Inicio > Poesía > 5 poemas de César Cortés Vega
5 poemas de César Cortés Vega

César Cortés Vega es un escritor y artista multidisciplinar nacido en Ciudad de México en 1976. Ha publicado en poesía libros como Arx poética (Editorial Literal); Reven (XX Premio Interamericano de Poesía Navachiste 2012), en novela Tanuki y las ranas (Librosampleados), Abandona Silicia (Amphibia editorial), Espejo-ojepse (noveleta experimental, Puntodata) y en ensayo No tocar. Anotaciones sobre el riesgo posmexicano (AEM-EP), Calibán no ha muerto. Para una relectura de Roberto Fernández Retamar (Colores primarios), Poetas esclavos, máquinas soberanas (Centro de Cultura Digital) o Periferias y mentiras. Textos sobre arte, banalidad y cultura (Fomento a la Cultura Ecatepac). Aparece en antologías como Siete de la poesía (Casa Universitaria del Libro), Ecos de la imagen (Ed. Generación Espontánea), Poesíacero (Café Literario Editores) o Región de ruina. Generación literaria del Bicentenario, 1970-1990 (Secretaría de Cultura de la Ciudad de México). Ha compilado los libros Textos postautónomos: para comer las nuevas ficciones; Citas caníbales; Anti/Pro canibalia; La ternura de Georges Bataille de Juan García Ponce; y Pensamiento y poesía de María Zambrano. Ha presentado obra visual en México, España (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona), Dinamarca (Bienal Metropolys Laboratory), Irlanda (National College of Art and Design/Gallery), Japón (Tsubakihara group, Nagoya Artport) o Ecuador (Centro de Arte Contemporáneo de Quito). Coordina la publicación Cinocéfalo; revista de crítica y literatura. En 2018-19 desarrolló el proyecto curatorial Dossier; encuentros colaborativos apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (https://www.dossiercolaborativo.com/). Se pueden encontrar enlaces a sus proyectos en cesarcortesvega.com

*******

Unguis

Cubre las capas, los tejidos,

la fealdad de la glándula.

Oscurece las palabras

conforme a los sujetos,

el documento en el ojo

y sus ramificaciones.

Oculta la excavación

y la cosecha astral del presente.

 

Surco vomeriano,

ímpetu de forma angular.

 

El anatomista inserta

los resultados del análisis

en su libreta:

la mirada oblicua

en el alma del Imperio,

y en ello el instrumento

junto al corte de navaja

del cual emanamos

como apariencia.

*******

Vómer 

Deslizándose por el taño del hueso

la percepción aguardó en soplos

para colarse pronto

en el reflejo de la memoria.

 

Ahí la comunión

del maestro escultor:

discernimiento de los réprobos

entre el vapor de las calles,

las nervaduras y membranas

rumbo al aroma que percibe lo venidero.

 

Brotar de la unidad mediante el golpe

que modifica la naturaleza y su artificio.

Ser la reproducción de una maniobra:

en el cruce donde el tiempo se hace límite,

todo lo punible es su objeción.

*******

Cornete 

Háganos una imagen en madera,

maestro,

en la que debatamos reunidos

sobre una superficie blanca.

Aproxime su gurbia a las fosas,

intente que percibamos

el aliento último de nuestras palabras.

Modifique la luz a través del material

para que lo íntegro sea sombra,

—salvo el presente luminoso

que hoy somos incapaces de percibir. 

*******

Maxilar superior 

Despacio

una hipérbole

de nuestros mohines:

largo tránsito

para retornar al reino,

cabalgando entre afanes.

 

Lenta muerte,

remedo del cosmos,

avanza y embate

entre nosotros los diligentes.

*******

Mandíbula 

Sin loas a la metafísica,

un trazo largo que duela,

maestro,

nocaut-saeta que rompa el hueso

hacia la larga agonía del poema.

2.6/5 (10 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios