. No es la vuelta ciclista. A cambio, le mando un abrazo. Yo voy de vez en cuando. Es, además, la tierra de mi compadre Juan Eslava.

—francisalcala: Buenas, don Arturo, permítame: ¿que el tercio viejo de Cartagena estuvo en Rocroi? Demasiado cameo para un libro, ¿no cree?
—¿Por qué, amigo?… En mis libros mando yo.

—TRISKEL64: ¿Existió realmente un tercio viejo de Cartagena?
—No existió el tercio viejo de Cartagena. Ahora, modestamente, sí. Es invento y guiño particular mío. Pero pudo ser cualquiera de ellos.

—TRISKEL64: Malacalza, otro viejo soldado abandonado por la Patria… y este en la orilla de enfrente.
—Estoy muy satisfecho de ese Fermín Malacalza. Sí.

—adgavilla: Dada la recurrencia de Madrid en sus novelas, le pediría si puede recomendar algún libro o guía del Madrid histórico. Gracias.
—Hay una guía del Madrid del capitán Alatriste de Juan Eslava Galán. Un saludo.

—aboalberto: Saludos de un agradecido lector de Guadalajara, México. Gracias a usted conocí a Quevedo batiéndose cerca de la plaza Mayor. Y sufrí el frío en Flandes, sin paga del Rey, pero con las breves caricias de una tosca holandesa.
—Lo de la holandesa siempre es un consuelo. Algo sacó el capitán de Flandes: dormir caliente.

—ashbitelel: Buenas, don Arturo. ¿Alguna vez recordará Angélica De Alquézar el nombre correcto del capitán Alatriste? Me mata de risa.
—No creo. En realidad es un guiño a Bianca Castafiore, que nunca recuerda el nombre correcto del capitán Haddock. Bartrok, Harrock’n roll… En ‘Stock de coque’ era yo quien lloraba de risa. Hace treinta y cinco años. No pude resistirme a homenajear a los viejos amigos. Angélica-Castafiore. Curiosa conexión, ¿no?… Eso es la literatura. Conexiones. Error en lo de treinta y cinco años. Hace cuarenta y cinco. Por un momento me tomé por más joven de lo que soy.

—dmutchinick: Utilicé la frase de la niña, “qué suerte que no te he matado todavía”, mientras hacía el amor.
—Para eso están los libros, amigo o amiga mía. Para mezclarlos con la vida. ¿De qué nos valen, si no?

—TRISKEL64: Los tres mosqueteros estaban acompañados por los Pardellanes y el caballero del jubón amarillo de… ¿Lucus de René?
—Lucus de René era una broma familiar. Un alias de mi padre, que en su juventud escribió una novelilla, y que una bomba destruyó durante la Guerra Civil. Esa novela era de capa y espada, a lo Dumas, y se titulaba ‘El caballero del jubón amarillo’. Mi padre sólo recordaba de ella las tres primeras líneas.

—TRISKEL64: Alatriste/D’Artagnan y Malatesta/Rochefort ¿se llegaron a “respetar” entre ellos, diferenciándose sólo por los bandos?
—A veces los viejos enemigos tejen lazos más fuertes que la simple amistad. En su vejez, viviendo entre miserables ratas, añoran juntos el tiempo en que fueron lobos orgullosos.

—geonunez: Por cierto, maestro, ¿existe la tumba de don Diego?
—Alatriste yace en Rocroi. Fosa común. Los verdaderos héroes siempre acaban en una fosa común. Anónima.

—”El viento noroeste traía de los Alpes un aire despiadado, atroz, que mordía con saña de lobo. Encogido de frío pese a la capa de paño grueso, Diego Alatriste salió de la Aduana del mar y embarcó en una de las góndolas negras. No llevaba otra arma que una buena daga.” Empiezo el capítulo 4 de ‘El puente de los Asesinos’. Ya tengo al amigo en Venecia. Y lo estoy disfrutando como un pollo puesto sobre una paella. Además, me encanta escribir blasfemias en italiano. Sporca Madonna, cazzo di Dio y cosas así. Con mucho cling clang de toledanas. Que se jodan los intelectuales puristas profundos. Hay días en que sólo apetece contar estocadas.

—joseluisescobar: No escribir blasfemias en ningún idioma es un signo de respeto hacia quienes sí que les molestan esas expresiones.
—Yo no blasfemo, querido amigo. Soy el hombre más comedido del mundo. Lo hacen mis personajes. Ellos son gente dura.

—maeltj: Que no se te olviden todas las variantes del porco: cane, Dio, giuda, troia, madonna.
—El problema es que las blasfemias deben ser en italiano del XVII, no actual. No hay otra que currárselas, o combinar. Hacerlas creíbles.

—Agustinl: Debo reconocer que de las pocas cosas que no me gustan de las historias de Alatriste, la que más me jode es que la espiche en la batalla de Rocroi a manos de tropas gabachas. Al menos me consolaré pensando en que se llevó un buen puñado de ellos, pero, puñetas, hubiera preferido que lo hubiera finado Malatesta o algún otro sufrido colega patrio. ¿De verdad no pensó en “indultarlo” y que hubiera sido de los últimos que se rindieron y transformar la derrota en un paseo triunfal estilo torero por delante de las tropas gabachas? Hubiera sido digno de Alatriste, o eso pienso. Bueno, tal vez me he colado con lo de “paseo triunfal”, pero paseo con la cabeza bien alta y todo orgulloso, seguro.
—Se llevó por delante a unos cuantos, consuélese. E Íñigo, también. No es mala forma de acabar. No la peor que imagino.

—Pues aquí estoy un rato. Dejo a Íñigo Balboa (capítulo 5) recién salido del catre de la criada Lucietta. “Tened firme que por ahí seréis maestro. Galopad fuerte, jinete mío, que el coso aguanta. Allá va mi honra y quitaos la camisa, que sudáis”. Días de libros y disfrute, sin teléfono. Para lo de la sirvienta saqueo a Cervantes, el Aretino y ‘La Celestina’, entre otros. Dan tono e ideas.

