Inicio > Poesía > Cinco poemas de «Años de vida», de Fernando Fonseca

Cinco poemas de «Años de vida», de Fernando Fonseca

Cinco poemas de «Años de vida», de Fernando Fonseca

Fernando Fonseca (Oviedo, 1956) no concibe el oficio de escritor al margen del sentido poético de la escritura. Los poemas de Años de vida surgen del irrevocable aviso de la vejez asomando en el horizonte, siendo consciente, el poeta, de que esa etapa existencial representa el éxito de una vida, en tanto que significa la culminación deseada por todo individuo, aun a sabiendas de que, como dijo Jules Renard, “todos deseamos vivir muchos años, pero nadie quiere ser viejo”.

Zenda publica cinco poemas de Años de vida, de Fernando Fonseca, que acaba de publicar la editorial Más madera. Fernando Fonseca (Oviedo, 1956) no concibe el oficio de escritor al margen del sentido poético de la escritura.

1.

Me miras.

Me miras
y me rimas
en esos anagramas
de papel
que dispersan mi nombre.
El que fue.

2.

Cuando fingíamos bajo la fina lluvia
un aquelarre de extrarradio
únicos habitantes de un mundo
que dábamos por omitido
acabamos por creernos los dos
supervivientes de la hecatombe.

Por eso me dijiste entonces
que harías de mí un educado acróbata
y que me acompañarías
el resto de nuestros siglos
con fidelidad apabullante.

Estábamos solos en la marquesina
a altas horas de la noche
y nos dio por cantar
aderezando la llovizna
que era nuestra mejor aureola.

Nunca llegó aquel autobús
y vencidos por la extenuación
tú me preguntaste:
«¿A dónde vamos.»

Y yo te respondí
con mi sonrisa de los domingos:
«Al fin del mundo.»

3.

Vendrá el viejo tren
cargado de suicidas

en medio de la noche
—ese tedio interminable de los domingos de invierno.

Su recorrido viene siendo el tiempo
y su humana carga
la desesperación.

En lontananza
la anciana Marlene
tararea con fatiga una triste canción húngara.

Gloomy Sunday.
Gloomy Sunday.

(Y en el andén
una mujer con la boca abierta
aguarda en vano
el húmedo beso del suicida)

Goomy Sunday.
Gloomy Sunday.

4.

Por la noche

el somier
se eleva
sobre los vapores
de tu ausencia.

5.

¿Dónde nace esa oscuridad
dónde se cobija
cuál es su causa?…

La otra noche
conocí una muñeca de porcelana china
en un café de la Calle Oscura.

Me dijo de inmediato:
«Tienes mala cara.»

Y yo le confesé:
«Me duele el alma.»

En ese instante descubrí
dónde nace la oscuridad
que un mal día se cobijó en mí
porque al parecer
yo era su causa.

«¿Qué hora es hoy?»
me preguntó más tarde la muñeca de porcelana china.

Y yo le respondí:
«Hoy es nunca a las cinco menos siempre.»

—————————————

Autor: Fernando Fonseca. Título: Años de vida. Editorial: Más madera. Venta: Amazon

4.8/5 (6 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)