Inicio > Libros > Poesía > Donde habita tu rostro, de Juan Pedro Iglesias García

Donde habita tu rostro, de Juan Pedro Iglesias García

Donde habita tu rostro, de Juan Pedro Iglesias García

Como Ulises, Juan Pedro Iglesias García emprende un viaje, a través de las palabras, para dar sentido a las circunstancias que rodean la vida. En Donde habita tu rostro hay poesía y también prosa, que el autor utiliza como herramientas para llegar a su Ítaca.

Iglesias cita a Homero y también a Pessoa —»Leer es soñar de la mano de otro«—, a Whitman y Gil de Biedma, a Calderón y a Onetti, y a Machado y Darío, en un libro donde el tono referencial sirve de guía a los sentimientos que transmiten sus versos. Porque si hay algo omnipresente en esta obra es la defensa de la literatura, de la necesidad de leer y del placer de escribir.

En este poemario —salpicado también de prosa impregnada de lirismo— la naturaleza es uno de los grandes temas, presente en los versos de «Son los árboles», «Sierra de Guadarrama», «Desde el árbol encina» y «El jardín». Su afición a la fotografía se plasma en muchas de las imágenes que crea con los versos, como en «Vuelven» (Por las blancas calles / vuelven de un mar lejano / las pisadas a la fina arena).

También hay en Donde habita tu rostro sitio para un homenaje revertiano, «Alatriste». Para la temática social, «Terraza con vistas» (Tililan en el otro extremo / las luces de la orilla. / Acaso, como si fuera un sueño / despierta desde este lado / la percibida Tánger. / La esperanza y la muerte viajan en patera / cruzando Estrecho). Y una reflexión sobre el paso del tiempo, al que define como «una invención que roba los días«.

Así

Así se va la tarde
coma la sombra
que inclinada cae
ante un sol que muere,
lentamente.
Templado,
entre las luces y las sombras,
cortas y cercanas
de la sierra sin mar.
Y así, acuden a mí esos versos
de infancia y juventud.
Como las olas,
que salpicando besos de sal
arrastran imágenes de montañas antiguas
y horizontes manchados.
Vientos adolescentes
y juegos de la calle.
Así,
entre ruinas.

Cuéntame

Cuéntame con tus ojos
los días en que recuerdas
los felices besos y abrazos.
Los paseos de la mano o agarrados a la cintura
los cafés con leche condensada,
mirando tus manos y tu blusa abierta,
arrojando perfume.

Cuéntame si no es mejor así,
la pasión de la letra en una canción
que entorna tus ojos y muerde tus labios.

Cuéntame que no deseas exhalar el éxtasis de caricias
mientras miras, a lo lejos
cómo un ejército de deseos
llama a las puertas de tus oídos.

Cuéntame y no sucumbas al olvido
que recite el alma del viento los sonidos
para que embriagados de vino
nos amemos eternamente,
en un amor
a sangre y fuego.

Señas de identidad

Piso la arena de mis playas
y veo tendido el niño que fui.
Mirando el cielo de oscuridad, cavilando
en la cuenta caigo,
que en las noches claras
las nuevas y antiguas
se abren ante mí, ciertas bondades.

El niño escribe un poema
y juega en la arena,
aventurero, corsario,
pirata y bajel.

Navega al fondo de la noche,
las estrellas, profundas,
y después, más hondo,
más por encima,
unas escaleras suben al cielo desde el horizonte cercano.
Vuela, me dicen las estrellas.
¡Bendita ilusión!, la realidad del sueño.
Y así, piso la arena de mis playas
y veo tendido el niño que fui.

Miro el mar

Miro el mar,
el eterno mar
que sin descanso me trae
el agua hasta estas hojas blancas.
La palabra húmeda
siempre hacia unos versos
de rizada espuma.
Me sonríe a lo lejos
con sus dientes de burbujas,
y sobre mis pies, unas conchas aguardan
para que las oiga,
eternas en el silencio.
No son sirenas como al peso de Ulises
pues me traen a ti,
tu mirada, tu regreso.
Miro el mar y lo acaricio con los ojos,
ya no lo recuerdo.
¿será un olvido?

De los días y las noches

De trémula piel
al contacto de los mismos
robo al aire
los días y tus noches.
Vuelvo
una y otra vez
como Ulises a tu Ítaca.
Tu palabra.
Arranco el velo
de tus lágrimas
con los besos del aire.
Y de los días y de las noches
viajo de un lugar, para llegar nunca.

—————————————

Autor: Juan Pedro Iglesias García. Título: Donde habita tu rostro. Editorial: Libros.com. Venta: en la web de la editorial

 

4/5 (2 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)