—GinesRG: Lo más sorprendente de Diego Alatriste es que le hace disfrutar escribiendo tanto o más que nosotros leyendo.
—Es que le aseguro que si no disfrutara no escribiría. Ése es el puntito. Para sufrir ya tengo a Moratinos.

—SoloEsPolitica: Mírese las obras de Alarcón-Corcovilla. Pinta mejor ese tipo de personajes que otros escritores del Siglo de Oro.
—¿Usted cree que me pondría a escribir Alatristes sin haber leído al Corcovilla y a todos los demás?… Qué remedio.

—Me voy a dormir, que a las 08,00 tengo cita con Alatriste en Venecia. Buenas noches.

—pedrolopezcaler: Francamente, Íñigo me cae mal, prefiero a Diego. ¿Cambiará?
—Dele a Íñigo tiempo y años, amigo. Y mujeres. Todo llega. Claro que cambiará. Las estocadas y la vida nos cambian a todos. Tenga paciencia.

—pedrolopezcaler: Gracias por responder. Siento verdadero aprecio por Diego y el comportamiento de Íñigo a veces me recuerda mi propia imbecilidad.
—Sólo es juventud, amigo. Sólo juventud. Se cura. Es la estupidez lo que no se cura. Un abrazo.

—Kalysis: Si viera en qué se ha convertido il Ponte dei Sospiri. Por tres años escaparate de Montblanc.
—Lo compruebo cada Nochevieja. Y tiene razón. Lo bueno es que la gente agolpada en el otro puente no deja ver el andamio.

—Me voy a dormir, pues mañana (8,00) sigo con el amigo Alatriste. Acabando el capítulo 6. Poco a poco engorda la pila de folios. Buenas noches.

—herblay_rengel: Una pregunta, maestro: ¿para cuándo el Alatriste ‘Misión en París’? Prometía un encuentro entre don Diego y ciertos mosqueteros.
—Será el próximo Alatriste después de éste. Se encuentra allí con 4 espadachines (3+1). Pero aún falta. Ahora sigue en Venecia.

—Zebenzui: Imagine, capitán, un barco a la deriva con Cervantes, Alatriste, Lope, Quevedo…
—Curioso, en efecto. Pero Cervantes, Lope y Quevedo se llevarían fatal. Demasiados egos a bordo.

—javilop: ¿Hay algún videojuego o juego de mesa sobre alguna de tus obras? Me gustaría encarnar por ejemplo al Capitán Alatriste.
—Hay un juego de rol sobre el capitán Alatriste que no estaba nada mal. Muy espectacular y bien presentado. Salió hace años.

—LMmARISCAL: ¿Cuál de los alatristes es su favorita? ¿O es como elegir a quién quiere uno más, a papá o a mamá? Mójese, si no es mucho pedir.
—Alatriste es una sola historia, entregada por partes. No veo un libro independiente de otros. Lo siento.

—titomosqueda: “La belleza del momento se debe en parte a lo que se vive en el momento y en parte a la brevedad de este”. ¿Eso es de Íñigo?
—No me suena. Y debería, de haberlo escrito yo. Pero vaya usted a saber. A estas alturas. Aunque pensándolo mejor, es imposible que eso lo haya escrito yo o lo diga Íñigo Balboa. Demasiado cursi. Me temo. Dicho sea sin ánimo de ofender.

—Liquido capítulo 7 del amigo Alatriste. Esta tarde he pasado al ordenador las últimas correcciones. Quedan 3 capítulos, creo. Por escribir. Es curioso este estado intermedio en el último tercio de cada novela. La historia ya existe, pero tu cabeza teje cosas que todavía no. Miras el montón de folios impresos y te dices que si ahora desaparecieras o renunciases, todo eso moriría ahí. Nunca sería, pese al año de trabajo que ya llevas hecho. No llegaría a ningunas manos, ni tendría existencia real jamás, sin ti. Eres la delgada línea roja.

—Essan_mnk: “Alatriste” me parece un nombre genial. Siempre he pensado que lleva una historia detrás. ¿Es así?
—Es el apellido de un viejo amigo. Cuando lo conocí le dije: “Alguna vez le pondré tu nombre a un personaje”. Y lo hice.

—Acabo el capítulo 8 (‘Pese a quien pese’, se titula) del nuevo Alatriste saqueando a Cervantes: “Espada tengo. Lo demás, Dios lo remedie”. Llevo años y años queriendo colocar esa frase de ‘El casamiento engañoso’. Y por fin puedo. Voy a buen ritmo, creo. Un par de meses más. Disfruto tanto que no tengo prisa. Podrán leerlo en febrero-marzo. Supongo.

—fotocubas: Saludos desde Tabasco. He leído toda la serie de Alatriste y espero que haya muchos más.
—Por lo menos tres más, amigo mío. Ése es el plan. Un abrazo desde Gachupia.

—Asecoa: ¿No te “obligan” a llegar para Navidades?
—Nadie me obliga. Soy yo quien decide las fechas. Cuando quiero y cuando puedo. Es una de las ventajas de que a uno lo lean. Decide él.

—LamielS: Me gustaría que me situara cabo Negro. ¿Podría estar entre Izmir y Candarli?
—El cabo Negro de ‘Corsarios de Levante’ está al norte de Esmirna, detrás de la isla de Scio. En la costa de Anatolia.

—Un rato de respiro. Acabo correcciones y demás. Hace una hora liquidé el capítulo 8. Hoy dormiré pensando en el 9, que empiezo mañana a las 0800. Sentiré despedirme del amigo Alatriste por una temporada, a final de año. Lo disfruto como se disfruta de los viejos compadres. Hay días en que, tras repasar a Quevedo, Cervantes y otros fulanos de su cuerda, me convenzo de que hablo la lengua más hermosa del mundo. Con ellos me late la vena de barrer para casa. Y que se mueran los feos. A fin de cuentas, cada cual tiene la lengua que se merece. Yo hago lo que puedo por merecer ésta. Bueno. Vamos a ver si respondemos un rato a los amigos. Y a las amigas, que añadiría Bibiana, mi ministra favorita.

