Inicio > Libros > No ficción > En la Edad Media también se lavaban

En la Edad Media también se lavaban

En la Edad Media también se lavaban

Pocos libros de historia encontraréis en las librerías más necesarios que este. El olor de la Edad Media, de Javier Traité y Consuelo Sanz de Bremond es la obra de divulgación más destacada hasta la fecha para combatir la concepción errónea que la cultura popular tiene acerca de la Edad Media como el período más guarro de la historia.

Si la divulgación histórica tiene como principal objetivo difundir entre el público el conocimiento riguroso del pasado, en muy pocas casas no sería de gran utilidad este título. Partimos del carácter peyorativo que tiene el propio nombre de “Edad Media” como ese espacio de tiempo perdido, sin valor, que hubo entre la caída del Imperio Romano y el Renacimiento. Desde el siglo XV y XVI los intelectuales han criticado estos mil años de historia como una larga decadencia cultural en la que casi todos eran “campesinos ignorantes dominados por la superstición de los curas, que los controlaban como ovejas”. La Ilustración, la revolución científica, las revoluciones sociales de los siglos XVIII y XIX, fueron procesos que siguieron echando pestes sobre la Edad Media. La historia es ideología y siempre está al servicio de alguien. Esa imagen ha llegado hasta nuestros días, afianzada por el cine historicista que activa el filtro mugre cuando graban escenas de ambientación medieval. El problema es que la mentira se sigue repitiendo hoy día en más artículos de divulgación de lo que nos gustaría admitir y recibe miles de likes en hilos y publicaciones en las redes sociales que aseguran que en el medievo iban pisando poco menos que mierda por las calles, podía llover orín desde cualquier ventana y los nobles cagaban por los pasillos de sus castillos y palacios. Patrañas.

"¿Cómo se escribe una historia de la higiene medieval? Consultando fuentes del momento y extrayendo de ellas todo aquello que sirve para hacernos una idea de la realidad cotidiana"

De hecho, en conversación con los autores, me confirmaron lo que yo sospechaba: El olor de la Edad Media es fruto de una calentada de Twitter. Es la respuesta a tantas ideas reduccionistas y erradas que se sueltan con total convencimiento en las redes sociales por parte de cuentas supuestamente comprometidas con la divulgación. Por ello Javier Traité comentó que han querido pasar la apisonadora. “No estamos defendiendo que la Edad Media oliera a lejía, defendemos que había problemas de higiene, como tenemos hoy, pero eran conscientes de ellos y hacían por limpiar y solucionarlos”. Una calentada que les ha llevado a cuatro años de trabajo y mil páginas para explicar la higiene de mil años de historia.

"El gran reto de la divulgación histórica es que acabemos viendo películas de corte medieval llenas de colores y gente aseada. Este libro es un machete para la maraña que cubre ese camino"

¿Cómo se escribe una historia de la higiene medieval? Consultando fuentes del momento y extrayendo de ellas todo aquello que sirve para hacernos una idea de la realidad cotidiana. De esta forma el libro ajusta el zoom al servicio de la narración, con saltos de la microhistoria a la macrohistoria que te lavan años de bulos medievales con cada capítulo. El método se puede resumir fácilmente con las citas que acompañan cada enunciado del libro. En el siglo XIII, Bartolomeo de Edesa escribió: “¡Ay! ¡Cuántas inutilidades y tonterías, pues es más preocupante lavarse y purgarse por fuera que ir lleno de vino por dentro!”. Pedro Alfonso de Huesca en el siglo XII ya advertía que “cuando te hayas lavado las manos para comer, nada toques sino la comida […]. Lávate las manos después de comer, porque es cortés y saludable; pues por eso enferman los ojos de muchos, porque se los frotan después de comer con las manos no lavadas”.

El gran reto de la divulgación histórica es que acabemos viendo películas de corte medieval llenas de colores y gente aseada. Este libro es un machete para la maraña que cubre ese camino. No olvidemos que con la pandemia del Covid-19 nos tuvieron que enseñar a lavarnos bien las manos y que “ninguna civilización puede levantarse entre la hez”.

—————————————

Autores: Javier Traité y Consuelo Sanz de Bremond. Título: El olor de la Edad Media. Editorial: Ático de los Libros. Venta: Todos tus libros.

4.7/5 (17 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios