Inicio > Actualidad > Noticias > Francesc Miralles: «Hay quien se toma Joker al pie de la letra, como ocurrió con La naranja mecánica»

Francesc Miralles: «Hay quien se toma Joker al pie de la letra, como ocurrió con La naranja mecánica»

Francesc Miralles: «Hay quien se toma Joker al pie de la letra, como ocurrió con La naranja mecánica»

El escritor, periodista y ensayista Francesc Miralles (Barcelona, 1968), acaba de editar su última novela, Sakura Love, una obra que se distancia de sus best sellers de superación personal y que fija la mirada en las nuevas generaciones, de las que dice que han perdido «el espíritu juvenil revolucionario que había existido en la época de los hippies o en la época del punk».

En una entrevista con Efe antes de presentar Sakura Love en Córdoba, el escritor, traducido a más de 50 idiomas, ha reflexionado sobre por qué sigue fijando su narrativa en novelas para públicos juveniles e infantiles.

«Me siento muy cercano a esa edad, porque una persona en su adolescencia tiene aún toda la vida llena de posibilidades. Mientras que hay personas que a los 50 o a los 40, o más tarde, sienten que ya tienen muy pocas opciones vitales», señala el autor, que lamenta que «cada vez hay más ‘viejóvenes’ de 30 años sin el entusiasmo propio de su edad, de la persona que quiere cambiar el mundo».

Se ha referido a las manifestaciones juveniles de Cataluña, Chile o Hong Kong como «oleadas» que pueden ser «producto del aburrimiento vital» y que, además, relaciona con el éxito de la película Joker.

«Esta película, que es una obra de arte, es una reflexión sobre la sociedad actual. Y hay quien se lo toma al pie de la letra», cavila Miralles, que recuerda que este tipo de fenómenos ya se han dado con anterioridad, como ocurrió con ‘La naranja mecánica’ en Inglaterra.

El joven protagonista de su última novela, sin embargo, no se busca a sí mismo en las calles atestadas de jóvenes, sino en un viaje por Japón —una de las constantes habituales del autor— que hace en sustitución de una amiga fallecida, y que le sirve, a su vez, para conocer y enamorarse de una excéntrica joven.

Un argumento ‘murakamiano’ para un escritor que ha recurrido a lo largo de su carrera a la filosofía oriental en su faceta como narrador o como ensayista, y que, en cualquier caso, en este libro prefiere solapar en importancia por debajo de la experiencia vital que supone el hecho de viajar.

«Los viajes, sobre todo cuando es el primero, siempre tienen algo de iniciático. De viaje exterior que a la vez es viaje interior», detalla el escritor, que añade que, en el caso de Sakura Love el protagonista está «totalmente desconectado por voluntad propia», lejos del modelo de viaje que impera entre la juventud estos días, que consiste en «estar todo el rato en Whatsapp o en Facebook o retransmitiendo lo que estás haciendo».

Para Miralles, «la esencia del viaje es olvidarte de lo que es tu mundo para volver con una visión diferente», frente a unos tiempos en los que «parece ser que estar interconectado a todas horas es una necesidad vital».

Así que, frente a los móviles, las pantallas y la simulación de la realidad de las redes sociales, este escritor sigue prefiriendo el papel, ya sea como ensayista, como periodista o como narrador.

«Para mí escribir una novela es una trabajo de imaginación, de transportar al lector a una realidad paralela, aunque esté dentro de ésta. Y también hay un componente de evasión, de salir de tu realidad, para ver otro mundo. Eso es relajante para el lector, porque lleva también a la reflexión», señala Miralles, que en este libro, además, se ha permitido la licencia de crear un personaje a partir de un amigo, el periodista cordobés Gabriel Núñez.

2.3/5 (3 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)