—Ana_Laguna: ¿Cuántos libros tiene pensado escribir sobre el capitán Alatriste?
—Un mínimo de nueve.

—burntorun: Me encanta el tonillo medieval del que algunos autores hacen uso con más o menos fortuna. ¿Cómo se llega a esos pardieces y votosatal?
—Digiriendo bien los originales, supongo. Si no, suenan postizos.

—TRISKEL64: Si Mantua salía bien, Olivares se apuntaba un tanto y si mal, se lo apuntaba el de Córdoba como chivo expiatorio, ¿no?
—Cierto. Y hubo chivo.

—nvsergio: Hola, en mi instituto me han mandado leerme ‘El caballero del jubón amarillo’. ¿Qué me podrías decir de él interesante?
—Que cuenta cómo fuimos para comprender mejor lo que somos. Suerte con el libro.

—Sinmiescudo: Rocroi es una oda bellísima a la palabra “crepúsculo”, y a todo lo que ella conlleva. ¿Podría ser Alatriste William Holden?
—Es de esa casta, supongo. Otro héroe cansado.

—emosqueira: ¿Se publicará el nuevo Alatriste en ebook, a un precio justo y sin un tortuoso método de compra que desincentive la piratería?
—No en seguida, creo. Antes de eso tendrán que amortizar los costos de la edición de papel. Eso lleva tiempo. Sacar una novela en libro electrónico demasiado pronto favorece la piratería. Se venden menos libros y no se controla. Tenga en cuenta que yo vivo de mi trabajo. Y la editorial también vive de mi trabajo, además del suyo. Hermanos, pero no primos.

—Rosaventorum: Por cierto, como anécdota, Alatriste era un posible nombre que barajaba para mi futuro grupo de música.
—Me temo que no se lo habría permitido la editorial. Alatriste es nombre registrado. Aunque para mí habría sido un honor.

—Rogorn: Aparte de Quevedos, Cervantes, etc, que van de oficio, ¿qué se puede ir leyendo para prepararse uno para el nuevo Alatriste?
—Es al revés. Aspiro a ayudar un poco a que los lean a ellos.

—elartedesentir: ¿No es más fácil hacer toda una historia de golpe que parar por libros y entre tanto hacer otras cosas?
—No en el caso de Alatriste. La serie fue concebida como descanso entre los otros libros. Nació para eso.

—inirtr: Le siento cansado. Quizás Alatriste se esté rebotando. ¿Demasiados pleitos? Cuéntenos algo, por favor. Un beso.
—Alatriste se cansa al mismo ritmo que me canso yo. Es inevitable.

—Rogorn: “Un par de años más y (‘Misión en París’) será suyo”. ¿Acaba usted de prometer que habrá tres alatristes los próximos tres años?
—No. Los Alatristes los alterno con las otras novelas. Son una especie de desengrase. O vacaciones pagadas.

—PabloCunado: Me acuerdo de usted arrecío de frío en la Punta de la Dogana mientras la niebla se desliza hacia el Gran Canal. No es poca cosa.
—Pues lo mismo se ha cruzado usted estos días con el capitán Alatriste por ahí mismo. En marzo verá por qué. Un saludo.

—Rosalormann: Hoy no nos dio pistas del Capitán. ¿Por dónde lo dejó estos días?
—Lo tengo cruzando la plaza de San Marcos bajo la nieve. Capítulo noveno. Y último. O casi. Día de trabajo tranquilo, sin que suene el teléfono. Hasta las 15.00 anduve (literariamente) por Venecia, adentrándome en el capítulo 9. Conversación Alatriste-Íñigo, con este último respondón y juvenil (lleva tiempo queriendo matar al segundo padre) que me tuvo en ascuas. Difícil. Ya están resueltos los diálogos, que eran lo más complicado. Mañana y pasado desarrollaré gestos, situaciones, ambiente, etc. Todo va bien, ahora. Me he premiado a mí mismo con dos horas y media de lectura, por la tarde. ‘Cuentos romanos’, de Alberto Moravia. Y la revista gabacha ‘Lire’.

—oscar04031997: ¿Por qué tu libro del capitán Alatriste es tan aburrido?
—Porque me falta talento narrativo. Chispa, o sea. Así me va.

—angelmolina: He acabado ‘El capitán Alatriste’. ¿Me recomiendas seguir con sus aventuras o ir alternando con otras obras tuyas?
—Cada cual tiene su método. No sé. Alterne, para no hartarse. Un saludo y suerte.

—reverke: ¿Ha oído la canción ‘La cruz de Santiago’, de Mägo de Oz? Está dedicada al capitán Alatriste. “No era el hombre más honesto…”
—Claro que la he oído. Es un honor para mí, y para el capitán. Buenos chicos.

—luisdecordova: ¿Por qué tiene Rocroi esa fama si no fue una batalla decisiva? ¿No será por la propaganda francesa?
—Por la propaganda francesa y por lo que simboliza. Esos tercios aniquilados sin moverse. Etcétera.

—bloggerstomper: Me encanta Alatriste. Es lo que menos tiempo he tardado en leerme en un hospital desde ‘Guerra y paz’.
—Bueno. Es que es más corto. Pero se lo agradezco lo mismo, comparación incluida. Un abrazo.

—walterarevalo: Voy feliz de seguirlo, como si fuera Íñigo Balboa, y voy con el arcabuz listo, no sea que Malatesta nos mande algún esbirro.
—No hay como un buen enemigo. Lo mantiene a uno despierto. La categoría de un enemigo se calcula por si te deja dormir o no.

—laquintacolumna: ¿Para cuándo un ‘Alatriste meets Águila Roja’?
—No me fastidie. Hombre. Alatriste, digamos, es un chico serio.

—toscalix: Nunca leí Alatriste. Quiero darle una oportunidad. ¿Por cuál empiezo? ¿Hay cronología?
—Mi consejo es que los lea por orden. ‘El capitán Alatriste’, el primero. O le engancha ése, o no hay tu tía. Suerte.

