Inicio > Series y películas > Del papel a la pantalla > Adaptaciones europeas setenteras (XV): El tambor de hojalata

Adaptaciones europeas setenteras (XV): El tambor de hojalata

Adaptaciones europeas setenteras (XV): El tambor de hojalata

En esta serie de artículos reseño algunas de las películas más representativas, adaptaciones europeas de los años setenta. Traslaciones al cine de obras literarias de autores como L. P. Hartley, Arthur Conan Doyle o Anthony Burgess. Por supuesto, cada selección es subjetiva y arbitraria. No obstante, con ella, trato de dibujar un panorama amplio en el que se ve cómo escritores de épocas, estilos y ámbitos lingüísticos muy distintos han sido adaptados al cine de formas tan diversas como incluso antagónicas, en función de las poderosas personalidades de los cineastas que los han adaptado (en la mayor parte de casos siendo directores-guionistas): Losey, Wilder, Kubrick, Hitchcock, Mankiewicz o Fassbinder.

*****

El tambor de hojalata 

(Die Blechtrommel / Le Tambour / Blaszany bębenek, 1979). 

“Hoy he leído El tambor por primera vez, y he tratado de imaginar el film que se podía hacer. Sería un gran fresco alemán, la historia del mundo vista y vivida desde abajo: cuadros enormes, espectaculares, reunidos por el minúsculo Oskar.” (Diario de Volker Schlöndorff).

Cuando el escritor Günter Grass (Gdańsk, actual Polonia, 1927) publicó su primera novela, El tambor de hojalata, en 1959, con sólo treinta y un años, a buen seguro no imaginaba que su repercusión perviviría durante medio siglo. El autor de El gato y el ratón ya había escrito piezas de teatro y cuentos, pero con El tambor de hojalata se bautizó en la alta literatura. Volker Schlöndorff pertenece a la generación posterior a la de Grass, una juventud universitaria que creció impregnada de sus primeras obras literarias. El interés de Schlöndorff por adaptar literatura a cine le acerca sucesivamente a Musil, Brecht, Von Kleist, Böll, Yourcenar, Proust, Arthur Miller o Max Frisch. Tras rechazar muchas propuestas de productores durante décadas, Grass accedió a vender los derechos a Schlöndorff, hasta el punto de participar en el guión. Grass afirma que encontró en Schlöndorff al adaptador ideal: “El interlocutor era en este caso alguien que me provocaba mediante sus preguntas, que iba derecho al corazón del tema y que, durante el diálogo, me obligaba a reconsiderar totalmente un libro del que ya estaba muy alejado. Gracias a las provocativas preguntas de Schlöndorff me fue posible colaborar en los diálogos. Inmediatamente me di cuenta de que había comprendido la dimensión épica de mi obra. Comprendí, asimismo, que tendría el valor suficiente para remodelar el material sin servir servilmente al libro, sustituyendo las formas literarias por otras cinematográficas.”

"Narra la vida de Oskar Matzerath, un niño que vive pegado a su tambor de hojalata y se niega a crecer"

El tambor de hojalata fue una coproducción de alto presupuesto que desde su inicio estuvo unida a la polémica, debida a la alta carga crítica y alegórica del libro en el que se basa. Pese a ello obtuvo un sinfín de premios, incluida la Palma de Oro en Cannes y el Oscar al Mejor Film Extranjero. Narra la vida de Oskar Matzerath (David Bennent), un niño que vive pegado a su tambor de hojalata y se niega a crecer. Cuando los adultos tratan de arrebatarle su sonoro instrumento Oskar alza tanto la voz que con su potente grito logra romper todos los vidrios que le circundan (idea similar a El grito, de Skolimowski). En el contexto político alemán el ascenso político de Hitler es el escenario en el que (no) crece Oskar, metáfora del ciudadano rebelde que se niega a que la Historia avance hacia los crueles derroteros que algunos ya vaticinan.

"La crudeza y lucidez de esta sátira en un clima opresivo y zozobrante, por desgracia clave en la Historia, está narrado con un fascinante estilo"

El infantilismo de ese niño reviejo —en realidad un enano— es la parábola del idéntico infantilismo de la sociedad que aupó a Hitler al poder, de ahí que la narración transcurra desde 1927, en tiempo de la República de Weimar, hasta 1945, con el ocaso de la Alemania del III Reich. La crudeza y lucidez de esta sátira en un clima opresivo y zozobrante, por desgracia clave en la Historia, está narrado con un fascinante estilo que cabalga entre el realismo más descarnado y el surrealismo fantástico más onírico, una difícil adición que Schlöndorff, con su descollante talento narrativo, logra llevar a buen puerto. El premio Nobel de Literatura concedido a Grass en 1999 y su declaración en 2006 de que había pertenecido a las juventudes hitlerianas Waffen-SS no han hecho más que volver a poner de actualidad una novela y una película ya de por sí imperecederas.

*****

Dirección: Volker Schlöndorff. Guion: Jean-Claude Carrière, Franz Seitz, Volker Schlöndorff. Novela: Günter Grass. Música: Maurice Jarre. Fotografía: Igor Luther. Reparto: David Bennent, Mario Adorf, Angela Winkler, Daniel Olbrychski, Charles Aznavour, Andrea Ferréol, Heinz Bennent, Otto Sander. Nacionalidad: RFA. Duración: 142 minutos.

4.8/5 (5 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios