Inicio > Firmas > Ayer fue miércoles toda la mañana > La fascinante aventura visual de Daniel Mordzinski (V)

La fascinante aventura visual de Daniel Mordzinski (V)

La fascinante aventura visual de Daniel Mordzinski (V)

“El artífice de esta aventura”, escribe Caballero Bonald refiriéndose a Daniel Mordzinski, “es, antes que un fotógrafo al uso, una especie de fotógrafo ambulante que va descubriendo rastros perdidos de la naturaleza, fragmentos inéditos de la vida. Sabe dónde encontrar la marca oculta de esas informaciones medio olvidadas en los devanes de la memoria y, sobre todo, conoce que su función no es la de fijar el aspecto exterior de una realidad sino la de ahondar en la raíz secreta de esa realidad”.

Marsella. Francia

Desde Marsella a París, y por una casualidad geográfica, «viaja» en 1792 el himno nacional de Francia. Tchaikovski incluyó los compases del himno francés en la Obertura 1812, Op. 49 para conmemorar la resistencia rusa en 1812 frente al avance de Napoleón. Ciudad mediterránea, en Marsella se mezclan los aromas provenzales y la urbe cosmopolita, como aluvión portuario del magreb en los años 50. Para Albert Camus, que llegó de Argel y vivió un tiempo cerca de la capital, la luz de sus recuerdos, que contó en El revés y el derecho, permaneció incandescente durante toda su vida: «El sol que reinó sobre mi infancia me privó de todo resentimiento».