—willgui: El personaje Corto Maltés de Hugo Pratt tiene muchas similitudes con Alatriste. ¿Sacó inspiración de allí o es pura casualidad?
—No tiene nada que ver. Alatriste viene de mi mundo personal. Veintiún años entre Alatristes, con la mirada que ellos me dejaron. A mí no me han contado las cosas que cuento. Me limito a recordar y a imaginar sobre ellas. A hacerlas literatura. O lo que sea.

—jescuderoma: Esa mezcla de candidez y astucia de Angélica para lograr lo que quiere… Tiene razón: las mujeres son mucho más inteligentes.
—Claro que ellas son más inteligentes que los hombres. De aquí a Lima. Hasta las tontas, aunque ellas no sepan que lo son. Si quiere, un día (hoy ya me voy a cenar) dedicamos los tuits a las mujeres. Una copa y charla de amigos. A ver qué sale.

—Palaualejandro: ¿Qué hace Alatriste cuando se siente amarrado a algo?
—Alatriste no se ata a nada. Leyó, vivió. Sabe que es difícil luchar o correr con alguien en brazos cuando arde Troya. A más soledad, menos miedo. Pensé en eso muchas veces, en mi otra vida, la de reportero. Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. De ahí ese despego, tan útil para sobrevivir. Sólo tienes miedo de verdad cuando temes por la suerte de los que amas. Envidio a los que no dejan nada detrás. No hay libertad como esa. La perfecta indiferencia, aunque llueva napalm.

—delrabo: Arturo, ¿tienes planeado sacar las aventuras del hijo del capitán Alatriste? Lo digo porque mi hermano está de un cansino…
—Me temo que al hijo de Alatriste no voy a llegar. No.

—hls90: Qué mal me sabe haberme aficionado a Alatriste con 20 años. Ojalá lo hubiese descubierto más pronto. ¡Salut!
—Igual más pronto no lo habría disfrutado igual. Nunca se sabe. Gracias y un saludo.

—juanASTABURUAGA: Compré ‘Corsarios de Levante’, pero no he leído ni uno de la serie. ¿Me confundiré mucho si empiezo con ese?
—No, puede valer. Pero le recomendaría empezar por el primero y leerlos por orden. Se disfruta más.

—PedroMontLeiros: Maldigo su saga Alatriste. Tres libros en dos semanas y continúo. Es un vicio. Malísimo en tiempo de exámenes. Geniales, oiga.
—Gracias, amigo mío. Pero ojo con los exámenes. Y suerte.

—jorgecorleone: Hoy pasé por la Taberna de Alatriste del barrio de La Latina. ¿Me lo recomiendas?
—Es un magnífico restaurante, y muy bonito en su planta baja. Caro, pero bonito. Yo no tengo nada que ver. Sólo cedí el nombre. Voy poco. Me da vergüenza que crean que tengo algo que ver con el restaurante. Sólo escribí los libros y les di permiso. Pero realmente es un buen sitio. Caro, pero bueno. Me hace ilusión pasar por delante y ver el nombre del capitán allí arriba. Acepté dar permiso, sobre todo, porque en esa calle exacta situé la imaginaria casa de la Lebrijana y Alatriste. Feliz coincidencia.

—victor0m0m0j: Gran escritor, me encanta cómo escribes y tus obras. Una pena que en institutos no se fomente la literatura con Alatriste.
—Alatriste está en institutos. No en todos, pero sí en muchos. Imagínese lo orgulloso que estoy. Mejor que estar en la RAE.

—Sofistofeles: Una duda vieja. El primer Alatriste fue en colaboración, los otros ya no, ¿por qué?
—Porque Carlota, que nunca quiso ser escritora, se dedicó a la arqueología y pasó mucho de ser mi negra.

—PDM036: ¿Hay alguna relación entre Alatriste y el protagonista de los ‘Episodios nacionales’ de Galdós?
—Sólo que es protagonista de una serie. Alatriste es mucho más perro.

—jadibu1980: ¿Sentará la cabeza Alatriste en su próximo libro?
—Más bien se la juega, una vez más.

—8middle_fallen: Hace unos días acabé ‘Corsarios de Levante’. Me gustó mucho. Además dan ganas de buscar en internet lugares, hechos, palabras…
—Gracias. El lenguaje fue con lo que más disfruté escribiendo ese libro.

—pablo_casado: En clase hay una gran discusión sobre la existencia real de Alatriste. Su aparición o no en ‘Las lanzas’ es el motivo. ¿Solución?
—Siempre creí que Alatriste es un personaje imaginario. Pero desde hace algún tiempo lo dudo. Usted decide.

—UribeX: Me lo paso pipa con @perezreverte y sus admiradores. También me intriga por qué Alatriste resultó ser leonés.
—Alatriste es leonés porque Viggo Mortensen me preguntó si podía serlo. Y le dije que sí. Que eligiera él mismo.

—c_C_Cervera: Revisando ‘El sol de Breda’, cuando Alatriste charla con Spinola mencionan Fleurus. ¿Recomiendas algún libro de esta batalla?
—De esa, ninguno en especial. Pero recomiendo ‘De Pavía a Rocroi’, de Julio Albi. Extraordinario.

—miss_zepzilia: Voy a confesar que leyendo el Alatriste de @perezreverte me nació el amor definitivo por la Historia.
—Pues me debe una copa. Tome nota.

—caravastan: ¿Cuánto tiene usted de Alatriste?
—Pregúntele mejor a Alatriste si tiene algo de mí.

—xurde1: Puede que te gustase reencarnarte en un Alatriste. A mí no me importaría reencarnarme en un Reverte.
—No sé si merece la pena. Heredé de mi padre unas jaquecas espantosas.

—faemino25: Maestro, ¿al creador de Alatriste le dejan pagar en los restaurantes?
—No sólo le dejan, sino que insiste en ello. Incluso en la Taberna del capitán Alatriste. Cada cosa en su sitio.

