Inicio > Poesía > 5 poemas de ‘La bella lejanía’, de Abel Santos

5 poemas de ‘La bella lejanía’, de Abel Santos

5 poemas de ‘La bella lejanía’, de Abel Santos

Abel Santos ha publicado un poemario que habla enteramente del amor: amor hacia el hijo, hacia la poesía, hacia el matrimonio… Amor incluso hacia lo que ya no se ama o ya no existe. Y es que el autor nos invita a transitar por unos versos que pretenden reparar el pasado, llenar el vacío y gritar en el silencio.

En Zenda reproducimos cinco poemas de La bella lejanía, de Abel Santos (La Garúa).

***

UNA NUEVA RIQUEZA

Estoy débil para rezar,

para desearles virtud a quienes se llaman
mis seres queridos.

Yo

voy en una dirección,
y el mundo que amé, en otra.
Estoy débil, y todo esto, Dios…
Qué pereza me da:

me reprochan
que me vaya bien
y me desprecian
cuando me va mal.

Sí, estoy débil; excepto para mi hijo.

***

OTRO POEMA DE UN AUTOR QUE ME ENCANTA

Seguramente no soy
el mejor poeta de mi generación,
pero nunca escribiré ni un solo verso
del que mi corazón
se tenga que avergonzar.

Como este, por ejemplo,
que se repite
cada mañana de domingo,

el único que merece hacerme inmortal:

cuando tengo visita con mi hijo
y nos tiramos
juntos,
felices,
por el pequeño
tobogán.

***

LA LIBERTAD SIEMPRE ACABA SALIENDO

Cuando a pesar
de hacer siempre lo correcto
quieren tentarme los viejos demonios
de la borrachera o del suicidio,
yo tengo (como los animales y los locos)
un refugio, mental y físico,
donde la libertad siempre acaba saliendo.
Y pienso en los ojos
con los que me mira mi hijo,
allí, en nuestro banco de la estación
—con la brisa del verano
o el viento más frío—,
viendo pasar, entre risas, los trenes.

Ellos pueden hacerlo, y tú sabes soportarlo.

Él está feliz, me digo,
con la persona que eres.

***

ESTOY SANANDO

para Salvador del Val

Yo
siento cosas sencillas de sabio.

me haces el vacío, como a un loco.
Yo
no estoy enfermo. Estoy sanando.

me corriges, cerrándome los ojos
(a creer, a crear) al milagro.

Felicidad,

pero tú en qué mundo vives,
llevándome la contraria en todo.

***

APÁGAME LA LUZ ESTA NOCHE

Soy un tipo
afortunado.
Puedo estar mucho mejor;
y también puedo
estar todavía peor
en la vida.

Por tanto,

apágame la luz
esta noche.
Si hago el recuento
—justo ahora—
de lo que se me da
y se me quita,

hay cierto equilibrio

entre esas dos
visualizaciones.

—————————

Autor: Abel Santos. Título: La bella lejanía. Editorial: La Garúa.

BIO

Abel Santos (Barcelona, 1976) ha publicado los libros de poesía Esencia (1998), El lado opuesto al viento (2010), Todo descansa en la superficie (2013), Jass (2016), Las lágrimas de Chet Baker caen a piscinas doradas 2016; segunda edición 2017), Huelga decir (2019), El camino de Angi (2020), Algo te queda (2022, libro con el que quedó finalista del XXIV Premio de Poesía Ciudad de Salamanca), y su Antología Poética Personal 1998-2014. Demasiado joven para el blues (2014). Algunos de sus poemas han sido traducidos al árabe clásico, al catalán y al inglés.

4/5 (125 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

1 Comentario
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Julio Borromé
Julio Borromé
5 meses hace

Yo también abrazo a mi hija, y de vez en cuando, miramos las hormigas, la mata de albahaca, las flores en el jardín. Por un momento soy más fuerte que de costumbre.