Inicio > Poesía > 20 aforismos de Anna Kullick Lackner
20 aforismos de Anna Kullick Lackner

Anna Kullick Lackner es una aforista nacida en Monterrey, Nuevo León, México, en 1960. Ha publicado Anaforismos (1996), Háblame en la lengua de la ausencia (1996), Las palabras no nacidas (1999), Annaforismos II (2015) y Annaforismos (1996-2018). Sus poemas han sido publicados en varias revistas y diarios del país y del extranjero. Incluida en las antologías International Poetry Festival (1999), Maratones de Poesía (2002 y 2003), Versos Veraniegos (2004), Verso Norte 2010 (2011), Lapidario. Antología del aforismo mexicano (2014) o Maternidades (coordinada por Carmen Canet y Rosario Troncoso, Sonámbulos Editores, España, 2021). Fue becaria del Centro de Escritores de Nuevo León, generación 2006-2007 y coordinadora del Proyecto Vocalizar, en la Casa de la Cultura de Nuevo León. 2013-2015. Sus aforismos se han traducido al italiano.  

***

El respeto es la cumbre de hielo donde se estrellan las más bajas pasiones.

***

En la tarde de hoy me basta el mañana. Mañana me bastará la tarde de ayer.

***

El amor no sirve para nada. Si acaso para seguir viviendo.

***

Mírame a los ojos, que de mi corazón yo me hago cargo.

***

En un mundo paralelo alguien está amándome. Debo ser yo.

***

Hay que tener arrojo para hacer lo que cerebro y corazón no hacen juntos.

***

La jaula ha heredado la algarabía de mis sueños. Los pájaros que puse adentro, no.

***

Amanece y el mundo parece tan feliz… como una solitaria iglesia.

***

Mejor ser rebelde ahora, cuando nadie te entiende, que más tarde, cuando todos te sigan la corriente.

***

La palabra tiempo no alcanza a rozar siquiera el concepto del misterio. El tiempo tuvo que nacer sin nombre.

***

Cuánta soledad cabe en la retórica.

***

Todo juramento lleva consigo una traición.

***

Hasta hace poco, a la humanidad se le adoctrinaba para ser buenas personas, para ganarse el reino de los cielos.  Ahora sólo se les prepara para merecer las ruinas de la tierra.

***

Hasta el más saludable de los hábitos termina por enfermarte.

***

Los sueños son las únicas genuinas obras de arte.

***

¿Por qué se llama “parto” a esa alegre bienvenida?

***

Escribo poco. Sólo lo suficiente para no perder mi sombra.

***

Para saber si existe, visito a la vida de vez en cuando. Para ensayar su fin, duermo a ratos.

***

El dolor ante la muerte es egoísta.  El ego es eterno.

***

El signo de infinito tiene un nudo inescrutable.

4.2/5 (20 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios