Inicio > Firmas > Ayer fue miércoles toda la mañana > Ante crisis lectora, editoriales intrépidas

Ante crisis lectora, editoriales intrépidas

Ante crisis lectora, editoriales intrépidas

Uno de los motivos por los que debemos agradecer a los “nuevos” editores, a los llamados editores independientes, a los que Teresa M. Peces está empezando a entrevistar para Zenda bajo el epígrafe de Editores Intrépidos, es por “descubrirnos” escritores inéditos, apenas conocidos o recuperaciones de novelas perdidas hace tiempo.

La Puerta de Brandenburgo, hoy. Arriba, en 1945

Muchas de estas editoriales lanzan autores a los que nos rendimos por su compromiso social, por su apuesta en la defensa de la mujer y siempre por su calidad literaria. Así está ocurriendo con Vivian Gornick que ha publicado Sexto Piso; con Charles Simmons, en Errata naturaeVerónica Gerber Biceccio, en Pepitas de calabaza o, en el caso de algunas de las grandes editoriales de siempre, como Alfaguara, publicando Manual para mujeres de la limpieza, los cuentos de Lucia Berlin, y el nuevo sello de Anaya, AdN, con los cuentos de Edith PearlmanMiel del desierto.

"Muchas de estas editoriales lanzan autores a los que nos rendirnos por su compromiso social, por su apuesta en la defensa de la mujer y siempre por su calidad literaria."

En esta línea están Los Libros del Asteroide, Impedimenta y Periférica, esta última editorial lleva un par de títulos que publica junto a Errata naturae, el primero Tú no eres como otras madres, del que no tengo datos de venta pero si me fío del boca a boca no tengo duda de que ha sido un éxito literario. El segundo que estas dos editoriales han puesto en librerías y del que me dispongo a hablar es Regreso a Berlín, de Verna B. Carleton (New Hampshire, 1914). De este libro esbocé un apunte en “Agosto de libros” (Zenda, 20 de julio).

Con esta novela, Carleton ha entrado en las vidas de los lectores, también intrépidos, con un refrescante aire renovador. Una voz literaria magnética y una combinación perfecta de ética y estética para contar la devastación de Berlín en la Segunda Guerra Mundial, visto a través de los ojos de Erich Dalburg, nacido alemán y nacionalizado inglés tras su exilio del terror nazi, y contado en primera persona por una narradora que es una periodista norteamericana, que en realidad es la propia Verna B. Carleton basándose en el viaje que hizo con su amiga, la fotógrafa alemana Gisèle Freund, a quien acompañó en su reencuentro con Berlín en 1957. Carleton transforma a Freund en Erich y su esposa inglesa Nora, con quienes entra en el Berlín de los años 50 para que él pueda recorrer una ciudad en reconstrucción y reencontrarse con sus recuerdos, con la familia que le queda y con la que están pendientes profundas conversaciones.

Por ejemplo, con su tía Rosie, hermana de su madre; con Käthe, a la que quiere como una hermana; con Frank, con el que necesita aclarar una parte de su tremendo pasado; con Albrecht, un primo rico exnazi, espejo perverso, todo en un Berlín que en pocos años estaría dividido por el Muro y en el que las nuevas generaciones no quieren aceptar el pasado reciente de los campos de concentración.

Verna B. Carleton

A pesar de tratar un tema tan duro, Regreso a Berlín es una novela que rezuma belleza y verdad, que en ningún momento está tratado con maniqueísmo sino que, entre sus hallazgos, está el pensamiento de esos jóvenes que prefieren no querer saber nada del pasado hitleriano; de los que vivieron de aquel régimen y lo siguen defendiendo once años después de acabada la guerra, que es el tiempo en el que transcurre la novela; de la resistencia de unos y de la pasividad de otros; de los que se exiliaron y de los que se quedaron, ocasionando una nueva fractura social…, pero como he dicho, todo narrado con serenidad, reflexionando desde una postura lo más cercana posible a la ecuanimidad y al humanismo. Y lo que se agradece como lector a una obra publicada por primera vez en 1959, el punto de vista de una escritora que narra lo que está pasando en esos años en Alemania, con el pulso real de los acontecimientos.

Niños sobre el Muro en años 60

Gracias a los editores intrépidos —grandes y pequeños, porque el oficio de editor en España es harto complicado— por este regalo, por esta belleza de novela, por tanta sensibilidad.

____________

Autora: Verna B. Carleton. Título: Regreso a Berlín. Editorial: Periférica & Errata naturae.

Accede al foro de Zenda