Inicio > Poesía > 5 poemas de Lola Mascarell
5 poemas de Lola Mascarell

Lola Mascarell es una poeta, periodista y profesora de Lengua castellana y literatura nacida en Valencia en 1979. Desde el año 2008 y hasta 2012 dirigió el Taller de Narrativa de la Universidad Politécnica de Valencia. Ha publicado los libros de poesía Mecánica del prodigio (Pre-textos, 2010),  Mientras la luz (Premio Internacional de Poesía Emilio Prados, Pre-textos, 2013), libro que obtuvo también el premio Alcalá de poesía en el año 2014 y Un vaso de agua (Pre-Textos, 2018). También ha publicado Palabras en el yunque. Memorias de un taller de escritura, un ensayo sobre su experiencia en talleres literarios (Cocó, 2012).  Sus poemas han sido recogidos en diversas antologías y revistas. También ha publicado artículos críticos en distintos medios de comunicación, suplementos literarios y en su blog.

PASAR

El alma de los días, la columna

vertebral que mantiene

encendido el afán de ir transitándolos

es que algo suceda, que algo pase

en la estanca quietud de su mudanza.

 

Cual si nada ocurriese cuando el trigo

que rodea las sendas del verano

se quiebra en una ráfaga de viento,

o esa torpe alegría

del agua cuando abren,

en la hora del riego,

las compuertas del mundo

y se escucha el rumor

de toda aquella sed que se termina,

o el giro de la luz, o el pentagrama

que las aves escriben en el cielo,

o una mesa tendida,

con el sol sobre el pan

y algún vaso de vino.

 

Es absurdo pensar lo que nos llena,

lo que colma los días,

lo que estalla cumpliendo ese deseo

de ser más, más intensos, más lejanos.

 

Quizás lo que nos salva

son los raros momentos

en que no pasa nada.

******

INTENSIDAD

Otra vez la mañana

enciende y señorea mis sentidos

en un rapto de luz que los suspende

más allá de las cosas. No hay tinieblas,

nada más que la luz, pura y sencilla.

 

Otra vez la mañana y los sentidos,

dejándose caer por la pendiente

de las cosas que brillan desusadas

porque nadie las vio de esta manera.

 

Amanece detrás de las cortinas.

Todo es sol arrasando la penumbra.

Y en la blanca pared nada profana

esta limpia indulgencia.

 

¿Qué sílabas darán con su contorno

en la noche del alma, qué palabras

vendrán a darme aliento

sino aquellas que nunca fueron dichas?

******

RELIEVE

¿Por qué nos reconforta contemplar

el relieve azulado de la sierra

recortándose al fondo del paisaje,

qué promesas antiguas

dibuja en nuestras venas s

u perfil afilado?

 

Y el olor de la leña,

¿de qué felicidad

misteriosa y atávica

nos hablan sus aromas, qué relato

de alimento y refugio,

de caza y salvación se nos aviva

en el humo sereno de la hoguera?

 

¿Qué cosas no sabemos aun sabiéndolas?

 

¿De qué rincón salvaje de nosotros

nos habla la montaña?

******

PECES

Miro la nervadura

de mis párpados dentro:

arterias rosas sobre el fondo blanco

de la inactividad.

 

Intento no pensar en lo que pienso,

en el modo veloz y escurridizo

con que escapan de mí los pensamientos.

 

Me pregunto si soy yo quien me piensa

o si es el pensamiento

ese pez que me mira

y luego se zambulle mar abajo.

 

He abierto los ojos.

 

Un puñado de escamas

se deshace en mi mano.

******

PASO

Voy de paso por sendas y caminos,

de paso entre las rocas, de prestado

por estos caminales

repletos de memoria y de pisadas.

 

Voy tratando de asir alguna cosa,

una rama de árbol,

una breve emoción, algún recuerdo,

un pájaro, una piedra, una pisada,

una mínima prueba que me deje

saber que estuve aquí, sólo de paso,

y que nada era mío.

4.4/5 (58 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios