Inicio > Libros > Narrativa > La Ilustración ilumina la sanidad

La Ilustración ilumina la sanidad

La Ilustración ilumina la sanidad

Al cerrar el libro me quedé largo rato reflexionando sobre la profundidad de la nueva obra de Luis Zueco (Borja, Zaragoza, 1979), titulada El cirujano de almas, libro que encierra dos conceptos. El primero, un análisis filosófico de lo que significó, a principios del siglo XIX, el desarrollo de la medicina y de la cirugía, y el segundo, cómo la curiosidad es fundamental en los avances científicos.

A lo largo de la novela existen varias tramas diferentes, todas entretenidas, todas misteriosas, todas narran la historia y la desarrollan de un modo sorprendente. Una de ellas contiene un enigma que oculta un inaudito estigma con el que un familiar directo del protagonista le marca, y con el que deberá convivir, pese a no ser responsable. Para compensar esa lacra heredará la perspicacia e inteligencia habitual en su familia.

"Bruno, con el tiempo, descubre que no puede comprenderlo todo, por lo que aprende a ceñirse a entender lo imprescindible"

La novela es un canto a la confianza, al deber, a la esperanza, al amor que moverá montañas y que ayudará al protagonista a demostrar de manera implícita el método científico. Para conseguirlo, busca el conocimiento mediante la observación y el razonamiento riguroso de los hechos, con el objetivo de hallar los principios y leyes generales que confieren a los postulados validez universal. A medida que se avanza en el libro, el lector conocerá de qué manera los científicos, para hacer avanzar la medicina, debieron debatir y aclarar conceptos éticos y filosóficos que constreñían la ciencia de Hipócrates. Hombres decididos que, gracias a su afán de curiosidad, fueron capaces de desarrollar, a lo largo de los siglos, la ciencia médica.

En el prefacio dice el autor: “Para mí, toda novela histórica debe serlo de aventuras, pues la historia es la mayor de ellas”. Basándose en esta afirmación, Luis Zueco construye una novela en la que la aventura está presente de la mano del protagonista (de ficción), Bruno Urdaneta, personaje al que su inquietud, pasión, vocación y curiosidad le obligan a observar y preguntar por todo lo que ve y desconoce. Sabe que alguien sin respuestas no encontrará nunca lo que busca en la vida. Bruno, con el tiempo, descubre que no puede comprenderlo todo, por lo que aprende a ceñirse a entender lo imprescindible.

"Los cirujanos dejaron de ser barberos, y para curar a sus pacientes tuvieron que empezar a formarse e instruirse"

El cirujano de almas es una novela histórica, no solo por el contexto en que se desarrolla y los hechos que cuenta. Hay varios personajes históricos en el libro que son desconocidos y que gracias al trabajo de Luis Zueco salen a la luz como protagonistas de la evolución de la medicina y la sanidad en España. La novela se desarrolla en tiempos revolucionarios. Bruno Urdaneta vivirá con pasión la vida de su tiempo y participará en hechos destacados antes y durante la guerra de la Independencia. En los diálogos de la novela subyacen las ideas enciclopedistas y de la Ilustración, época de la razón que ilumina la sociedad; en este caso concreto a la sanidad.

En el siglo XVI, con las teorías de Vesalio, reconocido como el mejor médico de la Historia, la medicina dio un gran salto con respecto a las teorías enumeradas por Galeno. Este salto se queda pequeño en comparación con el que se da, en España, con la creación de los colegios de cirugía de Madrid, Cádiz y Barcelona. Los cirujanos dejaron de ser barberos, y para curar a sus pacientes tuvieron que  empezar a formarse e instruirse.

"Resultan interesantes los capítulos que describen, por parte de otros cirujanos, la búsqueda para saber dónde se encuentra alojada el alma"

Luis Zueco rinde homenaje al médico moderno, contando de qué manera médicos, cirujanos y boticarios, colocan la primera piedra para fundar la sanidad. Los médicos y cirujanos son conscientes, por primera vez, de que los pacientes buscan en ellos la esperanza de curar su cuerpo. De igual manera, en tanto humanos que son, asumen que se pueden equivocar. Estos personajes hablan e intercambian opiniones profesionales, llegando poco a poco a introducir las bases de algunos de los que, hoy en día, son fundamentos médicos, pero que en aquel entonces, fueron ocurrencias revolucionarias, no siempre bien recibidas. Uno de los objetivos fundamentales del protagonista es conseguir que los pacientes dejen de sufrir dolor, y para ello busca con denuedo respuestas a sus preguntas para conseguir alguna sustancia que evite el sufrimiento a los pacientes.

Necesidades sociales y personales empujan a Bruno a participar en nuevas especialidades médicas, como “el arte de partear” y reconocer las enfermedades de la mujer para diagnosticar y tratar sus enfermedades. Resultan interesantes los capítulos que describen, por parte de otros cirujanos, la búsqueda para saber dónde se encuentra alojada el alma.

El cirujano de almas sigue la estela de las anteriores novelas de Luis Zueco; al lector le corresponde ahora calificar este libro que narra un episodio desconocido de la evolución de la medicina en España.

—————————————

Autor: Luis Zueco. Título: El cirujano de almas. Editorial: Ediciones B. Venta: Todos tus libros, Amazon, Fnac y Casa del Libro.

5/5 (15 Puntuaciones. Valora este artículo, por favor)
Notificar por email
Notificar de
guest
5 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
Juan Antonio Rodríguez
Juan Antonio Rodríguez
1 mes hace

No sin vergüenza debo reconocer que aún no he tenido ocasión de leer ningún libro de Zueco. Con este artículo me queda claro por cuál voy a empezar. Venga, está bien… ¡A por él, tiene muy buena pinta! Gracias, Ramón, una vez más…

Ramon Villa
Ramon Villa
1 mes hace

Gracias, Juan.

Angy del Toro
1 mes hace

La estoy leyendo y esta reseña se me hace muy útil. Luis Zueco se esmera en darnos un excelente paseo por la historia de la medicina y Ramón Villa nos acompaña. Gracias a Zenda por brillantes observaciones sobre la temática.

Ramon Villa
Ramon Villa
1 mes hace
Responder a  Angy del Toro

Gracias, Angy

Sandra Aza
Sandra Aza
1 mes hace

Aunque lo acabo de terminar y es magnífico, leyendo esta reseña ganas me dan de volverlo a leer. Gracias, Ramón. Nunca defraudas.