Inicio > Actualidad > Noticias > Colson Whitehead: «Si Donald Trump vuelve a ser elegido presidente mucha gente morirá»

Colson Whitehead: «Si Donald Trump vuelve a ser elegido presidente mucha gente morirá»

Colson Whitehead: «Si Donald Trump vuelve a ser elegido presidente mucha gente morirá»

El escritor norteamericano Colson Whitehead, ganador de dos premios Pulitzer, ha asegurado que si Donald Trump vuelve a ser elegido presidente «mucha gente morirá» y ha considerado que los jóvenes negros están en su país «a merced de la policía».

Después de El ferrocarril subterráneo, novela sobre la esclavitud con la que obtuvo un Premio Pulitzer en 2017, Whitehead volvió a obtener este galardón este año con Los chicos de la Nickel, basada en el estremecedor caso real de un reformatorio de Florida que estuvo en funcionamiento durante más de un siglo y destrozó la vida de miles de niños.

La novela, que acaba de ser publicada en español por Literatura Random House, cuenta la historia de Elwood Curtis, un prometedor adolescente negro que, en la década de los sesenta, acabó en el reformatorio por un malentendido. Allí intentará seguir las enseñanzas de Martin Luther King mientras que su amigo Turner piensa que la única forma de sobrevivir en la Nickel es emulando la violencia y la crueldad de sus opresores.

En una rueda de prensa telemática, Whitehead (Nueva York, 1969) ha asegurado que durante toda su vida ha visto casos de brutalidad policial en Estados Unidos: «surge una y otra vez», como ha ocurrido en la actualidad.

Según Colson Whitehead, la policía en Estados Unidos «sigue siendo racista» y no se cambia la legislación porque cuando se ha producido alguna reforma y avance en este sentido, se revoca cuando vuelven los republicanos, ha asegurado.

Y ha vaticinado que que si Trump vuelve a ser elegido presidente «mucha gente morirá» y será una «tragedia no solo para los norteamericanos sino para todo el mundo»: «un gato muerto sería mejor presidente que la Administración Trump que tenemos ahora», ha recalcado el escritor que ha agregado: «¡venga, gatos muertos para todos!»

El escritor, que ha revisado la historia afroamericana en cada una de sus novelas, sostiene que no pretende educar a los lectores sobre temas de racismo sino dar respuesta a sus propios «objetivos artísticos».

Pero, agrega, toda su vida ha visto casos de brutalidad policial. A él mismo le han detenido y esposado por estar «en el lugar equivocado en el momento equivocado, como les ha pasado a la mayoría de los chicos de color» porque, sostiene, «en Nueva York es tan común eso de detener y cachear…» algo que aunque «viola todos los derechos básicos, es así».

«Los jóvenes negros siempre están a merced de la policía» y muchas fuerzas policiales creen «que tienen que detener a los negros», ha recalcado el escritor, que considera que las raíces de estos comportamientos están en la época de la esclavitud.

La génesis de la novela Los chicos de la Nickel está precisamente en la «impotencia de que nadie rinda cuentas, de que todo el mundo se libre», ha recordado el autor.

Porque a lo largo de los años ha habido muchas situaciones de protesta contra la violencia y el racismo como en la actualidad pero «nunca nadie ha rendido cuentas, todo el mundo se ha ido de rositas como sucedió con lo del reformatorio».

Whitehead se inspiró en hechos reales sucedidos en la escuela masculina de Dozier, en la zona noroeste de Florida, donde niños que habían sido condenados por delitos menores sufrían violentos abusos, una historia que conoció en 2014.

Una tragedia de la que se supo durante décadas pero «nadie hizo nada al respecto», indica el escritor, que asegura que rebajó la realidad en términos de violencia y brutalidad para escribr la novela: «Los relatos eran tan espantosos y tan espeluznantes que no funcionaban para tratarlos en términos de ficción», ha señalado en relación a los testimonios que hay de las víctimas.

Y aunque asegura que separa bastante sus emociones de lo que escribe, reconoce que cuando estaba trabajando en el libro se sentía cada vez más triste y que cuando lo acabó se pasó semanas jugando a videojuegos con su familia para desconectar.

Sobre el papel de la literatura para denunciar este tipo de violencias, Colson Whitehead sostiene que en Norteamérica hace mucho tiempo que una novela no tiene impacto social realmente.

«Y la mayoría de los legisladores no leen novelas o poesía», ha señalado el escritor que opina que un libro como el suyo es demasiado largo para que lo lea Trump, para quien sería mejor «un libro infantil, por su estilo».

3.7/5 (7 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios