Inicio > Poesía > Crucifixión, de Anna Ajmátova

Crucifixión, de Anna Ajmátova

Crucifixión, de Anna Ajmátova

Fue una de las poetas incluidas en la llamada Edad de plata de la literatura rusa. Hoy recupero unos versos suyos para recordarla. A continuación reproduzco Crucifixión, de Anna Ajmátova.

Crucifixión, de Anna Ajmátova

No llores por mí, madre,
cuando esté en la tumba.

I

Un coro de ángeles glorificó aquella hora,
la bóveda celeste se disolvió en llamas.
“Padre, ¿por qué me has abandonado?
Madre, te lo ruego, no llores por mí…”

II

María Magdalena se dio un golpe de pecho y sollozó.
Su discípulo amado se quedó inmóvil, con el gesto
petrificado.
Su madre permaneció aparte. Nadie miró dentro
de sus ojos secretos. Ninguno se atrevió.

4.8/5 (11 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)