—malejandro_mt: ¿Usará Alatriste alguna vez esa carta que le dio el príncipe Carlos en la primera novela?
—Es posible. Tal vez en ‘Misión en París’. Pero ésa todavía no la he escrito.

—Rodja_altar: En unas Olimpiadas, ¿quién se llevaría el oro en esgrima, Alatriste, D’Artagnan, Moreau, Dantès?
—Alatriste, no le quepa duda. Además de saber esgrima, conoce todos los trucos sucios.

—Toneser85: ¿Por dónde está el puente de los Asesinos?
—En Venecia. Al final de la calle del mismo nombre.

—LisaFedoBeads4u: Nunca olvidaré que con 15 años en literatura leí ‘Alatriste’. Le puse un 10 y la monja me riñó porque nunca se puede dar la nota más alta.
—Se lo agradezco. Espero que también le ponga un 10 al Alatriste que sale este otoño.

—irmis79: Gracias, mi papá leyó el primer libro en su vida a los 80 años. ¿Adivina? ‘El capitán Alatriste’, lo encantó.
—Pues un abrazo a su papá. Y otro a usted por contármelo.

—Udeis_: ¿Ha estado en la Biblioteca Malatestiana de Cesena? ¿Fue allí donde se inspiró para el nombre del enemigo de Alatriste?
—No he estado en Cesena. No hubo inspiración especial. Colecciono nombres para personajes desde hace años. Malatesta me sonaba muy bien.

—cristinocl: Me ha dejado usted huérfano desde que no sale ningún Alatriste. ¿Me aconseja algún libro para hacer más amena la espera?
—Sí. ‘La vida del capitán Contreras’. Editorial Reino de Redonda. Con prólogo mío.

—c_C_Cervera: Y al poco de Rocroi, descubro esa gran desconocida victoria de Tuttlingen. ¿No sería bonito ver a Íñigo redimiendo al capitán?
—Todo se andará. Dele tiempo a Íñigo.

—woodyeastwood: Solo un saludo para alguien que se aficionó a leer desde pequeño con las aventuras de mi amigo Alatriste. Gracias, genio.
—Gracias, amigo. Tómese algo a mi cuenta en la taberna del Turco. Y recuerdos al escote de la Lebrijana.

—lete_lempicka: No puedo resistir las ganas de preguntarle: ¿piensa “camear” a Javier Marías en alguno de sus Alatristes? Sería… curioso.
—Curioso que lo diga. Cameo a Javier Marías en las poesías del final del próximo. Le atribuyo unos versos míos.

—lete_lempicka: ¿Pero qué ha hecho? ¡Versos suyos! Con todos mis respetos, capitán, pero se nos está, ejem, eso. Con razón se los atribuye.
—Terminan diciendo, sobre Alatriste: “Fue pobre, digno, duro, acuchillado. / Dicho en otras palabras: fue soldado”.

—woodyeastwood: ¿Los fantasmas de Alatriste son reflejo de los tuyos, o sois más diferentes de lo que parece?
—Digamos que a Alatriste le presto algunos de mis fantasmas. Ayuda a sobrellevarlos.

—ashbitelel: ¿Se reconcilian Alatriste y Guadalmedina?
—Lo sabrá usted en el octavo libro de la serie. Cuando lo escriba.

—FJAbolafia: Si me permite opinar, con independencia de que Guadalmedina sea un pisaverde, es un valiente como don Diego.
—Estamos de acuerdo en lo de Guadalmedina. Volverá, se lo aseguro.

—woodyeastwood: ¿Crees que hoy en día abundan más los Alatristes o los Bocanegra? Un saludo, genio.
—Por cada Alatriste hay cincuenta Bocanegras profesionales o aspirantes a serlo. Cerilla en mano, buscando a quién quemar. Esos inquisidores, hombres o mujeres, están igual a un lado que a otro. No tienen ideología. Ni ellos ni la puta que los parió.

—Rogorn: De parte de Corsaria y su tesis: ¿cambió usted algo en el texto desde la primera edición de ‘El capitán Alatriste’ (volumen 1)?
—No, que yo recuerde. Pero hay una edición crítica de Alberto Montaner que sí aporta muchas cosas. Un saludo a los perros ingleses, si es que no está usted de vacaciones.

—Arantxa6: Por fin he cumplido el sueño de conocer el Madrid de Alatriste, ese que me enseñaste a amar con tus libros. Gracias.
—Espero que el Madrid alatristesco no la haya decepcionado. Amo ese barrio. Mucho.

—Birdy_Edwards: ¿A qué D’Artagnan se encontrará Alatriste? ¿El de Dumas o el histórico? Saludos de nuevo.
—Al de Dumas. Por supuesto.

—kikolo777: Don Arturo, buenas tardes. ¿En ‘El sol de Breda’ la nota del editor es editada por usted?
—Sí. Un saludo.

—Vyc_Nunez_Fdez: Qué grandes y vigentes las palabras de @perezreverte en ‘Limpieza de sangre’: “Ser lúcido y español aparejó gran amargura y poca esperanza”.
—Lo triste es que esas palabras sigan teniendo vigencia.

–Adeugl: Buenas tardes desde Huesca. De todas las aventuras de Alatriste, ¿de cuál está más orgulloso?
–Siempre de la última. Normal. Por cierto, Sebastián Copons es de Huesca. Y no por casualidad.

—gitanavalverde: Don Arturo, decía que usted a Alatriste le había pegado la tristeza de los ojos. ¿A qué conclusión han llegado los dos?
—Que los seres humanos aprenden demasiado tarde y mueren demasiado pronto.

—OscardaCunha: ¿Para cuándo la vida de Arturo Pérez-Reverte escrita por el capitán Alatriste?
—En realidad Alatriste y el arriba firmante nos escribimos mutuamente. Muchos años, ya.

—Tam_El: ¿Está disponible el capitán Alatriste? Hay un Botín que requiere de diligencias por lo menudo. Por lo menudo cabrón que es.
—El capitán cobra en reales de plata de a ocho. Todo puede hablarse. ¿Quiere tajo simple o estocada definitiva?

