Inicio > Libros > Diez libros sobre libros (X)

Diez libros sobre libros (X)

Diez libros sobre libros (X)

Lecturas inevitables si usted es bibliófilo, bibliómano, bibliópata y/o un enfermo del libro

Cuatro años y diez meses han transcurrido desde que me lancé a recopilar libros sobre libros. Como saben los lectores veteranos, las seis primeras entregas aparecieron en mi blog ¡A los libros! Y las cuatro últimas, aunque confío que sean muchas más, en Zenda. A razón de dos por año. En esta décima entrega se han quedado fuera nueve libros que también me atraían bastante. Me he sentido como Joseph Mengele en Auschwitz mientras los elegía, tú entras, tú sales, tú vives, tú mueres. No me había visto antes en esta tesitura de tener tantas opciones para escoger, lo que demuestra el interés actual de las editoriales y del público hacia este tipo de publicaciones.

Creo con sinceridad que puse de moda este tipo de libros que tiene como eje el fervor hacia el libro y su mundo. Hace cinco años no se les prestaba excesiva atención en los periódicos y revistas en papel. Tampoco en los medios digitales. Conforme escribía nuevas entregas, todas con una repercusión brutal de lectores, fue notorio el interés que suscitaban. En una época de segmentaciones como la nuestra, la industria editorial descubrió un filón. La ansiedad por buscar un pequeño rincón en el mercado se convirtió, en este caso, en un nicho cálido y acogedor. Y real. Como advertía Victor Hugo, “la luz, la verdadera luz, sale de los libros auténticos, iluminando el camino de la felicidad”. 

La escritura no es una profesión en la que uno va escalando posiciones, como tantas veces se ve lamentablemente a nuestro alrededor, sino una forma de vivir, una esencia que te acompaña siempre. De manera que prosigo con la misma ilusión de hace cinco años para intentar mantener el asombro de los lectores, pues quisiera encontrarme al otro lado con bibliófilos, bibliómanos, bibliópatas y/o “enfermos del libro” activos que se estremezcan con la lectura de estos volúmenes. Aunque no puedo tener la certeza de que sea así, claro.

Seguimos.

LIBROS SOBRE LIBROS I · LIBROS SOBRE LIBROS II · LIBROS SOBRE LIBROS III · LIBROS SOBRE LIBROS IV · LIBROS SOBRE LIBROS V · LIBROS SOBRE LIBROS VI · LIBROS SOBRE LIBROS VII · LIBROS SOBRE LIBROS VIII LIBROS SOBRE LIBROS IX

*******************************

Los primeros editores, de Alessandro Marzo Magno, con traducción de Marilena de Chiara. Un recorrido histórico (y muy ameno) sobre los editores venecianos, casi todos emigrantes centroeuropeos, desde sus orígenes en el siglo XV hasta finales del XVIII, e inventores de muchas de las características que conformarían la edición hasta nuestros días. Y tan excelsos, que en la ciudad de los canales se imprimían en esa época la mitad de los libros de Europa. Datos, información y anécdotas a raudales. Pocas veces me había ocurrido antes que un ensayo absorbiera mi atención de tal manera que me pasara horas prendido de él, olvidándome de todo. (Malpaso, 20 €)

La odisea del libro. La transformación digital. Guía para autores, editores, libreros y bibliotecarios, de Antonio Pérez-Adsuar Belso, con prólogo de Javier Celaya y epílogo de Manuel Gil. Una nueva reflexión sobre el futuro del sector editorial y una estupenda guía de consulta de ágil lectura para los profesionales que trabajan en él, que propone una serie de estrategias prácticas para adaptarse al reto digital. Esta visión global, amplia y detallada, ofrece además análisis teóricos y útiles consejos. Esta guía de apenas 180 páginas debe convertirse en una obra de cabecera para todos los integrantes de la industria del libro. (Diëresis, 15 €)

Las bibliotecas imposibles. Edición de Mario Cuenca Sandoval. Esta antología de relatos fantásticos “con libros imposibles o desconcertantes, libros soñados o inviables desde el punto de vista de las leyes de la naturaleza” incluye a José María Merino, Clara Obligado, Lola López Mondéjar, Juan Francisco Ferré, Carmen Velasco, Alberto Chimal, Pablo de Santis, Roberto Valencia, Mercedes Cebrián, Juan Jacinto Muñoz Rengel y Juan Gómez Bárcena. No se arrepentirá el lector que se adentre en sus bien encuadernadas páginas, que son una delicia para el buen gusto literario y estético. (Cuadernos del Vigía, 17 €)

