Inicio > Blogs > Proyecto Itinera: En busca de los clásicos > Proyecto ITINERA (IX): De Roma a Myrtia, la ciudad eterna en la literatura murciana del siglo XXI

Proyecto ITINERA (IX): De Roma a Myrtia, la ciudad eterna en la literatura murciana del siglo XXI

Proyecto ITINERA (IX): De Roma a Myrtia, la ciudad eterna en la literatura murciana del siglo XXI

El Proyecto ITINERA nace de la colaboración entre la Asociación Murciana de Profesores de Latín y Griego (AMUPROLAG) y la delegación murciana de la Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC). Su intención es establecer sinergias entre varios profesionales, dignificar y divulgar los estudios grecolatinos y la cultura clásica. A tal fin ofrece talleres prácticos, conferencias, representaciones teatrales, pasacalles mitológicos, recreaciones históricas y artículos en prensa, con la intención de concienciar a nuestro entorno de la pervivencia del mundo clásico en diferentes campos de la sociedad actual. Su objetivo secundario es acercar esta experiencia a las instituciones o medios que lo soliciten, con el convencimiento de que Grecia y Roma, así como su legado, aún tienen mucho que aportar a la sociedad actual. 

Zenda cree que es de interés darlo a conocer a sus lectores y amigos, con la publicación de algunos de sus trabajos.

El mar, o la mar (thalassa), es el origen, la matriz de toda vida terrestre (Thalassa, de donde obtenemos palabras como talasoterapia, «curación a través del mar»). Los griegos eran conocedores de ello y serán numerosas las alusiones de Grecia al mar. Asimismo, Grecia es un pueblo marinero, que se desarrollará y dará base a la Cultura Occidental gracias al mar.

El nombre de la ciudad de Murcia encierra en su etimología referencias a la diosa Venus romana, a la que se identificó con la griega Afrodita. De entre los elementos vegetales de la Naturaleza, además de las rosas, a la diosa del amor le fue consagrado el mirto: de ahí su epíteto de Venus Myrthia, que, en transcripción fonética al castellano, deriva en Murcia. Allá, en la ciudad de las siete colinas, el valle que se encuentra entre el Aventino y el Palatino sigue recibiendo hoy día el nombre de Murcia.

Myrtia es, por cierto, el nombre de la revista científica del Departamento de Filología Clásica de la Universidad de Murcia, que nació hace más de tres décadas gracias al tesón de la profesora Francisca Moya del Baño, la primera mujer Catedrática de la Universidad de Murcia y piedra angular del Departamento, que surgió porque ella creyó en ese proyecto y se empeñó en él, y porque otros sumaron sus esfuerzos para hacerlo realidad.

"El nombre de la ciudad de Murcia encierra en su etimología referencias a la diosa Venus romana, a la que se identificó con la griega Afrodita"

La Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC) en Murcia, junto a la Asociación Murciana de Profesores de Latín y Griego (AMUPROLAG) aúnan sus esfuerzos en la consecución de mejoras para la situación de los estudios de Filología Clásica y de sus docentes dentro del sistema educativo del Estado español. El reciente reconocimiento a nivel nacional a estos últimos con la concesión del Premio a la Difusión y Promoción de los Estudios Clásicos es prueba evidente de que van por buen camino, y muchos somos los que nos congratulamos y los que, porque creemos en ello, formamos parte de ambas asociaciones.

La Literatura se configura en un flujo constante en el que convergen, formando un único caudal, influencias antiguas con tendencias modernas, que dan lugar a una imbricada red de referencias, de intertextos en los que se hacen evidentes las huellas de nuestros orígenes a manera de palimpsesto.

Con motivo de sus fiestas patronales, se celebró en la Facultad de Letras de la Universidad de Murcia la V Edición del Encuentro Literario «Pasado Continuo». En las ediciones precedentes se han dado cita escritores (en su mayoría poetas) murcianos o afincados en Murcia que han leído escritos suyos, en muchos casos inéditos, sobre la presencia de la Antigüedad grecolatina en su obra: Ana María Alcaraz Roca, Idoia Arbillaga, Álvaro Bellido, Irelfaustina Bermejo, Alberto Caride, Vicente Cervera, Adalberto Cifuentes, Santiago Delgado, José Daniel Espejo,  Juan de Dios García, Purificación Gil, Andrea Giménez, Mariángeles Ibernón, Noelia Illán, Milagros López, Isabel A. Martínez Miralles, Sebastián Mondéjar, Diana de Paco, Ángel Paniagua, Soren Peñalver, José Alfonso Pérez Martínez, Basilio Pujante, Joaquín Piqueras, Francisco Sánchez Bautista, Mariano Sanz, Aurora Saura, Ana Soto, Héctor Tarancón, Juan Tomás Frutos, Teresa Vicente…

"La Literatura se configura en un flujo constante en el que convergen, formando un único caudal, influencias antiguas con tendencias modernas"

Pero son muchos más los grandísimos escritores que tienen presente a la antigua Roma en sus escritos y le rinden homenaje haciéndola emerger, esplendorosa, soberbia, a pesar de sus ruinas, conscientes de su grandeza y del halo de eternidad que la circunda: es el caso de José María Álvarez, María Teresa Cervantes, Ramón Gaya, Dionisia García, Pedro García Montalvo o Eloy Sánchez Rosillo, entre otros.

Como colofón a estas palabras, recojo unos preciosos versos de Antonio Colinas del Canto X de Noche más allá de la noche (evito así el agravio comparativo que supondría escoger de entre los muchos escritores de la tierra de los que más arriba he indicado sólo algunos nombres):

Mientras Virgilio muere en Bríndisi no sabe
que en el norte de Hispania alguien manda grabar
en piedra un verso suyo esperando a la muerte.
Éste es un legionario que, en un alba nevada.
ve alzarse un sol de hierro entre los encinares…

Un poema sublime al que pone fin, a manera de última voluntad, una instrucción precisa referida al epitafio del ficticio legionario. El nombre de uno de los más grandes vates de la antigua Roma sirve así para poner el broche a esta humilde colaboración:

Grabad sobre mi tumba un verso de Virgilio.

4.9/5 (7 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)