—Tam_El: Además, hay para Copons. Y quizá dijese don Francisco: “Raro sin duda el Botín al que se le llama Bolsa siendo más saco sin fin”.
—Hecho. Callejón oscuro y medio tajo en la cara, de siete puntos. Veinte reales de plata. Lo paga usted en la taberna del Turco.

—Bien. Acabó el curro por hoy. Me despido definitivamente del nuevo Alatriste. Últimas correcciones hechas. Un año de trabajo liquidado. Una limonada y Los tigres del Norte cantando ‘También las mujeres pueden’ (y vaya si pueden).

—jagonza2000: Imagino que será una sensación rara despedirse de unos personajes después de pasar meses con ellos.
—Imagínese. Vivir con ellos, en absoluta intimidad, días y meses y a veces años. De pronto les dices adiós. Se van. Con Alatriste es distinto. Hace diez años que somos íntimos. Se va y vuelve entre novela y novela de las otras. Imagine: Teresa Mendoza, la Reina del Sur. Dos años viviendo con ella. Y luego se marcha a vivir su vida en brazos de otros. Una mezcla, en suma, de vacío y de alivio. Por eso procuro empezar otra novela inmediatamente.

—Lukanikos: ¿Hace copias de seguridad según va escribiendo?
—Claro. Y una copia en papel cada día al acabar, sobre la que corrijo. Soy de viejas maneras. Sigo necesitando el papel y la tinta.

—JuanManuelCE: ¿Habrá escenas vistas en la película en el nuevo libro? Pregunto porque ocurrió en el sexto y no me gustó mucho en ese aspecto.
—No, excepto que Íñigo habla de Rocroi. Prolepsis, se llama a eso. Creo.

—dmsalga: Joé. ¿No te da pena decir adiós a Alatriste? ¿Acaba habiendo algo personal o es sólo negocios?
—Hay mucho personal, claro. Por eso escribo. Si quisiera hacer negocios, me dedicaría a la política.

—UrielHerreraL: ¿A poco te gustan Los Tigres del Norte? Nunca lo habría imaginado.
—Eso es que no leyó mi novela ‘La Reina del Sur’, amigo mío. Tal vez debería. Un saludo.

—Manuel_Matesanz: Me pica como tiña la curiosidad. ¿En el nuevo Alatriste tendremos el gusto de contar con Don Francisco?
—Sí. Quevedo acompaña a Íñigo y Alatriste en Nápoles y Roma.

—Pattriice: Lo echarás de menos, supongo. Yo estoy de cierre también. Nada que ver: revista, 32 páginas. Mañana el día será un poco raro, ¿no?
—Mañana tengo RAE. Pasado empiezo la siguiente. Será larga. Llevo desde el año 96 planeándola. Todo llega, al fin.

—nusi76: ¿Habrá más entregas de Alatriste? ¡Larga vida al Capitán!
—Habrá un par todavía, si vivo lo suficiente. Creo.

—ineswind: ¿Está escribiendo un nuevo libro? ¿De qué va?
—Acabo de empezar uno nuevo. Pero tardaré algún tiempo en hablar de él. Sólo que es novela larga y transcurre en el siglo XX.

—TRISKEL64: Don Arturo, ¿quién es el Marqués de los Mariscales?
—Paco Vázquez, ex alcalde socialista de La Coruña, ex embajador de España. Aficionado a la historia napoleónica (mariscales franceses).

—JoseGlezMartin: Hay veces que Alatriste me recuerda a Athos. ¿Puede ser?
—Quizá en los silencios y gusto por el vino. Pero Alatriste es más complejo. Menos honorable y más oscuro. Lo intento más real.

—lopezpajares: ¿Acaso Balboa conocía la “superficie lunar” para compararla con la faz estragada del italiano?
—Sí. A) Porque ya había telescopios. B) Porque se aprecia a simple vista. Un saludo y gracias por el interés.

—whynotheretoo: ¿Qué mujer marcó más a Alatriste: María de Castro, Caridad la Lebrijana, Livia Tagliapiera…?
—Cuando Alatriste conoció a esas tres mujeres, ya venía marcado. Por eso se entendieron bien ellas y él.

—Rodja_altar: ¿Alatriste no pelea siempre con la misma espada? ¿Tiene esta nombre? ¿O no está para tales ñoñerías?
—¿Nombre de su espada?… Alatriste no está para tonterías. Lo suyo de matar es un oficio, no una pose chorra.

—LumbreSon: Un vasco, un catalán, un aragonés, dos andaluces, un castellano en la misión de Alatriste. Tiene un poco de guasa hoy en día, ¿no?
—Así era, aunque ahora se nos olvide. O se les olvide a los golfos y a los tontos.

—NicoRodil: ¿Sacar otro Alatriste (libro y serie) aporta algo más? ¿Merece la pena más allá del éxito comercial y por tanto económico?
—¿De verdad se cree que a estas alturas yo escribo por eso?

—Mursil2: ¿Por qué Alatriste manda a la muerte a los otros grupos? Si la misión se había ido al carajo, allá él, era su pellejo. Con respeto.
—Nadie fue a Venecia engañado. Eran profesionales. Creo que hace poco escribí un artículo sobre eso. Reglas, remordimientos o algo así.

—lygalvez: Ya por curiosidad, Livia Tagliapiera: ¿traicionera o traicionada?
—Con esa clase de mujeres (y no me refiero a las putas) nunca se sabe. Juzgue usted. Un saludo.

—Pepeluibiza: ¿No vas a meter a Alatriste en el fregado de la sublevación catalana de 1640?
—No sé si llegaré a escribirlo, o no. Pero Alatriste combate en Cataluña contra los sublevados y sus aliados franceses.

—LUNERO32: ¿Qué me dice de Nördlingen? ¿Puede decirse que fue una batalla que ganó el tercio de Idiáquez?
—En mi opinión, sí. En la de Diego Alatriste, que estuvo allí, también. Y supongo que él sabrá lo que dice.

