Inicio > Poesía > 5 poemas de ‘Baladas y odas’, de Juan Ramón Jiménez

5 poemas de ‘Baladas y odas’, de Juan Ramón Jiménez

5 poemas de ‘Baladas y odas’, de Juan Ramón Jiménez

Ya convertido en uno de los más destacados referentes del modernismo hispánico, el joven Juan Ramón Jiménez compuso una ingente cantidad de textos en prosa que irá reservando en sus archivos. La aparición de Platero y yo en 1914 da buena cuenta de la calidad de estas prosas, escritas en su mayor parte durante su retiro en Moguer entre 1906 y 1912, pero no será este gran libro un logro único ni aislado. Nacen en paralelo dos extensos poemarios que titulará Baladas para después Odas libres, conjunto este último que más tarde sumará a Odas castas bajo el genérico epígrafe Odas. Al cuidado de Soledad González Ródenas, el presente volumen supera las deficientes recopilaciones póstumas y ofrece una fidedigna organización de sus contenidos, que tiene en cuenta las indicaciones anotadas por el poeta para su edición y recupera un buen número de composiciones inéditas, ampliando el corpus hasta ahora conocido. 

Zenda comparte cinco poemas de Baladas y odas, de Juan Ramón Jiménez, publicado por Fundación José Manuel Lara.

***

LOS OJOS SON NOCTURNOS…

Los ojos son nocturnos y en el cielo blanco, con un dolor mudo, se clavan… negro el raso partido del cabello, la desnudez alucinante, fosforescente y blanca…

Olas de negro terciopelo, envuelven la opulencia otoñal y blanda de una carne, jardín de primavera en tardes extinguidas y doradas…

La tarde va cayendo muda y fría, y en las hondas penumbras de la estancia los espejos recogen, como lagos, una luz de ilusión y de fantasmas.

Y un lujo de dolor y de penumbra de fiestas de una ignota aristocracia de negro terciopelo, de aderezo de plata, de diamantes y esmeraldas.

***

TÚ ERES LA LUNA

¿Tú eres la luna? A la vuelta del camino, entre las madreselvas que perfuman el agua, pálida, mate, muda, acariciando una flor celeste, me pareciste la luna de la noche.

¡Tú eres la luna!

Otra vez, en la puerta de tu jardín, a esa hora en que Diana boga, de oro, entre nubes rosas, entre la hojarasca seca y neblinosa de los parques, me pareciste la luna de la tarde.

¡Tú eres la luna!

Otra vez, sobre la Catedral, en el cenit de abril, como una mano de gasa de seda, diciendo adiós al sol que caía hacia el mar incendiado, me pareciste la luna de la siesta.

¡Tú eres la luna!

Otra vez, al amanecer, en la colina aquella de los pinos, a la hora en que la luna, roja y redonda, se pone en el ocaso, me pareciste la luna de la aurora.

¡Tú eres la luna!

***

BALADA DE LAS SEPARACIONES

¿Por qué lloramos en las despedidas? ¿Qué se nos cae, o qué se nos marchita?

¿Se abre una tumba, acaso, entre dos vidas? ¿Pasa la muerte, vaga, malva y amarilla?

¿Qué deja tras sí el que camina? ¿Por qué vuelve hacia el ocaso la vista?

Y el que se queda, ¿por qué agita las manos y llora lágrimas de acíbar?

…¡Caminos, ríos, mares, avenidas, asesinos de flores y de dichas!

***

PENSAR DESDE ESTA CALLE

Pensar desde esta calle, donde el cielo azul está revuelto con barro, toda llena de reflejos amarillos de sol, y de colorines de casas, en ese claro campo verde y amarillo de otoño, con montañas que tiene el sol en su regazo, con la seguridad de que se ha cantado.

Pensar en esa mujer, blanca, roja y negra, con la alegría de su amor bajo el traje negro, ¡con la seguridad de que ya se ha gozado!

¡Que no quede nada! ¡Y morirse de una vez!

***

EL AROMA DE ESTAS ROSAS

En el aroma de estas rosas nos vamos al infinito… ¿A dónde irá el aroma de estas rosas por la ventana abierta al oro del crepúsculo? Vámonos con la música y con la esencia… y dejemos la casa con las puertas abiertas. Alguien al entrar ha de decir: ¿A dónde han ido?

Y las rosas responderán: ¡al infinito!

—————————————

Autor: Juan Ramón Jiménez. Título: Baladas y odas. Editorial: Fundación José Manuel Lara. Venta: Todostuslibros.

4.4/5 (66 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Hernán Rubin
Hernán Rubin
5 meses hace

Gracias, por Juan Ramón. Siempre lindo. Tan Platero.