Mujeres bibliófilas en España, de Nieves Baranda. ¿Son compatibles las palabras mujer y bibliofilia? Tras leer este breve ensayo solo me queda decir que sí. Que se acabó de una vez por todas dudar de si ha existido una bibliofilia femenina en España, entre otras razones “porque las condiciones sociales la dificultaron”. La autora investiga quince bibliotecas selectas formadas por mujeres, donde obviamente “no están todas las que fueron (…) porque en España han merecido un tratamiento fragmentario y desigual”. Me he quedado con ganas de más, lo cual es una magnífica señal del valor de este trabajo. (Turpin, 10 €)

Libros peligrosos. Asesinatos y libros raros, de Marco Page, con traducción de Luz María Trejo de Ojeda y prólogo de Antonio González Lejárraga. Reedición de la novela negra Fast company, publicada originariamente en 1937, y firmada por Marco Page, seudónimo del escritor, librero y guionista estadounidense Harry Kurnitz (1921-1968). En España se tradujo por primera vez como El matrimonio Glass actúa en 1959, dentro de la biblioteca Oro de la editorial Molino. Estamos además de enhorabuena porque esta ficción inaugura una colección dedicada a las novelas relacionadas con los libros o con el universo bibliográfico. ¡Maravillosa noticia! (Renacimiento, 17,90 €)

Las artes del libro. Una guía para fabricar y encuadernar libros en casa, de la London Centre for Book Arts, con traducción de Álvaro Marcos. Este colectivo londinense dedicado a las artes del libro y la edición, formado por Simon Goode e Ira Yonemura, ideó esta preciosa guía para que conociéramos cómo es un taller de encuadernación, las herramientas, materiales y equipos necesarios, así como las técnicas clásicas y vanguardistas del arte ligatorio. Como en la mayoría de libros de la colección GGDIY, se explica cada técnica con instrucciones fáciles y detalladas fotografías e ilustraciones. Un libro que cuesta menos de lo que vale. (Gustavo Gili, 24,90 €)

Libro y libertad, de Luciano Canfora, con traducción de Juan Manuel Salmerón Arjona. Otro canto de amor a los libros en el que se glosa sobre la censura, la quema de ejemplares, los volúmenes únicos, raros o soñados, la bibliomanía y el crimen o la lectura como obsesión incontrolable, entre otros muchos temas. Este pequeño ensayo es también una victoria del autor sobre “la docta ignorancia del bibliotecario profesional”. Les invito a que lo lean para entenderlo. Un texto mucho más profundo de lo que da a entender su extensión y una lectura adictiva de principio a fin. Muy recomendable. (Siruela, 12,95 €)

Mientras embalo mi biblioteca. Una elegía y diez digresiones, de Alberto Manguel, con traducción de Eduardo Hojman. Walter Benjamin escribió en 1931 un breve texto sobre la experiencia de desembalar su biblioteca, lo que le permitió reflexionar sobre la relación con sus libros. Ochenta y seis años después, Alberto Manguel cuenta la operación inversa para “reconstruir un templo perdido en algún momento futuro”. Este cruzado de la cultura impresa ha dejado de escribir con este libro sobre lo que lee, para escribir sobre lo que siente. Un trabajo de esos que te escarban dentro y que ha conseguido emocionarme de puro placer. (Alianza, 14 €)

El libro y el editor, de Éric Vigne, con traducción de Sofía Tros de Ilarduya. Me van a permitir que reproduzca dos preguntas interesantísimas de este editor francés. “¿Cuál es la aportación intelectual del editor si se pliega a una selección de autores que no ha hecho él, a una escritura que proviene de mundos en los que el eslogan reductor sustituye a la voz elaborada, a una escritura empobrecida por la pasteurización de cualquier idea elevada, con un calendario que no ha marcado él? ¿En definitiva, a todo lo que es contrario a la lenta construcción de un catálogo en el que prima la visión personal del editor?”. Un libro para releer. (Trama, 22 €)

Un día en el atardecer del mundo, de William Saroyan, con traducción de Stella Mastrangelo. Si en las primeras páginas de Si una noche de invierno un viajero, Italo Calvino describe de manera admirable el ritual que transcurre entre la adquisición de un libro, la llegada a casa y el acto mágico de abrir sus páginas, esta novela del escritor californiano (1908-1981) describe a la perfección el mundo literario neoyorquino de la década de los cincuenta, con escritores en horas bajas, editores olvidadizos y agentes literarios codiciosos. Una novela, por cierto, que abandona en muy pocas ocasiones el diálogo. Otro acierto de la editorial barcelonesa. (Acantilado, 18 €)