—pablososa92: ¿Reproducirá en alguno de los libros de Alatriste la gran batalla de Nördlingen? En un libro comenta que participaron los dos.
—Está previsto. Si vivo para contarla.

—vramosbis: ¿Existe en algún cuadro de Velázquez alguna figura que inspirase a su Angélica de Alquézar?
—No. Angélica de Alquézar viene directamente de la vida. Con un toquecito de Milady en miniatura. Mi verdadero amor literario, desde niño, siempre fue Charlotte Backson, alias Milady de Winter. Y supongo que se me nota.

—aestallo: Terminado el último Alatriste, quizás sea el momento de que explique por qué Sebastián Copons no lleva tilde en la última o.
—Pues ya no me acuerdo, la verdad. Igual la lleva, y en éste se me olvidó ponerla. Espero que le gustara, con tilde o sin ella.

—EnricVilarrasa: Livia Tagliapiera. ¿Algo que ver con La Zafetta? Valga como ejemplo de misoginia.
—Todo que ver. Uno lee antes de escribir. Un abrazo, amigo mío.

—oliviavivar2: No sé, pero el último Alatriste me está costando leerlo. Seguramente no sea el libro, sino yo y mi cabeza, que anda en otro sitio.
—Puede que sea su cabeza, en efecto. Déjelo una temporada. Si al segundo intento tampoco, es que no era su cabeza. Un saludo.

—LorenzodeAra: ¿Entonces Alatriste encontró un clavo en la pared donde colgar la espada? Gracias.
—Siempre hay un clavo donde colgar la espada. Y si no lo hay, lo clava uno.

—Adeugl: Buenas tardes desde Huesca. ¿El soldado Copons de su Alatriste es un homenaje al Copons de Bizancio de Ramón J Sender?
—De ahí tomé el apellido, en efecto. Pero el homenaje es a otro Sebastián, oscense. Flaco y duro como la madre lo parió. En Tormos.

—plp7plp7: Acabo de terminar ‘El puente de los Asesinos’ y al oírle hablar de Lola no puedo evitar asociarla a Livia Tagliapiera.
—Lola y la Tagliapiera salen del mismo sitio. Misma edad, mismo escote. Misma mirada. Las mujeres de cuarenta son sabias o no son. De todas formas, si me permite la inmodestia, me trajino más lo Milo Manara. Lo digo para que me odie.

—AVDS7: Hola, capitán. ¿Me puede decir qué significa “tomar el acero”? Aparece en ‘Limpieza de sangre’. Muchas gracias.
—Tomar el acero era beber unas aguas de una fuente (fuente del Acero) que eran buenas para la salud de las señoras. Decían.

—carlosmprendes: En ‘Rocroi, el último tercio’ ¿podría ser el último soldado visible a la derecha el capitán Alatriste? Saludos desde Flandes.
—Lo es. Un saludo.

—gespinosam: ¿Crees que Alatriste hubiera luchado a favor de Carlos V o a favor de los Comuneros? ¿Nobleza obliga?
—Alatriste habría luchado contra los comuneros. Era un soldado del rey. No había nada más que hablar.

—Quebebo: ¿Que te parecería que hubiese un videojuego de Alatriste?
—Nunca me lo han propuesto. Lo hablaría.

—AlexUnoDos: Maestro, ¿qué opinión tiene usted sobre ‘Alatriste, la sombra del héroe’? Estoy considerando el hacerme con esta obra.
—Son estudios sobre el personaje, de críticos y profesores españoles y del guiri. Sólo para muy aficionados o muy frikis.

—ROSIOMUR: En ‘El caballero del jubón amarillo’, ¿por qué es “tramo de la puente segoviana”?
—”La puente segoviana” era expresión de la época. Se la llamaba así entonces.

—ollanmar: Creo que ha cometido usted un laísmo. ¿”Se la llamaba”?
—No hay laísmo. Cree usted mal, señora mía.

–GolfaDeProcchio: Amé al capitán Alatriste desde la primera palabra que leí de su libro.
–Pues le falta poco para amarlo de nuevo. Un mes.

—Condottiere_86: ¿A cuál de sus villanos salvaría?
—Siempre salvaría a Gualterio Malatesta. Es mi villano favorito.

—pocalise: Sobre Alatriste, se toca el bigote con dos dedos en momentos tensos. A veces se encoge de hombros. ¿Es pasotismo, indiferencia…?
—Es instinto de matar. Eran otros tiempos y otros instintos.

—ZiaGe: ¿Ya tiene tema para su próxima novela después del Alatriste que está escribiendo? ¿O se tomará unas vacaciones largas?
—Está a punto de caramelo, querida amiga. Rompiendo aguas justo después del Alatriste. Pero serán dos años de trabajo.

—ZiaGe: ¿No va a darnos ni una pista?
—Ni a usted, querida amiga, se la doy. Nunca vendo huevos antes de que los ponga la gallina. Y esa no aletea hasta enero de 2011, o por ahí.

—elbuhoblanco: Me gustan mucho sus novelas actuales, más que las históricas. ¿Para cuándo una?
—Cuando acabe Alatriste empezaré una actual. O casi. Todo a su tiempo.

—halska: Leyendo ‘El sol de Breda’ en mi Kindle. No pagué nada por él, aunque en su momento sí pagué por la edición impresa.
—Pues disfrútelo, qué diablos. Vaya una cosa por la otra. Ya me contará.

—007war: Hola. Aquí, haciendo mi ronda anual de Alatriste. Saludos desde Puerto Rico. Buenos días para usted, aquí son las 3:22 AM.
—Saludo recibido. No sabe usted lo que añoro Puerto Rico. Sobre todo una playa donde había pelícanos, dos libros y dos hamacas al sol.

—MonacadiMonza: Qué hermosa ciudad Palermo. ¿No le parece?
—Está entre mis mejores recuerdos. Y es, además, la ciudad natal de Gualterio Malatesta. Ese querubín siciliano.

