Inicio > Poesía > 5 poemas de ‘Los trabajos sin Hércules’, de Mayte Gómez Molina

5 poemas de ‘Los trabajos sin Hércules’, de Mayte Gómez Molina

5 poemas de ‘Los trabajos sin Hércules’, de Mayte Gómez Molina

Mayte Gómez Molina (Madrid por accidente, Granada por sangre, 1993) es una escritora y artista audiovisual y digital que trabaja con el concepto de literatura expandida a través de los nuevos medios, tratando temas como el cuerpo, la identidad y la realidad como contrato social. Becaria Fullbright 2019-2021, ha estudiado un máster en cine, vídeo, nuevos medios y animación en The School of the Art Institute de Chicago, como colofón a sus estudios en Comunicación Audiovisual y su máster en Producción e Investigación Artística en la Universidad de Granada. Ha ganado premios como el Primer Premio de Narrativa en Málaga Crea (2018), el XXXI Concurso literario «Jorge Guillén» (2016), el XIII Concurso Literario «Eugenio Carbajal» (2015) y el XL Concurso Literario «María Agustina» (2014). En 2021 ha hecho su primera publicación, Mi Piel Virtual, Cansada (Universidad de Granada, 2021), un poemario que contiene un ensayo y un experimento visual creado a partir de imágenes recopiladas por Internet. El poemario era una pieza más de la primera exposición individual de Gómez Molina, titulada Me Veo la Nuca, que tuvo lugar en Granada en enero de 2021.

Zenda adelanta cinco poemas de Los trabajos sin Hércules, su segundo poemario, Premio «València Nova» Institució Alfons el Magnànim y publicado por la Editorial Hiperión.

***

I.

Yo trabajo como una mula
Las mulas son cruces
entre caballos y burras y son
estériles

Quizás trabajar como una mula viene de
que toda tu vida es trabajo ya que
no puedes parir no puedes criar
no puedes crear,
relincha come
tira del arado espanta las moscas
vuelve al corral

En el pueblo de mi primer novio había
una mula atada a un palo
y a su alrededor había dibujado un círculo perfecto,
el radio de su cautiverio,
esclava como los corceles de un tiovivo
condenados a girar en torno a un eje
esperando, siempre esperando
a que se parta la cuerda
el motor la fusta
el arado

Lo que la mula no sabía ni
nosotras tampoco
es que si se parte la cuerda
nos quedaremos a un paso del perímetro,
dibujando un círculo nuevo
cerca de la comida y lo conocido

¿Quién nos va a volver a enseñar a no hacer nada?

***

IV.

He dedicado mis oraciones
a ídolos de madera
comidos por la carcoma,
huecos por dentro como huevos Kinder

Fue quizás esa
la decepción primera de la niña:
que el huevo no era macizo
no era todo de chocolate
Pero traía un juguete

La vida adulta se articula
sobre una premisa básica:
Nos engañaron
pero nos entretienen

La vida es vacío y una fina y deliciosa
capa de praliné

***

IV.

Ganarse la vida significa:
que la vida está fuera
que no es tuya que
se la tienes que robar a las oficinas

Buscarla dentro del huequito de la grapadora
ahí donde se meten las grapas
o debajo de todos los papeles
de esa máquina que hace trizas los documentos
Confeti laboral,
funeral de los árboles

Ganarse la vida tiene un impuesto muy alto
todo para un viernes de derrumbe
un sábado de descanso
y un domingo invadido por el pánico
a las siete de la tarde

Regala tu espalda al látigo cinco días a la semana
40 horas de esclavitud al servicio de una pirámide alimenticia
donde los ratones están abajo
y sueñan con ser águilas

Donde quien es cazado no sueña
con abolir la caza
sino con cargar el rifle

El progreso se cimenta sobre deseos de venganza

***

V.

Hay personas que dicen “nosotros”
cuando hablan de su empresa

Si fuésemos capaces de admitir que
somos huérfanos que
necesitamos un abrazo
que estamos cansados
que somos
niños solos
no habría yugo
ni tierras
ni amo
ni buey

***

III.

Todo lo rítmico
produce esclavos

La fábrica no tiene matices solo
pum pum pa pa pum pum pa pa
La discoteca no tiene claraboyas solo
pum pa pum pa pum pa pum pa

Ese sonido neumático
es lo más cercano
al latir del corazón de la madre
a la que siempre te quedas sin tiempo
para llamar

—————————————

Autora: Mayte Gómez Molina. Título: Los trabajos sin Hércules. Editorial: Hiperión. Venta: Todos tus libros, Amazon, Fnac y Casa del Libro.

4/5 (79 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

3 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Natacha
Natacha
2 meses hace

VAYA MIERDA DE POESÍA, LA POESÍA NO ES ESO, LA POESÍA ES BELLEZA Y AQUÍ SE HABLA DE MULAS Y BURRAS,
ES USTED UNA TRASNOCHADA TOTAL…

Adrián
Adrián
2 meses hace
Responder a  Natacha

¿La poesía es belleza? Me parece que es un modo distinto de mirar. De hurgar en los intersticios que la realidad oculta. De la expresión particular del hombre, la mujer o el niño o la niña que hace de su vida una experiencia más honda que el mero hecho estético – sin desmerecerlo, aunque no el único -.

Ruben
Ruben
2 meses hace
Responder a  Natacha

Si crees que el poema hablaba de burras… tienes que hacertelo mirar…