Inicio > Poesía > 7 poemas de Victoria Ramírez
7 poemas de Victoria Ramírez

Victoria Ramírez es una poeta nacida en Santiago, Chile, en 1991. Ha publicado Magnolios (Overol, Salta el Pez) y Teoría del polen (Provincianos, Salta el Pez). Obtuvo el Premio Roberto Bolaño en 2016 y en 2019 fue becaria de la residencia Macdowell en Estados Unidos. En 2019 y 2020 obtuvo el Premio Mejores Obras Literarias en la categoría de poesía inédita que entrega el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en Chile. Ha sido parte de antologías en España, Francia, México, Argentina y Chile. Ha sido becaria de la Fundación Pablo Neruda en Chile y parte del colectivo de poesía y traducción Frank Ocean.

***

De todas las razones para rebelarse las plantas escogen la lengua. Al echar raíces desmantelan sus dialectos. Ese hábito subterráneo causa extrañeza en los humanos. Sus nombres en latín pierden sentido. El verdadero lenguaje es la omisión. Una planta no miente si guarda silencio.

***

aún es posible ver                         aún es posible ver
sándalos de Juan Fernández        silenes tormentosas
palmas de Rapa Nui                      flores de chocolate
árboles de Franklin                        pinos Wollemi
olivos de Santa Elena                    cycas espinosas
árboles de escamas                      palos rosa de Madagascar
acacias de Australia                      araucarias volcánicas
sigilarias                                        normanias

***

Bajo la mirada aristotélica las plantas fueron casi objetos, estantes o cuadros salpicados de alma vegetativa. Pero al adentrarse en las semillas de rosas, tulipanes y hortensias fue posible ver los efectos en la fibra humana y la manera en que la carne blanda de la planta se volvió diente y quijada. Entonces fue difícil olvidar la firmeza de un ciprés y la eficacia con que robles, olmos, cedros y nogales resistieron cien frutos colgando. Como si el alma fuera eso: un aroma prensado y endurecido por el tiempo.

***

no es                 no es                      no encajar

posible              posible                    una pieza

pintar                capturar el               limpia

la quietud          apareamiento         de engranaje

en el liquen       de una orquídea     el amor

ambos órganos          no puede

mezclados

***

hay criterios                                hay causas

áreas de distribución                  demanda de leña

tamaño de las poblaciones        expansiones agrícolas

reducciones en el tiempo           plantaciones comerciales

grados de fragmentación           pino y eucaliptus

incendios clase A

monocultivos

***

aún es posible ver montañas
nubes sobre cumbres punzantes
es posible ver veleros amarillos
adolescentes a la rastra en trajes de baño
por un motor que deja migajas sobre las olas
niños que juegan pulcros sobre la arena
que construyen canales para que pase el mar
hombres que venden y hombres que compran
masas dulces y fritas a mil pesos
aún es posible pasear perros por dinero
ver volantines que caen en picada
hasta ensartarse en una rama de aromo
el mundo se puede acabar y aun así
podemos sentir que el cielo es una lengua
abierta como una excavación
o un agujero de luz egoísta
que nos lastima la cara

***

aún es posible ver parques nacionales
zonas de protección y reservas
ranitas de Darwin que se inflan
bajo la luz desigual de una linterna
es posible tararear una canción
por el miedo de caminar a oscuras
ver gatos nacidos de madre güiña
que escalan rápido la cordillera
carneros que niegan una estirpe
que bajan enfermos hacia el río
el mundo se puede acabar y aun así
podemos sentir el aire de alga marina
la mezcla de sal roja que inunda
archipiélagos o ciénagas o ensenadas
mientras crecen allí nuevos vertebrados
mamíferos fuertes como ornitorrincos
que gestan huevos y cruzan millas
con hijos encaramados en la espalda

3.5/5 (89 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

3 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Ricarrob
Ricarrob
8 meses hace

Aún es posible leer buena poesía,
leer palabras que nos despiertan,
las ganas de naturaleza,
aún es posible escuchar frases
entendibles y bellas
que hablen de la vida.

Excelente artículo.

Francisco
Francisco
8 meses hace

Estas tipografías, tan en boga hoy día, me dificultan el acceso al poema. Soy un viejuno, qué se le va a hacer.

José Luis Pérez Martí
José Luis Pérez Martí
8 meses hace

La poesía que no conmueve son sólo palabras huecas,
cáscaras de ideas inconexas,
principios de,
que no terminan,
que antes que empiezan acaban.
Naderias muertas que se exhalan,
humo de conjeturas ardiendo en el ara de la nada.