Inicio > Actualidad > Libroesfera > El Albert Camus periodista, en ABC Cultural

El Albert Camus periodista, en ABC Cultural

El Albert Camus periodista, en ABC Cultural

ABC Cultural reflexiona sobre el periodismo y su futuro tomando como punto de partida el libro La guerra es una piscina, de Plàcid Garcia-Planas, y reivindicando una de las facetas menos conocidas de Albert Camus, la de periodista.

Escribe el reportero Plàcid Garcia-Planas (Sabadell, 1962) en «La guerra es una piscina», el extraño y extraordinario libro que ha perpetrado con el fotógrafo Guillermo Cervera (Madrid, 1968), que «la realidad es inquietante», y que «sin inquietud no hay nitidez». La frase es turbadora, no sé si cierta. Pero lo que sí resulta imperioso es perseguir la nitidez en tiempos como estos, tan extraordinarios como inquietantes. ¿En qué medida pueden ser nítidas las fotografías y los textos cuando se asoman al pozo de la realidad bajo la ardiente actualidad?

Casi al comienzo de este experimento, el autor de las palabras cuenta que el autor de las fotos le contó en el «guest house» de Kabul que era ex alcohólico y que su padre era «vendedor de armas. Proyectiles para ejércitos». También le dijo que «una vez que has sido alcohólico, nunca dejas de serlo». «La guerra es una piscina» tiene formato de revista o de catálogo, en papel satinado, que no facilita la lectura y provoca que la luz artificial rebote contra la superficie y multiplique la distorsión de unas imágenes que se asoman aceradamente a la realidad. A la obscena realidad. Por ejemplo, sirviéndose de la contraposición dialéctica entre lo que sabemos y lo que asumimos. En las imágenes enfrentadas en las páginas 14 («Caracola y barquito en la vitrina de un hogar bombardeado en Donetsk, Ucrania») y 15 («Vendedor de armas durmiendo sobre su cama». ¿El padre del fotógrafo?). O en las fotos que se miran de reojo entre las páginas 114 («Refugiados desembarcando en la isla griega de Samos») y la 115 («Turistas desembarcando en Quinta do Lorde, Madeira, tras avistar cetáceos»).

¿De qué hablamos cuando hablamos de periodismo?

¿De qué hablamos cuando hablamos de realidad? ¿Cómo se cuenta mejor la guerra? Tal vez parándose en medio del desierto libio mientras un miliciano apunta con su fusil de mira telescópica ante el anuncio de un refresco. «Gracias» a esa foto que se paró a tomar Cervera se separó de sus compañeros de viaje, que fueron alcanzados por un bombazo.

Pincha aquí para leer el artículo completo en ABC Cultural