—MonicadiMonza: ¿Villa Igea? Cerca tomo el aperitivo, costumbre italiana que respeto religiosamente allí. Curiosidad, ¿por qué no “Gualtiero”?
—Antes tenían costumbre de castellanizar los nombres extranjeros. Además, suena mejor. Enrico Lo Verso hizo la misma pregunta.

—juanmtg1: Una familia musulmana denuncia a un docente por hablar de jamones en clase. ¿Será usted el próximo, por ‘Corsarios de Levante’?
—Seguramente. Pero a mí no van a cogerme vivo.

—carlosdegre: ¿Podremos leer el próximo Alatriste en digital? Quiero pagar y leerte en mi ebook. Recuerdo cuando puso en pdf un Alatriste.
—Supongo que se publicará también en digital, sí. En el contrato que firmé hace poco lo pone.

—anderga: Ayer me regalaron ‘El oro del rey’ y te juro que llevo afónico desde ayer por el grito que pegué. Gracias por hacerme libre, Arturo.
—Gracias por contármelo, amigo mío.

—ppanti: Me pregunto qué diría el capitán de la muerte de Osama.
—Alatriste diría: “Siempre despachando bellacos y siempre la calle llena”. Supongo.

—RDeVillegas: Hace tiempo que no le saludo. Así que reciba un fuerte abrazo de uno que ha regresado de Estambul con ‘Corsarios de Levante’.
—Me alegro de que sobreviviera al combate de Escanderlu. Dice Íñigo Balboa que fue más bien jodido. Un abrazo.

—tw_machado: Mi casa es finita. No cabe un libro más. ¿El nuevo Alatriste saldrá en formato digital? Gracias.
—Eso me dicen los editores. Al menos he firmado el contrato para que Alatriste también salga en digital.

–GMHDRYMALLORCA: A mis alumnos les he dicho que lean sus novelas, don Arturo, las de Alatriste. Y algunos ya las conocían.
–Gracias. Y suerte con esa tropa. Hermoso trabajo, el suyo.

—gitanavalverde: ¿Qué tal ha pasado estos días con ‘El puente de los Asesinos’? ¿Muchos compromisos?
—Ni se lo imagina, querida amiga. Gracias por el interés.

—Raquel_Jimenez: Mil gracias por su compañía. Acabo de degustar el último Alatriste. ¿Para cuándo presentación en Madrid?
—Creo que la presentación en Madrid es el lunes 28 de noviembre. Para entonces habré cumplido sesenta años y tres días.

—casidiosa: Seguro que el libro estará muy bien, ¿pero la portada no es un poco infantil? Así a simple vista parece un libro para niños.
—¿Para niños la portada?… ¿Usted cree?… Será para despistar. Dentro se tortura y se mata. Como lo oye. Y se dicen tacos.

—javiGavroche13: Rouco parece salido de una novela del capitán Alatriste.
—Es que tanto el cardenal Rouco, adaptado a su tiempo, como fray Emilio Bocanegra, salen del mismo sitio. Salen de la España negra de confesores susurrando al oído de reyes y gobernantes a quién quemar y a quién reventar.

—Marta_Querol: Me pareció verle incómodo en la presentación de ‘El puente de los Asesinos’ en Madrid. No por la tertulia, sino por la puesta en escena. ¿Lo estaba o era el sillón?
—No estaba incómodo. Estaba cansado. Físicamente. El sillón era estupendo; y el público, mejor todavía.

—76tintin: ¿Tiene gana de acabar la promoción de Alatriste y volver a su gulag o le gusta el espectáculo mediático de darlo a conocer?
—Ya acabó lo mediático. Duro, pero necesario. Reglas del oficio. Éste es un trabajo como otro cualquiera.

—Arnaldo_Rromero: Acabo de bajarme por iTunes ‘El puente de los asesinos’. 9,95 € y cargo en tarjeta. Estoy por disculparme por ello. ¿Debería?
—En absoluto. Algo me tocará a mí, supongo. Disfrútela.

—DavidVega00: ¿Ya tiene escritos todos los libros venideros del capitán Alatriste?
—Me quedan un par. Si llego. Creo.

—xurde1: Estoy leyendo ‘El capitán Alatriste’ en un Kindle. ¿Qué le parecen estos artefactos a un bibliófilo como usted?
—Tristes pero necesarios. Yo soy de la vieja guardia, compréndalo. Pero no le dispararé por ello.

—ElviraMeligrana: Desesperado de ser español se os ve, caballero.
—En un Alatriste, alguien dice: “Ser español y lúcido aparejó siempre gran desesperanza”. Si quieren esperanza y buen rollito, tuiteen con Paulo Coelho.

—Maryfriend5: ¿Puedes hacerme un favor? El próximo sábado enseño el Madrid de tu Alatriste. ¿Podrías retuitearlo? ¡Sumamente agradecida!
—Retwitteado por Arturo Pérez-Reverte.

—markel_eus: Siempre habló con respeto de los vascos, y ‘Corsarios de Levante’ me emocionó. Eskerrik asko. Gracias.
—Siempre hablé bien de los vascos. Incluso en mis novelas. Eso no impide hablar mal de los asesinos, de los golfos o de los tontos.

—JaimeJPL: Esta semana me he leído los tres primeros de Alatriste. ¿Hay algún paralelismo entre la taberna del Turco y la Lebrijana con Lola?
—Lola y Caridad la Lebrijana son prácticamente la misma persona. Gracias por advertirlo.

—AlexUnoDos: ¿Me recomienda algún nombre para una espada de esgrima recién adquirida? Pretendo apabullar a mis rivales antes de empezar.
—Sierpe. Es nombre antiguo para espadas. Parla de rufianes del XVII. Alatriste podría haberla llamado así.

—Oniteg: Estaría guapa otra novela al estilo capitán Alatriste, esa desnuda, pobre y fiel infantería.
—Todo llegará. De momento estoy con una novela que transcurre en la actualidad. Escenarios: España, Portugal e Italia. Pero aún queda mucha tela por cortar.