Inicio > Actualidad > Concursos > Ganador y finalistas del concurso de poesía #poemasdeotoño

Ganador y finalistas del concurso de poesía #poemasdeotoño

Ganador y finalistas del concurso de poesía #poemasdeotoño

El ganador del concurso de poesía #poemasdeotoño, organizado por Zenda y patrocinado por Iberdrola, es Sebastián Martínez Vanegas, premiado con 1.000 euros. Los dos finalistas del certamen, en el que han participado más de cuatro mil poemas, son Andrea Cernuda Pulido y Antonio Rascón, que recibirán por su parte 500 euros cada uno. El jurado ha valorado la calidad literaria y la originalidad de los textos presentados.

El jurado ha estado formado por Ana Merino, Juan Gómez-Jurado, Espido Freire, Raquel Lanseros y Miguel Munárriz.

A continuación reproducimos los tres poemas premiados. En este enlace puedes consultar las bases del premio. Gracias a todos por participar.

GANADOR

Sebastián Martínez Vanegas

desplazado

donde nací
este cambio no existe

allá se nos cae el techo por costumbre
no por temporadas

quiero decir que el calor persiste
como un ojo vigilante

el calor nos encarcela en el sudor

me fui de casa y ahora acá el mundo se descorre

cosas
caen
se oxidan se desplazan

quiero decir que mis ojos
persisten

ante lo que tengo al frente—quiero decir ante lo que tenía
al frente

pero el viento jala tanto
que el cuerpo ya no alcanza

FINALISTAS

Andrea Cernuda Pulido

El ángulo

Es la forma de la luz, no otra cosa.
El mismo ángulo sobre un vértice
que camina
como corrían entonces
unas piernas diminutas
envueltas en hojas de terciopelo
por la huerta de atrás.
Es una tregua cálida en la cara que le indica
a uno a dónde pertenece.

Aquí,
donde duermen los acebos todavía,
era la forma de la luz y no otra cosa
aquello que se imprimía en la piel,
que colonizaba una carne en desarrollo y
que vuelve ahora
a latir con fuerza,
que vuelve hoy
que regresamos a este monte envejecido.

Antonio Rascón

PostMortem

El oro de los cisnes rebuzna en un tablero.
El aire de sus alas compagina el hojaldré de piedras y musgo.

El arco fue la Lira.
La flecha una nota.

La manzana levita en el cielo.
——————————————
Un gusano muerde el arcoíris.

¿Dónde es el recuerdo del oro y su fuego?

Una rosa sin memoria, sin carne.
Un fantasma en la noche de un banquete.

2.7/5 (53 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest

14 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Jorge
Jorge
2 meses hace

La poesía, como el amor, es una de las pocas formas de aproximarse a la verdad. El poeta busca, mediante la palabra, desnudar la sustancia escondida tras LA COSA, y que, a veces, no es sino otra palabra que se pega a ella como el légamo.

Cuando usamos términos artificiosos para crear una imagen poética embarramos aún más LA COSA, la significamos con lo que no es, y convertimos esa imagen en algo que es sólo entendible a través del tamiz de la cultura: de la domesticación.

LA COSA es silvestre, inequívoca, paleolítica. Se puede embalsamar con ornatos, oropeles, con cieno y con miedos —sobre todo con miedos—: la mona vestida de seda.

Las imágenes retorcidas —incomprensibles— son el fracaso de un poeta: un amante religiosamente formado, medroso y pacato, soplando un quinqué, cubriendo con la mortaja pesada y oscura de la cultura un cuerpo caliente, desnudo, luminoso y todavía vivo de mujer como si fuera un sepulturero.

Última edición 2 meses hace por JorgeRico
Pepe
Pepe
2 meses hace
Responder a  Jorge

Totalmente de acuerdo y diría más:
LA COSA SE CONVIERTE EN ESPERPENTO

Sofía
Sofía
2 meses hace

¡Enhorabuena a lxs ganadorxs! Y gracias a zenda por haber llevado a cabo este concurso. ¡Que tengáis un lindo viernes!

Olli
Olli
2 meses hace

Enhorabuena a los ganadore del concurso «poemas de otoño» aunque personalmente no me entusiasman los poemas seleccionados.
Parece que la sencillez no se valora y que un poema cuanto más complicado y en sentido figurado mejor.
Por otra parte en las bases del concurso no quedaba muy claro si el otoño tenía que intuirse en el trasfondo del poema o ser evidente la referencia al mismo.
Muchas gracias a los organizadores por promover concursos litrarios que siempre otorgan un aliciente y un reconocimiento -sin duda muy gratificante- a los autores premiados.

