Inicio > Poesía > Claustro elegido, un poema de Mía Gallegos

Claustro elegido, un poema de Mía Gallegos

Claustro elegido, un poema de Mía Gallegos

Periodista y poeta costarricense, a lo largo de su obra ha tejido una delicada unión entre los imaginarios de carácter mítico y la fuerza feminista de su toma de posición política. A continuación reproduzco Claustro elegido, un poema de Mía Gallegos.

Claustro elegido, de Mía Gallegos

No busco nada.
A nadie aguardo en este día.

Esperar es una de las raras
estratagemas de Dios
para detenernos en un punto.

Mi país:
montaña verde y lluvia.
Un caballo se pierde en la llanura
imaginada,
que ahora está vedada a mis ojos.

Busco la intensa reflexión:
la de los libros amigos,
la luz interna que preciso para vivir,
el candil de oro,
el Eclesiastés y la paciencia de Job.

A mi edad y en un país de lluvia,
el claustro es una elección.

Ahí se pierden los contornos.
La vida se diluye en un ir y venir
del trabajo al café,
del café a la taberna.

Busco la infancia que soy:
la llanura, la sombra del árbol gigantesco,
el único mar sin fondo,
el caballo desbocado en su furia,
el verdor de la montaña junto al cielo.

Me gusta quedarme a solas
sintiendo como la sangre me nutre de nuevas vestiduras.

A solas me pertenezco.
No hay dicotomía entre el espejo y yo.
Una vive y la otra sueña.
Juntas recordamos a un hombre.
Juntas hemos escrito estos versos.

4.6/5 (107 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

3 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Eduardo Alejandro Ibáñez

Enorme poema!! No.conocía esta poetisa.
Aquó va un no enorme (pequeño) poema mío :
La Gata

Yo le abría mis bolsillos :
ella abrió mi corazón.

Ella (la Gata)
ronroneaba en mis oídos,
rasguñaba la pasión.

No era mía ni de nadie,
ni de ella, ni de Dios.

Y aunque todos la tocaran
el amor no la rozó.

Ya no recuerdo su nombre:
su silueta perduró.

Y perduraron sus ojos
rasgados hasta el dolor.

Nunca nadie pudo nada:
el dinero la inmoló.

Yo la abria mis bolsillos:
ella abrió mi corazón.

Ulises Paria
Ulises Paria
3 meses hace

Muy bueno; tal vez, eso sí, sensaciones que todavía se me escapan, por la edad; tiene una honda belleza reflexiva, sintética (palabra que aplicada a un trabajo poético, muchos poetas ni entienden).

Última edición 3 meses hace por Ulises Paria
víctor alarcón
víctor alarcón
3 meses hace

Poema con P Mayúscula!