Inicio > Firmas > Textos de autor > El atentado secreto contra Franco que pudo cambiar la historia de España

El atentado secreto contra Franco que pudo cambiar la historia de España

El atentado secreto contra Franco que pudo cambiar la historia de España

La última novela de Alejandro M. Gallo, Franco debe morir (Reino de Cordelia), narra el final de los maquis asturleoneses, con la salida hacia el exilio francés de los últimos guerrilleros socialistas y una operación ordenada por Indalecio Prieto, el atentado fallido contra Franco del que solo dieron testimonios dos medios de comunicación de Nueva York.

Zenda publica un texto escrito por Jesús Egido, editor de la obra, que recoge aquel acontecimiento, ilustrado con las únicas fotos que se conservan.

En la tarde del 28 de julio de 1949 comandos del maquis del noroeste de España dirigido por Manuel Díez Caxigal, atentaron a pocos kilómetros de Bembibre, localidad minera próxima a Ponferrada, contra Francisco Franco. La operación, que pudo cambiar la historia de España, contó con el apoyo de guerrilleros internacionales de la Kominform del Partido Comunista. Aparte de las contusiones que le provocó el corpachón del obispo de Astorga, Jesús Mérida Pérez, que le acompañaba en el coche oficial, el dictador salió ileso. Las ráfagas de los subfusiles y las granadas apenas arañaron el Mercedes 770 Pullman Limousine blindado, regalo de Adolf Hitler que mantenían a punto en las cocheras de El Pardo.

El Régimen de Franco mantuvo celosamente el secreto sobre este atentado, recogido en un par de medios de comunicación de Nueva York, el Milwaukee Sentinel y el periódico España Libre, controlado por exiliados republicanos. Ahora el escritor Alejandro M. Gallo (León, 1962) lo novela en su última obra, Franco debe morir, que narra el exterminio de los últimos guerrilleros comunistas que defendían la democracia con las armas en las montañas asturleonesas.

"El atentado intentaba replicar la “Operación Anthropoid”, que el 27 de mayo de 1942 acabó en Praga con la vida de Reinhard Heydrich, uno de los hombres fuertes de Hitler"

El atentado intentaba replicar la “Operación Anthropoid”, que el 27 de mayo de 1942 acabó en Praga con la vida de Reinhard Heydrich, uno de los hombres fuertes de Hitler. Gallo, premio García Pavón de Novela Policíaca y comisario-jefe de la Policía Local de Gijón, retoma en esta novela la acción de su bestseller Operación Exterminio (2009), que concluía con la matanza en 1948 de veintiocho maquis y la de otros veintidós guerrilleros socialistas asturianos arrojados al Pozo Funeres. En declaraciones al Diario de León, Gallo confiesa que «necesitaba contar lo que ocurrió después»: la evacuación de la guerrilla socialista a Francia desde el puerto de Luanco por orden de Indalecio Prieto, presidente del PSOE en el exilio, el atentado de contra Franco durante su visita a Ponferrada para inaugurar la central térmica de Compostilla y la aniquilación de la partida de guerrilleros de Caxigal.

Mercedes Benz 770

Prieto no dudó en sacar de España a sus guerrilleros acorralados en las montañas de Asturias y León, mientras Santiago Carrillo se desentendía de la suerte de los suyos, inmerso en una de las primeras crisis del comunismo internacional, que se debatía entre el aperturismo iniciado en Yugoslavia por Josip Broz Tito y la férrea disciplina impuesta por Iósif Stalin, respaldada por Carrillo de común acuerdo con Dolores Ibárruri, Pasionaria, y el camarada Antón (Francisco Antón Sanz).

"¿Qué falló? En su opinión, subestimaron el vehículo en el que viajaba Franco. Solamente alcanzaron a algún escolta. Si hubieran dispuesto de dinamita, la cosa habría cambiado"

Con los guerrilleros socialistas refugiados en Francia, los que se quedaron en España solo contaban con una posibilidad: matar o morir. La inauguración de la central térmica de Compostilla, a pocos kilómetros de Ponferrada, les brindó la ocasión para dar un golpe mortal al Régimen franquista. «Son conscientes de que si fracasan solo les quedarán dos opciones: morir en la montaña o hacer las maletas», asegura Gallo, exoficial del Ejército español, que ha reconstruido «con la mayor verosimilitud» unos hechos en los que hay muchas zonas de sombra.

¿Qué falló? En su opinión, «subestimaron el vehículo en el que viajaba Franco. Solamente alcanzaron a algún escolta. Si hubieran dispuesto de dinamita, la cosa habría cambiado. Fue el atentado de la desesperación». Aunque emplearon los mismos subfusiles que el comando checoslovaco que acabó con Heydrich, uno de los principales artífices del Holocausto, en el atentado de Praga lanzaron una mina anticarro de la que los españoles no disponían.

Milwaukee Sentinel

España libre

Gallo asegura que algunos trabajadores de Compostilla conocían el plan para acabar con Franco, e incluso aportaron información para llevarlo a cabo, como por ejemplo la hora a la que iba a llegar la comitiva. El No-Do filmó el acto, aunque no se han logrado recuperar aquellas imágenes. Sí quedan fotos en las que Franco, vestido con el uniforme de la Falange —pantalón y guerrera blancos— supervisa el funcionamiento de la central térmica.

"Según declaró poco antes de morir Francisco Martínez Quico, el último superviviente de la partida de Girón, nunca se atrevieron a sumarse al atentado"

En un principio, tal y como recoge Gallo en la ficción, se pretendió que el comando asturiano de Caxigal contara con el apoyo del que comandaba Manuel Girón entre las montañas del Bierzo y La Cabrera, tal y como aparece en Franco debe morir. Sin embargo, la debilidad del grupo leonés, reducido al mínimo tras la salida de los guerrilleros socialistas, truncó aquella posibilidad. Según declaró poco antes de morir Francisco Martínez Quico, el último superviviente de la partida de Girón, nunca se atrevieron a sumarse al atentado, concentrados en sobrevivir a la presión de la Guardia Civil, que peinaba los montes en su búsqueda.

Cuatro años después de ganar el Premio Letras del Mediterráneo con La muerte abrió la leyenda (2016), Alejandro M. Gallo rompe el silencio narrativo con esta nueva incursión en un género propio, donde mezcla la novela policial con la histórica e introduce el componente épico en la tragedia de los perdedores de la Guerra Civil, los mismos que protagonizaban Morir bajo dos banderas (2012), con la que quedó finalista del Premio de la Crítica de Castilla y León.

—————————————

Autor: Alejandro M. Gallo. Título: Franco debe morir. Editorial: Reino de Cordelia. Venta: Todostuslibros y Amazon

4.7/5 (20 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)