Miguel Ángel
Miguel Ángel
2 meses hace

Habrá que felicitar a los ganadores. Pero… ¿Es esto poesía? Si lo es mi mundo es otro. Pueden razonarlo como gusten pero no, los que seleccionarán… poco capacitados están.
Don Arturo si esto es lo pretendian, lo han conseguido.

Jessy Barnert Baier
Jessy Barnert Baier
2 meses hace
Responder a  Miguel Ángel

Creo que en la poesía, todo puede ser.. yo también participé en esta convocatoria y creo que mi poema es buenísimo aunque no haya sido seleccionado.

Adelina Rincón
2 meses hace

Enhorabuena a los tres. Me ha gustado mucho vuestro otoño.

Rodrigo Camacho
2 meses hace

Agradable iniciativa por parte de Zenda.

Enhorabuena a los ganadores, personalmente me ha agradado la de Andrea, no tanto la de Sebastián, pues por muy poesía que fuese, lo primero que debería pretenderse al escribir, es respetar las reglas y normas gramaticales y ortográficas, pero bueno ahí está.
Saludos desde La Paz – Bolivia

Zara
Zara
2 meses hace

De vergüenza los poemas, palabras que no dicen nada en un concurso que lo dice todo…

Susana
Susana
2 meses hace

Enhorabuena!!! Pedazo de nivel.

Andrea
1 mes hace

De Andrea: felicidades a los ganadores. Bonito arte. Gracias.

Paula
Paula
1 mes hace

Alucino con el aluvión de críticas (no muy constructivas que digamos) en relación a la calidad literaria de los finalistas y premiados. Me sorprende que la mayoría de estas críticas tengan que ver con la forma de los poemas, sobre todo teniendo en cuenta que el 99% de dichas críticas (algunas durísimas), contienen innumerables faltas de ortografía y puntuación. Me resulta paradójico que algo que se considera tan importante, brille por su ausencia y al mismo tiempo se utilice como argumento para descalificar una obra. Seguramente muchos de los autores seleccionados y premiados han prescindido del seguimiento de esas normas ortográficas y de puntuación, que parece son sagradas, de forma voluntaria y con el fin de lograr el efecto que hayan considerado oportuno. Los argumentos, además de remitirse a la forma (ortografía, sintaxis, ritmo…), se refieren también al contenido, y…, también alucino. ¿Por qué? Porque me parece injusto que la puñetera forma de un poema, por no responder a unos preceptos academicistas decimonónicos, se cargue la posibilidad de que quien lo lea pueda sentir cómo late en su fondo el espíritu de alguien que ha tenido la puñetera valentía de escribirlo de una manera que no podría ser otra diferente a la que es. Para mí eso es poesía. Y alucino también con los indultos; es decir, “aunque os he puesto a parir y acabo de decir que lo que habéis escrito es una mierda, que sepáis que enhorabuena”. No sé si es mal perder o rigidez, ni qué me preocupa más, pero, en resumen, alucino.

Miguel
Miguel
24 ddís hace
Responder a  Paula

Lo que más me duele Paula es gente como tú, o sea anuncian esto como un concurso de poesías, miles de personas se lían a rimar como locos y con ilusión y ganan y quedan de finalistas gente que ha escrito prosa poética que no poesía que no es lo mismo. Este concurso es un timo que es lo que no entiendes. Ni se ha tratado de un concurso de poesía ni nada que se le parezca ¿comprendes?

Miguel
Miguel
24 ddís hace

¿Un concurso de poesías sobre el otoño de qué? Hombre, lo que no se puede hacer es jugar con la ilusión de las personas y de los poetas. Esto no es un concurso de poesía cuando se está viendo claramente que los finalistas y el ganador carecen de rima, en todo caso es un concurso de prosa poética que no es lo mismo. Un saludo a todos los poetas que os habéis dejado los cuernos rimando para que se lleven los premios prosistas. Hombre, así cualquiera, mucho más fácil es hacer prosa poética que poesía… lo dicho un timo en mayúsculas porque esto ni ha sido un concurso de poesía ni nada parecido. Zenda si fuera la primera vez que decís que es un concurso de poesía y los finalistas y ganador son prosa poética…en fin, qué manera de jugar con la ilusión de las personas. Lo dicho ni concurso de poesía ni nada que se le parezca.