Inicio > Blogs > La lectora de Guermantes > Cartagena y el Dei Gloria
Cartagena y el Dei Gloria

Cartagena sorprende al visitante con el graznido inesperado de las gaviotas. Estamos a mediados de noviembre y visito la antigua Qart Hadasht para asistir a la ruta literaria por la ciudad con el hilo conductor de la novela La carta esférica del escritor Arturo Pérez-Reverte, una actividad organizada por la UNED.

La carta esférica narra la historia de un marino en tierra, Coy, de una mujer bella y sin escrúpulos, Tánger Soto, en su búsqueda del Dei Gloria, un bergantín naufragado que perteneció a los jesuitas y se perdió junto a la costa de Cartagena tras un ataque de un velero pirata.

Coy, cegado por la belleza y la determinación de Tánger (como Homero por las sirenas) se ofrece a ayudarla en su búsqueda. En esta búsqueda les acompañará Paco el Piloto a bordo de su velero Carpanta (Buenaventura en la película), un marino con el que Coy se fumó su primer cigarrillo.

Detrás del Dei Gloria está también Nino Palermo que dirige una empresa dedicada al rescate de barcos hundidos y al tráfico de patrimonio arqueológico subacuático y Kiskoros, un suboficial de la marina argentina. Comienza así una gran novela de aventuras.

La ruta literaria aparenta estar planificada al milímetro, por lo que  dedico los primeros minutos del sábado a pasear por la Cartagena que conozco, perderme en su centro histórico y observar a los madrugadores pescadores que se afanan en su tarea diaria en el puerto.

"Dos días intensos de galeones hundidos, corsarios, naufragios, aroma a salitre y tesoros que sacar a la luz, de cuerpos cubiertos de pecas que invitan a soñar, de cementerios de barcos sin nombre y hombres que se pudren en tierra por no poder navegar."

A las diez de la mañana el Museo Nacional de Arqueología Subacuática Arqua abre sus puertas al medio centenar de participantes.

Nos reciben varios anfitriones, entre ellos D. Iván Negueruela, director del Museo, Dña. Mª Luisa Martínez Jiménez, Directora del centro asociado de UNED Cartagena, Dña. Mari Carmen Berrocal, Arqueóloga y coordinadora de Extensión Universitaria y Dña. Mari Carmen Ros, Profesora-Tutora de Literatura en UNED Cartagena y coordinadora de Extensión Universitaria.

Tras una breve presentación de las actividades programadas, nos dirigimos a la bahía de la ciudad, donde tras una travesía de varios minutos por la dársena de Escombreras llegamos al Fuerte de Navidad.

En el Fuerte el guía nos explica la táctica defensiva que se empleaba, la disposición de las casamatas, los diferentes tipos de cañones y cómo el radio de acción de los 17 cañones aquí albergados se fue ampliando con los años. Visitamos  en el Fuerte los espacios dedicados a las tropas: las zonas de descanso y la cocina.

Esta primera visita guiada conlleva un pequeño retraso que no permite que Mª Carmen Ros Soriano se detenga en algunos puntos de su exposición sobre el contexto de La carta esférica.

En el Palacio Consistorial analiza algunos puntos fundamentales de la novela: la trama, los personajes y los escenarios de la novela (lugares, muchos de ellos, que ya no existen o que vieron modificado su nombre al servicio de la ficción).

img_20161112_125916 img_20161112_130406

Tras la comida en La Tapería, subimos al Castillo de la Concepción desde donde podemos ver  el Anfiteatro romano de la ciudad (uno de sus mayores tesoros patrimoniales) sobre el que se construyó la Plaza de Toros Ortega Cano.

img_20161112_181206

Bajamos por la ladera del castillo disfrutando de las hermosas vistas de la ciudad sobre la que va poco a poco cayendo la tarde: el Teatro romano, la Muralla, la Catedral… volvemos a Arqua donde disfrutamos de una visita guiada por el museo de la mano de su director y entendemos algunos de los procesos que llevan a cabo para recuperar barcos naufragados.

Finaliza la tarde con una conferencia sobre normativa nacional e internacional impartida por el profesor de Derecho de UNED Cartagena, D. Rafael Manteca.

img_20161112_181009img_20161112_174639

 

 

 

 

 

 

 

Y lo hace a través de un caso práctico, y aunque en el programa aparece el caso de la Fragata Mercedes, el profesor retoma el caso del Dei Gloria analizando en su ponencia algunos aspectos legales sobre el valor del patrimonio sumergido, la propiedad de ese patrimonio según normativa nacional o internacional, las multas a las que deben hacer frente quienes cometen expolio subacuático,… ¡Ay, Coy!

El domingo comenzamos la mañana con una visita guiada al Arsenal Militar de la Marina. Nos acompaña Obdulia Gómez, concejala de Turismo de Cartagena.

La magnífica guía de Pedro hace que nos olvidemos de que ayer no pudimos completar el programa previsto, pues el retraso desde por la mañana en todas las actividades impidió que visitásemos el taller de restauración de las piezas arqueológicas de la Fragata Mercedes en Arquatec. (Siempre digo que cada vez que se va a Cartagena hay que dejar algo por ver, sea este espacio el que anotaré en mi “lista de pendientes”).

img_20161113_091840img_20161113_093642img_20161113_084105

Tras el Arsenal visitamos el Museo Naval de la ciudad y el Peral, el primer submarino torpedero de la historia, fabricado por la Armada Española, que no superó uno de los simulacros que debía aprobar para ser utilizado, pero que consiguió que a su inventor, Isaac Peral, se le concediese la medalla del Mérito Naval.

Este submarino, que se puede ver en la sala del arsenal militar junto al Museo Naval desde 2013, es la piedra angular sobre la que el Ayuntamiento de la ciudad prevé diseñar el claim turístico “Cartagena. La ciudad del submarino”.

img_20161113_123919 img_20161113_124744

No podría acabar esta ruta literaria sin acercarnos a Cabo de Palos, donde Coy y Tánger acaban situando el Dei Gloria (con la ayuda del profesor Néstor Perona).

Allí visitamos el faro y comemos en el puerto, junto a El Pez Rojo (donde Coy y Tánger comen en la novela) y descubrimos que el actor que interpreta a Paco el Piloto (Pedro en la novela, Paco en la vida real) trabaja en Planeta Azul, dedicado, cómo no, a la práctica de buceo.

img_20161113_132627

Volvemos a Cartagena por la carretera costera y descubrimos la tierra minera que hizo resurgir y dio renombre a La Unión y su famoso Festival de Cante de Las Minas.

Pasamos por la preciosa bahía de Portman dejando atrás la especulación llevada a cabo en esta tierra y la espeluznante construcción de varios campos de golf.

img_20161113_155917 img_20161113_163413

 

 

 

 

 

 

 

Dos días intensos de galeones hundidos, corsarios, naufragios, aroma a salitre y tesoros que sacar a la luz, de cuerpos cubiertos de pecas que invitan a soñar, de cementerios de barcos sin nombre y hombres que se pudren en tierra por no poder navegar.

No hay que olvidar, que al igual que Cartagena ha sido marco para algunas de las ficciones literarias más importantes de los últimos años, y cuna de escritores de reconocido talento (Carmen Conde, Pérez-Reverte, María Dueñas,…) también se ha convertido en escenario de algunas producciones cinematográficas: desde la adaptación al cine de La carta esférica de la mano de Imanol Uribe a Son de Mar de Bigas Luna, Rencor de Miguel Albaladejo o La chispa de la vida de Álex de la Iglesia.

 

Imágenes: Raquel Jiménez

0/5 (0 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)