Inicio > Poesía > 20 aforismos de Fredy Yezzed
20 aforismos de Fredy Yezzed

Fredy Yezzed es un poeta y activista de Derechos Humanos nacido en Bogotá, Colombia, 1979. Ha publicado libros de poesía como La sal de la locura (Premio Nacional de Poesía Macedonio Fernández, Buenos Aires, 2010), Carta de las mujeres de este país (Ed. Bilingüe español-inglés, Nueva York, 2019) que fue Mención de Poesía en el Premio Literario Casa de las Américas 2017, La Habana, Cuba, y la antología La orilla de los heterónimos (Bogotá, 2020). Como investigador literario escribió los estudios Párrafos de aire: Primera antología del poema en prosa colombiano (Editorial de la Universidad de Antioquia, Medellín, 2010), La risa del ahorcado: antología poética de Henry Luque Muñoz (Editorial Universidad Javeriana, Bogotá, 2015) y en coautoría Yo vengo a ofrecer mi poema. Antología de Resistencia (Editorial Escarabajo, Bogotá, 2021). Presentamos una selección de fragmentos de El diario inédito del filósofo vienés Ludwig Wittgenstein (Ediciones Del Dock, Buenos Aires, 2012; 5ta ed. español-francés, Nueva York Poetry Press, Nueva York, 2019).

***

1

1.21     El único enemigo de la poesía es el poeta: allí, es él contra él mismo.

1.32     Anudar una palabra a otra, con la esperanza de unir un hombre a otro.

1.33     La poesía que no extiende los brazos es una poesía mutilada.

***

2

2.015   ¿Perdonamos con cada poema?

2.0201 Nadie, por experto que sea en la semiótica, podrá hablar de la humedad que causa a nuestra alma la palabra agua.

2.022   Esa palabra que no pudo hacerse sonido, murmullo, voz, grito, queja: es la lágrima.

2.0232 El desdentado está más cerca de la Libertad. No le pone obstáculos a lo que viene de adentro.

2.0272 Es tan difícil llegar a la Nada. Es tan  atlánticamente imposible dejar de nombrarse.

2.0279 ¿& qué hace la palabra, si no es luchar por el hombre, reverdecer al hombre?

2.02791Porque el hombre tiene fe en las palabras, por eso es que creemos entendernos.

2.03     Mi disciplina es mirar el cielo. Pero el cielo de la palabra cielo.

2.031   Ese cielo blanco no es blanco por ser blanco sino porque lo pienso puro.

***

4

4.         Señor, si existes, sálvame. & si no existes, invéntate; & vuélveme a inventar.

4.0153 desnudo es la palabra más triste.

4.0161 Señor, te diré la verdad: te hemos creado a nuestra imagen y semejanza, [no a la tuya], como a la radio, la guerra y la escritura.

***

5

5.9333 Un poeta no lee a los poetas: los vigila.

5.934   El que no triunfa en la vida, triunfa en el arte: es mentira, pero suena bien.

5.936   Qué crimen: escribir poesía mientras nuestros hermanos nadan en Ketchup.

5.937   Señor: líbranos de los poetas & danos, por fin, la poesía.

***

6

6.513   El cisne negro de cola blanca, que hace equilibrio con una pata, está perturbado: no sabe si es cisne o flor, las miradas de la gente lo tienen confundido.

***

7

7          De lo que no se puede hablar, hay que callar la boca.

4.2/5 (21 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
2 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Pablo75
Pablo75
2 meses hace

Los dos aforismos en bastardilla son citas, pero el autor no lo dice. Y hay màs frases que suenan a plagio.

Pablo75
Pablo75
2 meses hace

El título del libro es ya sospechoso. La última cita es la que concluye el «Tractatus» de Wittgenstein. Y el aforismo «Un poeta no lee a los poetas: los vigila» es un plagio del célebre de Maurice Chapelan «Un écrivain ne lit pas ses confrères, il les surveille.» A Fredy Yezzed se le ve leerlo en Youtube como si fuera suyo.