Inicio > Poesía > El silencio del desguace, poemas de José Ángel Marín

El silencio del desguace, poemas de José Ángel Marín

El silencio del desguace, poemas de José Ángel Marín

En El silencio del desguace el autor profundiza, depura y acentúa su perfil personal, un tanto excéntrico y poco convencional, en un poemario que columbra las experiencias del poeta y su visión ralentizada de lo fugaz. Zenda reproduce 5 poemas de José Ángel Marín Gámez incluidos en este libro.  

La lonja

No hay cosa más grata
que pasear en enero,
cuando la estrofa
es tu única estufa.

Tiro así de bufanda
y de paraguas
e intimo con la tarde
anaranjada y cárdena.

Salgo cuando la gente reposa,
cuando solo tararea la lluvia
y recibo el abrazo
de ese frío que corta.
Entonces atiendo
a la dignidad de los árboles
que velan infalibles
en la lonja.

Olas

Baten la costa olas fluctuantes,
nativas de una pradera acuática
vertebrada de espumas.

Oigo su secular lamento,
su canción ronca,
y rindo a ellas mis sentidos.

Son olas de trama oculta
y clamor a sal
que entonan su balada
concienzuda,
su ofrenda nupcial
de conchas y perlas
molturadas por sirenas.

Olas desgreñadas sobre la arena
con su halo de terca blancura.
Olas amotinadas en las rocas,
olas que arponean el litoral,
que suplican, que anhelan
estar solas.

Pandemia
Calles vacías,
calles que callan,
calles que inquietan.

El virus se desplaza
en partida de caza,
y baila la burla
de los cuervos.

Otro cambio que no muda nada,
otra cita ignota con las sombras,
otra luna rota en el interior de uno mismo.

Todo cuanto estaba previsto
llegó a la criba.

Se detiene el mundo y nos mira,
como quien atiende
a una liendre
que brega en la solapa.

Persépolis

En las anchuras de la historia,
a cien imperios de distancia
agoniza la belleza
de una dinastía remota.

En latitudes seculares
y rota de hermosura
se desmadeja una doncella caliza,
trémula,
traspasada de lascivias,
arrollada por los asaltos
de un escuadrón de furiosos faunos.

Ruinas feroces cinceladas
tras ceremonia aqueménida,
de quien fue apeada a la fuerza
de la memoria.

Bajo los astros
anochece en Persépolis
entre pórticos, columnas y tumbas.

Ternura

No hay ternura lejos de tus ojos,
ni mundo perfecto en el exilio
de tu mirada.
No hay reposo
fuera de los espejos
de tus pupilas.

—————————————

Autor: José Ángel Marín. Título: El silencio del desguace. Editorial: Carena. Venta: Todostuslibros y Amazon

3/5 (8 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios