Inicio > Actualidad > Noticias > César Antonio Molina: «La cultura es el antídoto frente a los peligros de la idiotización»

César Antonio Molina: «La cultura es el antídoto frente a los peligros de la idiotización»

César Antonio Molina: «La cultura es el antídoto frente a los peligros de la idiotización»

Contra el «totalitarismo tecnológico» de algunas grandes empresas se rebela el escritor y exministro de Cultura César Antonio Molina, que asegura que ni siquiera los «totalitarismos más salvajes» del siglo XX, como el nazismo o el estalinismo, pudieron «colonizar» al ser humano libre.

Es el totalitarismo que algunas grandes empresas «tratan de imponer al ser humano, controlando su vida, su libertad, para sacarle de la condición de ciudadano que tanto ha costado conseguir a lo largo de los siglos y convertirle en mero consumidor de lo que ellos quieren porque a su vez son los que fabrican», ha asegurado César Antonio Molina en un encuentro con periodistas para presentar su último libro.

¡Qué bello será vivir sin cultura! (Destino) es el título del libro de César Antonio Molina, que ha sido, además de ministro de Cultura, profesor de Teoría y Crítica Literaria en la Universidad Complutense y de Humanidades en la Carlos III, director adjunto de Diario 16 y máximo responsable del Instituto Cervantes, el Círculo de Bellas Artes y la Casa del Lector.

Es un libro en el que apuesta por la cultura como «antídoto frente a los peligros de la idiotización», porque, ha asegurado, el totalitarismo tecnológico es «más sibilino, sin violencia, una especie de adormecimiento en el que el ser humano puede caer, convencido de la placidez que significa no pensar, no reflexionar, no tomar decisiones, no tener sentido del dolor o de la muerte. Fracasaron los totalitarismos políticos e ideológicos que llevaron a la humanidad a grandes catástrofes, pero este nuevo y renovado totalitarismo es más inteligente: controla ya todos nuestros sistemas de comunicación y la forma de relacionarnos los unos con los otros», a través de compañías tecnológicas que «amenazan a los poderes democráticos y no cumplen ni siquiera con las leyes de la hacienda pública», señala en su libro. Y ante eso, la cultura y los intelectuales deben «dar un grito mostrando su disconformidad, porque también intentan controlar sus medios, sus formas, sus expresiones, promoviendo la piratería», porque la piratería digital de los contenidos culturales a gran escala, dice, está promovida por las mismas macroempresas tecnológicas y conduce «al creador a la indigencia».

César Antonio Molina ha insistido en que su libro no es contra la tecnología, muy necesaria para el desarrollo del mundo, sino contra los que quieren utilizarla en su beneficio destruyendo la capacidad creadora del ser humano. Y ha recalcado que lo que se creía una distopía es la realidad actualmente aunque, ha advertido, solo estamos en el principio. «Vivimos algo ya terrible, que es la dictadura de los algoritmos, que impone una máquina con unos criterios economicistas y antihumanistas, que nos dice que hay que escribir una novela en la que haya violencia y sexo porque si no, no se vende». Ha criticado algo que, ha considerado, ocurre también en las redacciones de los periódicos.

El escritor ha insistido en la fundamental labor que tienen que desarrollar los Estados frente a estos intentos de control, «porque la cultura es una parte esencial de la identidad de un país», algo que cree que Francia ha hecho, al tener a la cultura y a la educación como pilares fundamentales de su democracia mientras que en España, en su opinión, no ha ocurrido: «Todavía no hemos conseguido un pacto de Estado por la educación y la cultura». «Ojalá me equivoque», ha agregado el autor, que ha recalcado que el ser humano se debe defender «no con armas ni cañones, sino con la palabra».

4.9/5 (14 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios