Inicio > Blogs > #Mibiblioteca > Carolina Isasi

Carolina Isasi

Carolina Isasi

Es esta ocasión tengo la suerte de poder hacer un reportaje a la periodista cultural Carolina Isasi, a la cual conocí entrevistando a Berna González Harbour para Zenda.

Me parece una periodista tenaz, muy culta y una gran amante de los libros, como se puede ver en estas fotos.

Disfruté mucho realizándole este reportaje una soleada mañana de enero junto a sus gatitas en su bonita casa.

Para saber más de Carolina:

Carolina Isasi (San Sebastián, 1969). Estudió en el Liceo Francés de San Sebastián y vivió en Dublín y Oxford antes de instalarse en Madrid para estudiar Periodismo y realizar un Máster en radio y televisión. Arrancó su carrera en Radio Voz, y desde entonces se ha dedicado al periodismo cultural. Disfruta viajando, y entre sus grandes recuerdos está su estancia en San Francisco para entrevistar a Isabel Allende, Cannes a Marina Picasso o Nueva York a Paul Auster y Siri Hustvedt. Colabora con muchos medios. Zenda, El Diario Vasco, Infobae Argentina, Elle o Mujer Hoy han contado con sus entrevistas. Vive con dos adolescentes, dos gatas y rodeada de libros. Es feliz con unas patatas bravas en un bar castizo y paseando por su San Sebastián natal. Nunca pasa mucho tiempo sin escuchar el mar.

Si queréis saber qué está leyendo, visitadla en su blog, en Instagram o Twitter y si queréis descubrir una faceta poco conocida en ella, buscadla en @bohemianjewelsspain. También trabaja junto a una de sus hermanas, la gemóloga Irene Isasi, llevando la comunicación de una empresa de joyas. Porque a fin de cuentas lo que le gusta a ella es comunicar.

Instagram: @CarolinaIsasi

Twitter: @CarolaIsasi

Blog: www.blogs.diariovasco.com/mirandoalabahia

Nos recomienda este libro a los lectores de Zenda:

Nubosidad variable de Carmen Martín Gaite (Anagrama)

De este libro, me gusta todo: lo que cuenta, cómo lo cuenta, la intrahistoria de la novela y lo que ella significó para mí.

La leí en Mallorca, en el transcurso de varios días de playa. Era una Semana Santa algo fría pero me iba todos los días a leer a la playa. Tengo el libro subrayado a lápiz, y una de mis hijas se llama como una de las protagonistas de la novela: Sofía. Nubosidad variable es la reconstrucción de una amistad y un homenaje a las palabras. Me aficioné al leerla a estrenar cuadernos y a hacer collages. La última vez que la releí fue hace ya cinco años, y volveré a hacerlo este año. Entrevisté a Carmen para la radio. Era una emisora no muy grande, pero con un gran equipo humano, Radio Voz. Recuerdo perfectamente la escena. Junio, Feria del Libro, parque del Retiro, una larguísima cola para saludar a Carmiña y yo con el libro en la mano esperando para que me lo dedicara y contestara a unas preguntas. La entrevista fue rápida. Yo era muy novata y ella estaba muy ocupada, pero la recuerdo con cariño. Me puso una dedicatoria que releo con una sonrisa cada vez que abro el libro. “8 de Junio 1997. Para Carolina, gracias por su propaganda “de viva voz”. Afectuosamente, Carmen Martín Gaite.”

Acaricio el libro, pienso en Carmen, en sus boinas, su pelo gris y leo este párrafo que me ayuda cuando ando perdida:

—A veces uno solo pierde la brújula —digo.

—Se desbrujula uno, en vez de desbrujarse —dice ella con voz de risa—. ¡Qué distinto!, ¿no?, y con lo parecidas que suenan las palabras.

Y yo le digo que sí, que todo en el fondo es cuestión de palabras, de jugar con ellas, es lo que tiene la literatura  […] porque a mí la literatura me ha salvado de muchos pozos negros.

Por todo esto y por mucho más, Nubosidad variable marcó mi juventud, mi amor por las palabras y mi reconocimiento a una de las mejores cosas del mundo: la amistad.